miércoles, 26 de abril de 2017

Vértigo

La sombra de la plaga se cierne sobre el reino. La plaga de la corrupción que, como el ángel exterminador, visita las casas y se lleva al primogénito. Y al siguiente y a toda la progenie y a la servidumbre.

El juez ha mandado a prisión incondicional a Jordi Pujol Jr. con ánimo de evitar que siga en actividades delictivas. Lady Aguirre ha dimitido in lacrimando y trata de convertir su dimisión en un cortafuego por lo que pueda pasar, que pasará. El hermano de Ignacio González, Nacho para el ministro de Justicia, dice que no piensan comerse solos el marrón. Verdad que esto lo dicen o insinúan todos. Bárcenas también empezó así y ahora parece resignado a devorarlo por entero a cambio de que su mujer quede exonerada. Caballerosidad obliga, sin duda. No precisamente la del presidente de los sobresueldos, quien ha puesto un océano entre él y este peliagudo jardín de flores venenosas. Aun así le llegó un whatsap de Aguirre, anunciándole media hora antes su dimisión. Otro mazazo para el sacrificado prohombre que queda ahora ya en exposición, como el santísimo, con exigencia universal de dimisión. Da ruedas de prensa sin preguntas y coloca rollos al personal sobre la prosperidad económica a él debida. Del Brasil tiene previsto viajar a la otra punta del mundo y enlazar un periplo largo a ver si, en el ínterin, esto se pacifica, no vayan a recibirlo con un autobús y una cacerolada. Hay incluso quien especula con que no tiene previsto regresar, sino que pedirá asilo político en algún país con el que no haya acuerdo de extradición.

Porque aquí no va a quedar títere con cabeza. La delegada del gobierno, Dancausa, imputada en un asunto turbio con un enorme daño patrimonial a la administración pública. Villar Mir, el Villar Mir de toda la vida, la ubicua OHL, esa extraña empresa Indra, que financiaba al PP y le contaba los votos, un empresario, amigo de la Reina, todos clientes asiduos de los tribunles. Díaz Ferrán se querella contra Pablo Iglesias a causa de su rostro en el Trambús, supongo que por el derecho a la propia imagen, siendo así que la que ofrece en Soto del Real es peor que la del vehículo/picota. A su vez, Iglesias ha dejado sin púlpito en la SER a mosén Errejón, lo que tiene a sus partidarios muy mosqueados, pues no parecen conformes con las explicaciones de Echenique del tipo de "tú tienes dos ojos; el partido tiene diez mil". Errejón será sustituido por Irene Montero por decisión del argos partidario.

¿Alguien creía que las cosas iban a cambiar por mucho que se movieran? Ahí tienen ustedes al ex-ministro de Justicia del reino, llevando en hombros el féretro de su suegro, ex-ministro a su vez de Franco, al son del Cara al sol, camisas azules, brazos en alto. 

Como en el NO-DO.

Zapatero en Cataluña

Mi artículo de hoy en elMón.cat, titulado: El PSOE/PSC y Cataluña. Me movieron a escribirlo las declaraciones de Rodríguez Zapatero sobre los supuestos prejuicios de los socialistas catalanes acerca de Susana Díaz por ser mujer y andaluza. Era inevitable que se jugara la baza de la condición femenina de Díaz y ya se ha hecho en positivo alguna vez, cosa muy legítima. Lo imprevisible es que se empleara de un modo tan inepto, tan negativo, utilizándola como un arma frente a unas presuntas mentalidades misóginas; o sea, una especie de chantaje ideológico: votas a Díaz o eres un machista.

¿Y lo del prejuicio por ser andaluza? Es muy injusto con los catalanes, que han tenido un presidente de la Generalitat andaluz y de su partido, Montilla. Ahora se entiende que este pusilánime pasara de prometer aceptar el Estatuto que saliera del Parlament a dejar que Guerra le diera una mano de garlopa y, convenientemente "cepillado" lo pactó con la CiU de entonces, dejando en la estacada al PSC.

¿De dónde saca Zapatero que los catalanes abrigan tales prejuicios? De los que él profesa sobre los catalanes.

Sigue el texto del artículo en castellano:

EL PSOE Y CATALUÑA

Al día siguiente de Sant Jordi, fiesta popular de respeto, cultura y tolerancia, Rodríguez Zapatero, de visita a su correligionario Iceta, afirma que en Cataluña hay prejuicios contra el proyecto político de Susana Díaz por ser mujer y andaluza. Algo parecido en su opinión a lo que sucedió con Carme Chacón en España por ser mujer y catalana.

Flaco favor hizo el expresidente al socialismo y a su país cuando gobernaba, pero peor lo está haciendo ahora en su condición de jubilado muñidor de la campaña de Díaz. Esta no ha tenido éxito en su intento de apoyarse en las viejas “glorias” socialistas que sacó en exposición en el Ifema en Madrid. Prácticamente ninguno de los asistentes se manifiesta partidario suyo, al quedar avergonzados por su intervención en aquel mitin de exaltación. Y el que lo hace, Zapatero, mejor sería que estuviera callado, en lugar de emitir juicios tan injustos, necios y agresivos como el reseñado.

Son injustos. No hay prueba alguna de prejuicios contra los andaluces en Cataluña, más allá de los que hay en todas partes del Estado español contra los de otros lugares. Y en política, menos aun. Cataluña ha tenido un presidente andaluz socialista, Montilla, Cordobés y, como recuerda Rufian, tiene hoy una líder de la oposición jerezana. Pero se puede devolver la pelota a Zapatero preguntándole cuántos presidentes no andaluces ha tenido Andalucía; cuantos no vascos Euskadi; cuántos no gallegos Galicia. Y así todas las CCAA. Tiene gracia que se acuse a Cataluña de lo que no hace, pero sí hacen los demás, excepto, salvo error, Valencia (Zaplana) y Madrid (Leguina). Y no hace falta recordar que la acusación de “prejuicios” es uno de los primeros pasos del camino que lleva a hablar de xenofobia, racismo y nazismo. Es in juicio injusto que sí denota un prejuicio anticatalán.

Son necios. La comparación con Carme Chacón es de una ineptitud casi celestial porque ataca no a Cataluña, sino a España que Zapatero dice llevar en el corazón. Admite que en España hay prejuicios anticatalanes. Lo cual es cierto y él es un buen ejemplo. Además de los prejuicios cruzados de todos contra todos en España, como en los demás países (escoceses/ingleses, bávaros/prusianos, flamencos/valones, etc.), en algo suelen coincidir los españoles al margen de sus procedencias: los prejuicios sobre los catalanes. Y esto lo reconoce uno de León, que no suele medir el alcance de sus palabras.

Son agresivos. Exactamente, ¿cuál es el “proyecto político” de Susana Díaz? Un conjunto de frases mitineras hechas de “ilusión”, “compañeros”, “ganas de ganar”, “cien por cien PSOE”, que no quieren decir nada, y un propósito concreto, reiteradamente formulado: parar los pies a los catalanes. Nada de derecho a decidir, ni derecho de autodeterminación y menos financiación a costa de Andalucía (como si esto último fuera un dato objetivo). En realidad, el “proyecto político” de Díaz es contrario a las aspiraciones nacionales de Cataluña. Como todo el mundo sabe, esta es la verdadera razón del apoyo de la vieja guardia del PSOE a la candidatura de la presidenta de Andalucía, a pesar de sus evidentes carencias. Contra Cataluña vale todo.

La otra objeción de Zapatero es que es un prejuicio catalán en el caso de Díaz y español en el de Chacón por ser mujeres. Téngase en cuenta que en ambos casos se trata de elecciones primarias, internas al PSOE. Aunque el expresidente se excusa diciendo que no habla del PSC, es evidente que el prejuicio se achaca al electorado socialista catalán. Igual que en el caso de Chacón se achaca al electorado socialista español. Es para preguntarse qué verá en el socialismo un dirigente que considera a los socialistas poco menos que xenófobos y machistas.

Y no es solo el caso de Zapatero y su proverbial impericia. Es el del PSOE y el PSC y su difícil posición que explica el descenso del último en las preferencias del electorado. En el PSOE predomina un espíritu de nacionalismo español excluyente contrario al referéndum. Trasmitido este al PSC en un país en el que el 80 por ciento de la población es favorable, lo condena a la irrelevancia. Su única esperanza es sobrevivir como socialismo catalán, esto es, independizarse del PSOE. Pero, si se independiza del PSOE, ¿por qué se opone a la independencia de Cataluña?

Mañana, Palinuro homenajeado

Mañana se presenta el libro que estos cinco colegas han compilado con contribuciones de muchos otros sobre una variedad de temas, y han tenido la gentileza de dedicarme. No me corresponde aquí hacer comentario alguno o emitir opinión por ser parte directamente interesada, salvo la de manifestar mi profundo agradecimiento.

Para lo demás, me cumple actuar como fiel cronista del acto: Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, Plaza de la Marina Española, 9. A las 19:00.

martes, 25 de abril de 2017

La conferencia de Tarragona el viernes pasado


-----------------------------------------------------------------------------------------
No había grabación en el Colegio d'Advocats i Farmacèutics de Tarragona, pero, para fortuna de todos, estaba Ramón Sabaté, gran fotógrafo, que filmó el acto y lo subió a You Tube. Yo lo incluyo aquí con su permiso.

----------------------------------------------------------------------------------------------

Igualmente incluyo la grabación del turno de preguntas y respuestas, que fue muy animado y siempre de la mano de nuestro amigo Sabaté.


Dimensiones de una dimisión

Tenía razón OK Diario, Aguirre planeaba dimitir el domingo o el lunes. No lo hizo el domingo, día del Señor, pues podría interpretarse torcidamente. Lo hizo el lunes, día de la luna, famosa por ser una embustera, aunque no tanto como la propia Aguirre, que ya ha dimitido tres veces.

Una rueda de prensa de tres minutos sin preguntas y una dimisión lacrimógena que la afectada ha tratado dee convertir en un acto de responsabilidad política. A simple vista más parece una decisión a regañadientes, por tercera vez, tras haber intentado evitarlo a toda costa y, según las malas lenguas, cuando puede encontrarse al filo de una imputación penal. El reconocimiento de Aguirre de su culpa in vigilando tiene un alcance de responsabilidad penal y civil imprevisibles, dado que aquí se han cometido al parecer delitos tremendos. Y, además, debe añadirle la culpa in eligendo, eso que ella, siempre tan chulapa, minimiza hablando de "ranas". Y sin contar con que, de todas las actividades de su gobierno, la sanitaria, a la que aun no se ha pasado revista, promete ser un foco mucho más abrumador de corrupción que la gestión de la Charca de Isabel II.

De todo eso puede salir una imputación. Sin duda, Aguirre lleva años "haciéndose la rubia" y hasta es posible que lo sea, pero no es creíble que haya presidido sobre un emporio de corrupción y latrocinio y no se haya enterado de nada. No se pude gobernar con una mano derecha, González, que ha convertido su familia en una verdadera empresa de presuntos delitos y en donde todos, desde sus hijos hasta su octogenario padre tenían un cometido. El padre es hoy nonagenario pero, según parece, sigue siendo útil a la empresa lavando dinero.

Aguirre no estaba en menudencias, sino en las alturas teóricas de la doctrina neoliberal que le insuflaban sus consejeros empresariales (alguno ya en la cárcel) y sus asesores aúlicos. Paladina del libre mercado y el fin de las mamandurrias socialistas, no tenía por qué parar mientes en las que ella iba sembrando a su paso. Pagar periodistas a su servicio con dineros públicos en TeleMadrid no era mamandurria. Colocar en el Ayuntamiento de su amiga Botella a Carromero con un sueldazo tampoco era mamandurria.  E così via. Lástima que el resto de los mortales no lo veamos así y que consideremos que entre el liberalismo y la política del saqueo y la rapiña debe haber una separación que ella parece desconocer.

Por último, la dimisión de Aguirre tiene una dimensión poco reseñada hasta la fecha, una dimensión política que apunta directamente a Rajoy. Aguirre no ha dimitido porque la hayan pillado con las manos en la masa o en flagrante delito, ni porque se haya beneficiado directamente de los delitos de sus elegidos, aunque sí indirectamente, por ejemplo, financiación ilegal de elecciones. Dimite por responsabilidad política. Justo la situación de Rajoy, responsable político del universo de corrupción de la política española. En su caso, además, hay un presunto beneficio directo, derivado del cobro de sobresueldos en B que él mismo llegó a admitir.

Si Aguirre dimite, Rajoy debe hacerlo igualmente, incluso con mayor motivo.

lunes, 24 de abril de 2017

El éxito de la abstención

Les da vergüenza decir que se abstuvieron en la investidura de Rajoy para que siguiera gobernando el PP. Por eso los golpistas del PSOE se justifican diciendo que tienen al gobierno atado en corto y controlado y que, en el fondo, hace lo que ellos dicen.

El dato de la noticia nos ahorra mayores explicaciones. El PSOE de la junta gestora miente, como siempre: el PP veta toda la labor legislativa de la oposición. Esto quiere decir que el resultado es doblemente desastroso pues el PSOE trabaja como si realmente consiguiera lo que se propone, pero no lo consigue porque el PP está en contra. Realmente, la abstención solo ha servido para poner los votos de los electores socialistas al servicio del PP.  

Y el futuro inmediato aun pinta peor. El gobierno está preparando un conflicto de competencias ante el Tribunal Constitucional para mantener su práctica de veto a todas aquellas iniciativas legislativas de la oposición que, a su juicio, modifiquen los Presupuestos al aumentar los gastos. Es decir, un proyecto para emascular el Parlamento y conseguir el tipo de gobierno que gusta a Rajoy y el PP: la dictadura. 

Con la sumisión del PSOE.

Recuerdos de Sant Jordi

Cartel anunciador.

El dragón, San Jorge, la princesa y el caballo.

Prolegómenos: Librería de La Rambla, Tarragona. De los seis de la foto, cinco nos llamamos Ramon o Ramón. Somos Los Ramones.




Firmando libros en la parada de la ANC. Y un buen ramo de rosas.


De una parada a otra. Tod@s muy ufan@s


Encuentro casual y callejero con el presidente Puigdemont.

domingo, 23 de abril de 2017

Hacerse la rubia tampoco sirve

Ni siquiera serlo, cuando lo son. Las feministas de buena conciencia, estilo Cifuentes, deben de estar desoladas. Las recetas del tinte son un fracaso. Hasta para quienes, como Aguirre, han llegado a encabezar la jerarquía, mandar desde la cúspide. Ahí está la lideresa en un momento de rubia gloria, maquillándose en el centro de un círculo de batracios que la miran con evidente sorna. El más lanzado, Granados, hoy en prisión. Le sigue López Viejo, hoy procesado y Juan José Güemes quien llegó a estarlo en su día, si bien la causa se archivó. Ella, sin embargo, tan ufana, creyéndose una especie de Rey Sol, cuando hacía a sus cortesanos el real favor de dejarlos contemplar cómo se levantaba o cómo hacía sus necesidades. Y hasta es posible que aquellos cortesanos tuvieran más respeto por Luis XIV que estos expeditivos espabilados por su jefa quien, haciéndose la rubia, obtenía "más de los hombres", esto es, el mayor caso de corrupción de la historia de Madrid. Y los ha habido sonados.

Este "hacerse la rubia", al parecer, jerigonza de las feministas teresianas, procede del imaginario de Los caballeros las prefieren rubias, de Anita Loos y, con ello no pretendo llevarlas a los años de aquella, pero sí a los de la adaptación cinematográfica, interpretada por Marilyn Monroe y Jane Russell. El imaginario del mundo del eterno femenino en la época de nuevas oportunidades. Estas son quienes luego dicen que las mujeres no necesitan cuotas, pues llegan a sus objetivos por sus méritos propios. Lo que no dicen es que consideran méritos propios "hacerse la rubia".

Según parece la rubia Aguirre dimitirá hoy, quizá mañana. Lo dice OK diario e ignoro qué fiabilidad tiene la noticia aunque, como están las cosas, igual es cierto. A partir de aquel Congreso en que fracasó en su intento de sustituir a Rajoy en la presidencia del PP, pues Barberá y Camps sostuvieron al presidente, este se sentó con la retranca a la puerta de su casa y ocho o nueve años después ve pasar el cadáver de su enemiga. O su alma en pena, llorando tan amargas lágrimas como las dueñas barbadas que liberó don Quijote.

Si Aguirre dimite, se va un fantástico factor de entretenimiento en la capital. Pero será sustituido con creces por Cospedal, a la que se le ha quedado chica La Mancha y empieza a asombrar a España entera con sus peculiares modos. La bandera a media asta para dolernos por la muerte de Cristo fue el toque de atención. Luego se presentó en las Nuevas Generaciones a decirles que se avergüenza de la corrupción de su partido pero que no se puede generalizar. Ciertamente, es difícil generalizar un comportamiento como el suyo al mantenerse en un cargo del que decía haber de dimitir si se descubría que alguien de su partido tuviera cuentas en Suiza, cuando es el lugar en el que más cuentas tienen. Por lo menos, esta no viene "haciéndose la rubia" sino más bien "la descarnada" con peineta y mantilla, como en un cuadro de la España negra de Solana, y con un cirio de los Novísimos. 

Rubia se hace también la candidata Díaz, que tiene encandilados a los hombres de la junta gestora de su partido y los viejos guerreros de la socialdemocracia cansada. Pero no parece que con estos especímenes vaya a alzarse mucho más de donde está. Hacerse la inocente rubia predicando paz, amor, concordia y compañerismo para difuminar la imagen de la fría ambiciosa, dispuesta a pasar por encima de sus rivales sirve de poco.

Hoy, Palinuro en la St. Jordi, en Barcelona

Pues sí, mañana estaré en la fiesta de St. Jordi, firmando libros en la parada de la ANC (de 12:00 a 13:00) y en la de ERC de 15:00 a 16:00. Me gusta mucho esta fiesta tan abigarrada como alegre en torno al libro y la rosa; un acto colectivo popular en el que sale a pasear, a encontrarse con los amigos, a que le firme el libro su autor o autora preferido(a). Me gusta la alegría, la curiosidad de la gente, la vanidad de los autores -entre los cuales me cuento-, las familias con los niños, la algazara y los trabajos y afanes de los responsables de la paradas porque todo salga bien. Hay siempre un punto de perfeccionismo catalán, de ese que está presente, aunque se oculte con discreción y es un rasgo de este pueblo que solo se reconoce cuando uno se ha hecho a verlo.

Nos vemos en las Ramblas.

sábado, 22 de abril de 2017

El Estado-cloaca

Sin querer, como Aguirre cuando destapó la Gürtel, el titular de Público da con la clave de la endemoniada situación española. Cuando un Estado sitúa la Fiscalía, que es el órgano encargado de velar por el interés público, en la cloaca es porque él mismo es una cloaca.

La Operación Cataluña, urdida , al parecer, desde el ministerio del Interior es otro canal de aguas fecales. Y aguas fecales, aunque mezcladas de aromas diplomáticos, las dádivas del ministerio de Exteriores para conseguir voluntades mundo adelante en contra del independentismo catalán. Cloacas asimismo las vías por las que los gobiernos de la derecha sobornan a los medios de comunicación y a los comunicadores para tenerlos a su servicio. Fondos de reptiles, vamos.

Pero esta presunta vía de injerencia del gobierno en la administración de justicia a través de la instrumentalización de la Fiscalía es ya de todo punto intolerable. La oposición quiere que Catalá comparezca. Claro que también quiere que comparezca Rajoy a explicar los usos y costumbres de la cloaca madrileña. Catalá comparecerá y, con el aplomo que lo caracteriza, manifestará que el gobierno jamás ha interferido ni interferirá en la acción de la justicia. Y se acabó. Hasta la próxima. 

Puede que, en un alarde de sentido democrático, comparezca también Rajoy a decir que no le consta que los señores González y Granados estén en la cárcel. ¿Y Granados hace ya tres años? ¿Qué me dice usted? ¿Que hay 800 cargos de mi partido investigados, imputados, procesados o condenados por corrupción? No puede ser. Eso es una campaña contra el PP. O se tratará de otro partido. Mire usted en el PSOE porque, como muy bien dijo Aznar no hace mucho, "El PP es incompatible con la corrupción". Profunda idea porque eso quiere decir que el PP es incompatible consigo mismo.

En ese Estado-cloaca, lugares emblemáticos, como la Villa y Corte, han sido -y son- hervideros de corrupción, patios de urdidores y logreros que, trasmutados en políticos de orden y probada religiosidad, han procedido a esquilmar metódicamente los fondos públicos.  Puro salvaje Oeste del robo y el trinque en el que es más fácil enumerar qué delitos no han cometido las autoridades que los cometidos.

La reina de este quilombo, la presumida, rechulapa Grande de España que venía llorada de casa, aparece ahora lloriqueando, como una muñeca rota, antigua figura desvencijada de la que se reían quienes a su sombra delinquían. Y lo más gracioso es que, cuando Aguirre dimitió hace tres o cuatro años, probablemente por un chivatazo del gobierno sobre la calaña de sus hombres de confianza, algún genio de la empresa la contrató como "cazatalentos". Lo que demuestra que los dioses reparten la estupidez con admirable ecuanimidad.

Parte poco conocida del Estado-cloaca es la de la oposición. La maniobra que acabó en el golpe de mano del 1º de octubre en el PSOE para defenestrar a Sánchez llevaba meses preparándose con los viejas glorias del partido y otros figurones igual de retardatarios y la connivencia del gobierno. O sea, pura cloaca, en donde también se "defiende al Estado", según Felipe González. No en balde el entonces SG, Rubalcaba, había sido ministro del interior. Con tal golpe, los conjurados querían conseguir dos objetivos: a) impedir un acercamiento del PSOE a Podemos y al independentismo catalán (cosa absolutamente imaginaria) y, por tanto un posible gobierno a la portuguesa y b) permitir que gobernara el partido de la derecha en la esperanza de que, de algún modo, fuera capaz de neutralizar el "desafío catalán".

Lo que no tuvieron en cuenta fue que no daban paso a un partido de la derecha sin más, sino a una asociación de presuntos malhechores, imputada ya en algunos procesos penales. No han dado paso a un gobierno, sino a unas gentes solo interesadas en seguir aforadas, utilizar sus puestos para defenderse en los procedimientos que se les siguen y mantener las llaves de los despachos de las administraciones públicas para ocultar la información sobre sus fechorías o destruir las pruebas incriminatorias. Desaparecerán los registros de los ministerios, los discos duros de las direcciones generales, los ordenadores de los despachos. Quedarán los pasillos vacíos. Al abstenerse, el PSOE no contribuyó a la estabilidad de España y mucho menos a controlar al gobierno, sino a  proteger y encubrir a la asociación presuntamente criminal. 

Mañana, Palinuro en St. Jordi

Pues sí, mañana estaré en la fiesta de St. Jordi, firmando libros en la parada de la ANC (de 12:00 a 13:00) y en la de ERC de 15:00 a 16:00. Me gusta mucho esta fiesta tan abigarrada como alegre en torno al libro y la rosa; un acto colectivo popular en el que sale a pasear, a encontrarse con los amigos, a que le firme el libro su autor o autora preferido(a). Me gusta la alegría, la curiosidad de la gente, la vanidad de los autores -entre los cuales me cuento-, las familias con los niños, la algazara y los trabajos y afanes de los responsables de la paradas porque todo salga bien. Hay siempre un punto de perfeccionismo catalán, de ese que está presente, aunque se oculte con discreción y es un rasgo de este pueblo que solo se reconoce cuando uno se ha hecho a verlo.

Nos vemos en las Ramblas.