martes, 20 de noviembre de 2018

Marca España

Fascismo por las calles. Agresiones a ciudadanos/as pacíficas. La Iglesia sigue siendo un Estado dentro del Estado. Desahucios a porrillo. Precariedad a tope. Salarios de miseria. Aun no habiendo sido juzgados, los presos independentistas "han cometido delitos" (vicepresidenta del gobierno). El rescate a la banca -que no iba a costar un céntimo a los contribuyentes- ha costado 60.000 millones €. "Quim Torra es el Le Pen español" (presidente del gobierno). Hay nueve presas/os y seis personas en el exilio por razones políticas. Pero no son "presos políticos" sino políticos presos. Políticos presos son Zaplana y Rato, exministros de Aznar. El PP en pleno es una asociación para delinquir. Rajoy esquilmó 60.000 millones de la hucha de las pensiones para comprar bonos basura de la deuda pública española. Pero a Mas y otras tres personas les confiscan sus bienes acusadas de malversación de dineros públicos. La inversión en I&D, proporcionalmente, de las más bajas de Europa. El Valle de los Caídos y las numerosas fundaciones fascistas tienen subvenciones públicas. La tasa de paro (14,9%) es la más alta de la UE, detrás de la griega. No hablemos del paro juvenil. Las corridas de toros siguen siendo un bien cultural por decisión del gobierno anterior. "Hay que aplicar el 155 en Catalunya" (dirigente del PP). "Hay que aplicar el 155 en Catalunya" (dirigente de C's). "Fuimos los primeros en pedir la aplicación del 155 en Catalunya" (dirigente del PSOE). El presidente del CGPJ y del TS es elegido por el Espíritu Santo, ya que sus electores aún no han sido elegidos. Al fin y al cabo, "la unidad de España es obra del Espíritu Santo" (cardenal español). Todas las elecciones ganadas por el PP de cualquier nivel lo han sido ilegalmente. La mayoría de los contratos laborales son temporales, por días, por horas. La ministra de Defensa pasada contrataba "trabajos puntuales" a policías para espiar a los suyos y al vecino. "Les hemos destrozado el sistema sanitario" (indeseable informando al ministro del Interior del PP). "Eso la fiscalía te lo afina" (ministro del Interior del PP al indeseable). Las "kellys" ganan algo más un euro por habitación y la brecha salarial es un escándalo. Como lo es la protección policial y judicial frente a la violencia machista. De la patriarcal ni se sueña. Policías de paisano aporrean a ciudadanos pacíficos por sus ideas. Se instruye una causa general política contra el independentismo disfrazada de farsa judicial y se le entrega a un magistrado incompetente cuyos errores pueden anular el proceso. Ejerciendo de "moderador", el rey llama a las empresas catalanas para que se manden mudar. Franco era un dictador o no, según qué versión del Diccionario Biográfico Nacional de la Real Academia de la Historia se consulte, la de papel o la digital. "En Escocia no hubo un referéndum pactado" (vicepresidenta del gobierno y fuente de alegrías). La Ley Mordaza sigue en vigor íntegramente y el Estado continúa recaudando decenas de miles de € en multas injustas. Pero nadie sabe en dónde están los 500 millones de € de la inicua subida de tasas judiciales de Gallardón. Y nadie parece interesado en saberlo. Unos chicos de Altsasu llevan más de dos años de prisión por una causa fabulada. Los tribunales de diversos países europeos dejan en ridículo a la justicia española. El presidente del Tribunal Supremo los acusa de arbitrariedad e inquina a España. En nombre de Dios, un juez pretende condenar a Willy Toledo por cagarse figuradamente donde le parece. La independencia de la justicia y la fiabilidad de los medios por debajo de mínimos en Europa, según indicadores solventes. "La democracia española es de mejor calidad que la de Francia o los Estados Unidos" (ministro español del PSOE). "La democracia española es una de las más garantistas del mundo (ministro español del PP). Hay que luchar contra la "leyenda negra" (ministro español del PSOE). "Una Catalunya independiente vagará por los espacios siderales" (ministro español del PP). Vuelve el ministerio de Propaganda con ministros que no saben lo que dicen. El rey es inviolable en un Estado de derecho en el que nadie está por encima de la ley. El rey reinante amenaza a los ciudadanos en un discurso el 3 de octubre y no se disculpa. El Parlament pide la abolición de la monarquía. No hay modo de acabar con la pesadilla del invicto. La macabra peripecia del fiambre es de la España negra de siempre, la de Regoyos y Verhaeren, la de la leyenda que trae negro al ministro. Ahora es blanca, capaz de fabricar un submarino tan perfecto que se hunde,  pero no flota. Marca España. Como el AVE de la Meca que, al seer infiel, pierde el camino pues la arena del desierto tapa las vías. El peso del franquismo es agobiante: en la administración, en la judicatura, en la política, en la enseñanza. Sigue habiendo más de 100.000 personas asesinadas y enterradas en fosas comunes. El rey declinante también es inviolable, pues los tres partidos dinásticos (PP, PSOE y C'S) vetan una comisión de investigación sobre la calculada fortuna del Borbón de unos 2.000 millones de $ (Forbes/NYT). El 13% vota en un referéndum de autodeterminación en Donostia y menos de un 5% en otro sobre república/monarquía en Vallecas. Si alguien espera la república española, que tome asiento. La corrupción lo ha anegado todo, espoleada y hasta teorizada desde el poder. Las privatizaciones han sido estafas monumentales a cuyo amparo se perpetraban saqueos infinitos. Cataratas de dineros públicos tirados en proyectos faraónicos, clubes del alterne, restaurantes de lujo o cacerías en el África. Pero ¡España está ahí! En América no fuimos a colonizar, sino a "hacer más grande España" (dirigente nacional del PP). Coincidiendo con el"¡más España!" de una campaña electoral de Pedro Sánchez. El 1-O, la policía española agredió vandálicamente a miles de personas en toda Catalunya con resultado de incontables destrozos materiales y mil personas heridas. Cumplía a conciencia el mandato de España del "¡A por ellos!" y por eso, la autoridad competente lleva una temporada condecorándola. A falta de policías, esa autoridad suele condecorar vírgenes y santas. Es de esperar no sean condecoraciones pensionadas, pues ya se sabe cómo es la iglesia. Que está ahora muy ocupada viendo cuánto se ahorra en el IBI de los incontables edificios que ha rapiñado. Razón por la cual, tampoco ha tenido tiempo en 40 años de cumplir su promesa de 1979 (acuerdos con el Vaticano) de autofinanciarse. Las puertas giratorias funcionan a todo trapo. La casta sigue en donde estaba, arriba, y es intocable, como los de abajo en la India. "El ejército está para defender la unidad de España" (ministra de Defensa del PP y contertulia de Villarejo). "El ejército está para defender la libertad" (ministra de Defensa del PSOE). El ejército está para darse la buena vida, los mandos, claro. Como la iglesia. Porque también es un Estado dentro del Estado. Con similares bicocas. La ley, esa que Rajoy exige cumplir a los demás mientras él se la salta, está para proteger los privilegios. Y los primeros en privilegios, los empresarios y financieros del libre mercado. Es un capitalismo tan liberal que ha privatizado hasta la ley. Capitalismo de captura. Quien no tenga un chiringuito para defraudar a Hacienda es un pringado, por otro nombre, contribuyente. Defraudar, llevarse el parné a la Galápagos, no está mal visto socialmente. ¡Qué bien vestida va la reina! ¡Qué gallardo mozo el rey! Y pagamos la luz más cara de Europa al tiempo que prohibimos el uso de la energía solar. Marca España. El atraco de las preferentes, siendo repugnante, oculta algo peor: la destrucción de la banca pública en favor de la privada por una pandilla de mangantes e incompetentes que luego ha salido con pensiones millonarias, estratosféricas. La educación pública está malévolamente descapitalizada en beneficio de esa vergüenza de la enseñanza concertada. Los medios de comunicación son una basura dedicada a la manipulación con un esquema simple: al rey no se le toca; a la derecha tampoco; a los jueces, menos; al IBEX ni hablar; de la banca, chitón; mucho glamour y leña a los catalanes. Catalunya es Mathausen; Torra, Himmler (Hitler o Napoleón quedan reservados a Puigdemont); Arran, las juventudes hitlerianas. Los castellano-hablantes son salvajamente apaleados por las calles, sobre todo si son mujeres y niños y, eventualmente, crucificados por las esquinas. Información fiel y rigurosa en cualquier tertulia de "todólogos" (neologismo de Taibo). El salario mínimo puede subir o no, según se le tuerza o no el brazo a los indepes. Últimas noticias sobre Gibraltar español: Borrell se apunta a la lista de ministros dispuestos a arreglar lo de Gibraltar, audazmente iniciada por Fernando María Castiella, ministro de Exteriores de Franco. Arreglar pasando por encima de la voluntad de los llanitos, abrumadoramenete contraria (noventa y tantos por ciento) en dos referéndums. ¿Y qué? Es lo que quiere hacer en Catalunya y, además, sin referéndum, no vaya a ser que estos catalanes negrolegendarios nos den un disgusto y se obstinen en ser libres.

(La foto es de Grez, se titula "Taureau d'Osborne près de Las Cabezas de San Juan (Séville, Espagne)", bajo licencia creative commons.

Avui, Palinuro a TV3, "Tot es mou"

Según mis noticias, será para hablar de la actualidad, la cochambrosa, hedionda actualidad de este seudoestado de derecho, y del 20-N, corona de la podredumbre del franquismo genocida. Buen programa. Será entre 18:00 y 18:30 o algo así. Al fin y al cabo, no cabe pedir rígida exactitud a un programa que tiene un título tan gloriosamente heracliteano.

Como no dispongo de cartel, cosa infrecuente en TV, ni de parrilla, aprovecho para ilustrar con una magnífica foto de mi amigo Joan Safont en la última xerrada en Argentona, lugar maravilloso, en donde estuve hace tres años, antes de intervenir en el mitin de cierre de campaña de la CUP, en cuya lista iba, en las elecciones de 2015. ¡Ah, que tiempos!

En la foto, una giganta de la tradición popular, con su pañuelo de recoger chupetes. Palinuro hace tiempo que dejó el suyo.

lunes, 19 de noviembre de 2018

Demá, Palinuro a TV3, "Tot es mou"

Según mis noticias, será para hablar de la actualidad, la cochambrosa, hedionda actualidad de este seudoestado de derecho, y del 20-N, corona de la podredumbre del franquismo genocida. Buen programa. Será entre 18:00 y 18:30 o algo así. Al fin y al cabo, no cabe pedir rígida exactitud a un programa que tiene un título tan gloriosamente heracliteano.

Como no dispongo de cartel, cosa infrecuente en TV, ni de parrilla, aprovecho para ilustrar con una magnífica foto de mi amigo Joan Safont en la última xerrada en Argentona, lugar maravilloso, en donde estuve hace tres años, antes de intervenir en el mitin de cierre de campaña de la CUP, en cuya lista iba, en las elecciones de 2015. ¡Ah, que tiempos!

En la foto, una giganta de la tradición popular, con su pañuelo de recoger chupetes. Palinuro hace tiempo que dejó el suyo.

Otras latitudes

La Catalunya independentista atrae las esperanzas de otros pueblos de la península como la Nueva Jerusalén del libro de Ezequiel las de las doce tribus de Israel. La lucha de los indepes catalanes suscita admiración y numerosos intentos de imitarla en distintas tierras.

Ayer mantuve un amistoso debate con Pedro Ignacio Altamirano, fundador de la Asamblea Nacional Andaluza, cuya primera parte reprodujo elNacional.cat. Me reprochaba Altamirano que, al proponer una lista única independentista con todos los presos y exiliadas políticas, me hubiera olvidado del republicanismo andaluz, que también es independentista. 

Hace un par de meses, una consulta popular en Vallekas, Madrid, sobre si referéndum monarquía/república, tuvo una participación inferior al 5%. Y ayer mismo, la consulta vasca en Donostia y otros lugares movilizó al 13% del electorado. 

Es evidente de toda evidencia que el fuego catalán no prende en otras tierras peninsulares o, de ser simiente, cae en terreno pedregoso, por seguir en la Biblia pero, ahora, en el Nuevo Testamento. El fuego catalán es como la llama interna de los místicos que solo arde hacia dentro. Eso es algo que ya sabíamos. Es frase atribuida a Companys: "Todas las causas justas del mundo tienen defensores. En cambio, Catalunya solo nos tiene a nosotros". Catalunya, recuérdese, "puede prescindir del mundo, pero sus vecinos no pueden prescindir de ella", según Voltaire.  

El independentismo catalán desborda sus fronteras y se vuelca allá en donde se lo piden. Aunque, vistos los resultados, debería pensarse. El personal es muy suyo y habrá quien se mosquee y, en lugar de solidaridad, vea paternalismo. 

Independentismo real, de pedra picada, con apoyo social y parlamentario mayoritarios solo lo hay en Catalunya. Su comparación con otros intentos, tan justos como valientes, muestra una asimetría brutal y pone de relieve lo escuálido del apoyo social a estos empeños, sean cuales sean, independentistas, republicanos o alguna mezcla. Sin duda está en el ánimo de  estas iniciativas beneficiarse de la comunidad de objetivos con los indepes catalanes y sin duda también tienen estos un deber de solidaridad por afinidad electiva. 

Pero la independencia de la República Catalana será obra de los/as catalanas/es y no depende de avatar alguno en el vecino reino, ni siquiera el de que deje de ser reino para transformarse en República. 

Bienvenida la República española en relaciones fraternales de igual a igual con la República catalana.

Loor al Femenismo

Tienen más valor estas tres ciudadanas que un regimiento de cosacos zaporosky.  Una performance relámpago inesperada. Un acto cívico de protesta pacífica que toca muy distintas teclas de debates contemporáneos sobre feminismo, empoderamiento, etc. y que pone al descubierto a ojos del mundo entero la monstruosidad de que todavía sea legal en España conmemorar y homenajear a un dictador criminal.

Porque, si es delito enaltecer el terrorismo, delito será enaltecer el franquismo, puro régimen genocida y terrorista a fuer de fascista. Fascismo legal. Vergüenza nacional, sin duda alguna. 

Si el gobierno, las autoridades, el Parlamento, los jueces, no cumplen con su deber de impedir delitos tan vergonzosos como estos, tendrá que hacerlo la gente. Gente estupenda como esta de Femen, en primera línea a parar el fascismo, como tendríamos que haber hecho todos. Pinchen en la imagen y vean el trato que recibieron las tres de los energúmenos franquistas, a patadas y nunca mejor dicho. Y vean asimismo laa vergonzosa inactividad de la fuerza pública. 

Después de esto, el fiscal tiene que actuar contra los fascistas por enaltecimiento del terrorismo. Lo tiene fácil. Lo ha hecho ya antes. Pero contra demócratas. A ver cómo se le da contra los fascistas, que son los terroristas.

Gracias, Femen. 




domingo, 18 de noviembre de 2018

Independentismo y republicanismo

Lo había puesto en un hilo en tuiter, en respuesta a otro del amigo Pedro Ignacio Altamirano. Luego, los de elNacional.cat lo pasaron a bilingüe, català-castellano y lo sacaron en el periódico, de donde lo recojo yo con mi agradecimiento. Las redes tienen estos fenómenos de comunicación interactiva o efecto "ping-pong". Es genial.

Lo reproduzco tal cual aparece en el diario que, a su vez, respeta el estilo, formas y manera de tuiter, también algo muy curioso porque informa del texto, el día, la  hora y cuánta gente está hablando en ese momento sobre el contenido. 

---------------------------------

El politòleg Ramón Cotarelo ha volgut deixar clar a través de les xarxes socials que "l'independentisme és una cosa i el republicanisme, una altra". "Tot l'independentisme és republicà. Però no tot el republicanisme és independentista".


Ramón Cotarelo
@ramoncotarelo
Gracias Pedro. Todo tiene una explicación. En el Estado español, el independentismo es una cosa y el republicanismo, otra. Todo el independentismo es republicano. Pero no todo el republicanismo es independentista.

Pedro I. Altamirano
@altamiranoMLG
Le pediría a @ramoncotarelo que no cometa el error de olvidarse de los Repúblicanos andaluces. Verdadera fuerza Repúblicana imprescindible para cualquier cambio https://twitter.com/ramoncotarelo/status/1063184649944489984 …

495
4:06 PM - Nov 17, 2018
Twitter Ads info and privacy
239 people are talking about this
Twitter Ads info and privacy
"A Companys el va assassinar Franco, però abans l'havien empresonat els republicans espanyols que sempre han estat molt antiindependentistes i fins a un punt anticatalanistes. Cap independentista menystindrà un republicà, sigui d'on sigui, fins i tot espanyol", ha dit a través de les xarxes socials.


Ramón Cotarelo
@ramoncotarelo
Replying to @ramoncotarelo
A Companys lo asesinó Franco, pero antes lo habían encarcelado los republicanos españoles q siempre han sido muy antiindependentistas y hasta un punto anticatalanistas. Ningún independentista hará nunca de menos a un republicano sea de donde sea; incluso español.

154
4:06 PM - Nov 17, 2018
Twitter Ads info and privacy
81 people are talking about this
Twitter Ads info and privacy
"Però les coses han de quedar clares. Què vol dir "veritable força republicana imprescindible per a qualsevol canvi?" Qualsevol canvi, on? A Catalunya? Això no sona bé, oi? La independència és cosa de les catalanes", diu Cotarelo, i afegeix: "Si els republicans andalusos volen la independència d'Andalusia de l'Estat espanyol, que ho diguin clarament i se sumin a l'independentisme sense problemes i sense condicionar els canvis dels altres a la seva presència. Però si el que volen és una república a Espanya, això és una altra cosa. Molt digna, és clar. Però una altra".


Ramón Cotarelo
@ramoncotarelo
Replying to @ramoncotarelo
Pero las cosas han de estar claras. Más de lo q están en tu tuit. ¿Qué quiere decir "Verdadera fuerza Repúblicana imprescindible para cualquier cambio"? Cualquier cambio, ¿en dónde? ¿En Catalunya? Eso no suena bien, ¿verdad? La independencia de Catalunya es cosa de las catalanas.

128
4:06 PM - Nov 17, 2018
Twitter Ads info and privacy
47 people are talking about this
Twitter Ads info and privacy

Ramón Cotarelo
@ramoncotarelo
Replying to @ramoncotarelo
Si los republicanos andaluces quieren la independencia de Andalucía del Estado español díganlo claramente y suménse al independentismo sin problemas y sin condicionar los cambios de los demás a su presencia. Pero

159
4:06 PM - Nov 17, 2018
Twitter Ads info and privacy
45 people are talking about this
Twitter Ads info and privacy

Ramón Cotarelo
@ramoncotarelo
Replying to @ramoncotarelo
si lo que quieren es una república en España, eso es otra cosa. Muy digna, por supuesto. Pero otra.

173
4:06 PM - Nov 17, 2018

Ni un ápice

Ni un ápice está dispuesto a moverse el gobierno de Sánchez; ni un ápice de donde estaba el de Rajoy: no a todo y, si te pasas, te atizo con el 155.


a) Teorías del maestro ciruelo sobre el derecho de autodeterminación, la Constitución, los países democráticos, la ONU, la soberanía del pueblo español, la convivencia en las buenas familias y la inexistencia de derechos que no nos gustan.

b) Mentiras al uso mediático sobre el fraccionamiento de la sociedad catalana, la radicalidad y delirio de los planteamientos independentistas, la necesidad de que haya diálogo en Catalunya y de que cese la alteración de la normalidad en el principado y de caer en el horrible sectarismo de decir que hay presos políticos y en la locura de exigir que el gobierno los libere.

c) Amenazas al uso para el caso de que los indepes se salten la ley y la Constitución como dice que ya han hecho y exigencia de los indepes se conformen con una reforma del Estatuto aunque, eso sí, para que se vea el talante negociador del PSOE, acordada por entero en Catalunya. Más allá de eso, 155.

Lo mismito que en 2006. Como para esperar algo distinto de Sánchez el próximo 12 de diciembre.

Francamente, no entiendo cómo hay quien duda de que, como dice la ANC, la única vía posible es la unilateral. Tan unilateral como la del Estado/gobierno.

Solo que en sentido contrario.


sábado, 17 de noviembre de 2018

Una modesta proposición

En cuanto no hay aniversarios, la acción política decae. Vamos de efeméride en efeméride. Pero no innovamos; no avanzamos; no planteamos retos. Ahora esto se reanimará según se acerque el 7 de diciembre, otro aniversario. Vivimos del pasado. No osamos romper más barreras. Y ¿por qué vivimos del pasado? Porque fue cuando se realizaron esos avances, esas rupturas. Reafirmamos su espíritu y añadimos siempre algo del tipo  aquello fue y aquí estamos nosotros para reafirmarlo. Pero no apuntamos a nada que sea digno de honrar y reafirmar en sucesivos aniversarios.

Y no debiera ser díficil. El mandato de este parlamento y de su gobierno (que, no se olvide, no es más que el comité ejecutivo del parlamento en un sistema parlamentario) se formuló el 1-O: independencia y República. Es un mandato claro, reiterado el 21 de diciembre de 2017. Y todos los indepes, si no yerro, coincidimos en ello. La acción es muy sencilla: el mandato se cumple rompiendo con España y se cumple en un punto de ruptura. Todos, también, coincidimos en ello, pero cada uno barriendo para casa. Y con muchos debates internos. Por ejemplo, entre quienes creen que debe provocarse una ruptura tajante, aunque lleve a un confrontación máxima y quienes prefieren una táctica fabiana. Ambas pueden ser buenas y ambas, malas. Los conflictos no están predeterminados. Si lo estuvieran, no serían conflictos. Ambas, por tanto, son dignas de consideración, así como otras intermedias o ajenas. Con dos requisitos: 1º) que todas lleven al fin estratégico; 2º) que todas apoyen una propuesta acordada.

Para acordar algo es preciso que ese algo exista. Da la impresión de que el bloque independentista mayoritario anda en busca de ese algo, pero no le acompaña el éxito, así que pone en marcha iniciativas sin saber en dónde está el Santo Grial. Como esta de la mesa del diálogo de naturaleza peculiar porque es una iniciativa consistente en convocar a quienes pueden o deben formularla, pero sin saber de antemano cuál será. Que estamos buscando salir del impasse es evidente. Que lo estemos haciendo en el lugar oportuno, no lo es tanto. Una mesa para el diálogo con representación solo de las fuerzas parlamentarias. Las crónicas recogen declaraciones de diversos asistentes lamentando que no estuvieran también C's, PP y la CUP. Es decir, declaraciones lamentando que no estuvieran todas las formaciones parlamentarias en la mesa. 

Y ¿en qué se diferenciaría la mesa del plenario del Parlament  de esta otra para el diálogo? ¿No se dialoga en el Parlament, que por algo se llama Parlament? ¿Cuál es el motivo de esta reunión de parlamentarios fuera del Parlament? ¿Por qué estos y no otros? ¿Espera alguien de los asistentes novedad o desviación algunas sobre lo que sus partidos sostienen en sede parlamentaria? Hasta la CUP se ajusta a la medida pues, como se sabe, su asistencia al Parlament es intermitente. Los representantes de los partidos de gobierno afirman la institucionalidad y el ánimo de encontrar una solución política al conflicto. Ese es el mínimo de los mínimos que dicen haber alcanzado, siendo evidente que estaba alcanzado antes de entrar. Los del PSC repiten la voz del amo y los comuns y Units Avacem, reiteran su propuesta de referéndum pactado y añaden una "ley de la claridad" al estilo canadiense con el mismo fin y el mismo vicio de origen: en ambos casos hace falta un acuerdo del Parlamento español hoy por hoy imposible. No debe olvidarse que la Ley de Claridad es una ley de parlamento canadiense, no del quebequés. 

O esa mesa es un Parlament bonsai, lo que es absurdo, o es distinta del Parlament, para lo cual debiera estar concebida de otro modo y con asistencia de grupos y representantes extra-parlamentarios. Pero eso también puede hacerlo el Parlament a través de las comisiones. No es de extrañar que solo haya habido acuerdo sobre aquello en lo que ya estaban de acuerdo antes. Eso se llama, en breve, fracaso. O, en terminología avanzada del  siglo, gestión del conflicto.

Quim Torra pasó algunos años como alto empleado o directivo de una compañía multinacional y dos de ellos, creo, desplazado en Suiza. Como es un hombre de espíritu literario, inquieto, sentimental, creativo, los aprovechó para escribir un diario de sus andanzas por la Confederación que luego publicó con el nombre de El Quadern Suís, con sus impresiones y cavilaciones sobre el país, sus tradiciones, sus ciudades, sus lenguas, sus literatos, pedagogos y reformadores, los catalanes que anduvieron por allí... En fin, que el autor vivió Suiza como una extraña transubstanciación de Catalunya. He aquí un ciudadano con dos patrias: una completa, perfecta, modelo casi ideal de lo que sería la otra que está incompleta y es imperfecta porque una fuerza ajena impide su desarrollo, expansión y epifanía en el mundo. Así que el literato y artista que estaba en su torre de marfil del capitalismo global, la cambia por la barricada de lucha política en pro de la emancipación de su patria. Y se convierte en este político no-político cuyo discurso, por lo demás correctísimo, resulta repulsivo a los oídos unionistas porque está basado en ideales y convicciones. 

Pues bien, en este libro, Torra hace frecuentes referencias irónicas a los ritos y protocolos de funcionamiento de las grandes organizaciones corporativas y a la cultura managerial predominante en un mundo cuyos brokers se llaman "cazatalentos". El icono de esa cultura eran las reuniones de trabajo con presentaciones PWP. El libro tiene algunos años, claro. Las reuniones se celebran, los informes que repiten informes se escuchan, la tormenta de ideas tiene lugar, se redactan unas conclusiones, todo el mundo se va a su casa y los destinos del personal se saben después de la fiesta. Es imposible que quien tiene estas experiencias no las haya recordado en la mesa de diálogo. 

Así que seguiremos celebrando efemérides, pero sin generar lucha nueva. La próxima el 7 de diciembre, viaje colectivo a Bruselas y la siguiente, el 21 de diciembre, revalidación del 1-O. Mientras tanto, el Estado sigue aplicando una dura política de represión y la endurecerá más si no encuentra resistencia. También son muy atendibles las cuestiones de la farsa judicial del 1-O. Y es de aplaudir que se piense en respuestas cuando lleguen las sentencias.

Pero estamos ahora y las iniciativas deben ser ahora. Iniciativas en el camino del cumplimiento del mandato del 1-O: independencia y República. ¿Propuestas políticas de negociación y solución? Todas las que se hagan serán bienvenidas y consideradas con el respeto y la buena fe que merezcan. Pero el mandato es unilateral al independentismo y para que actúe unilateralmente: independencia y República.

Las iniciativas han de ir en ese sentido. Y apuntar a la ruptura. La reprobación del monarca por el Parlament es un buen ejemplo. Tendrá el efecto jurídico que tenga, pero el simbólico y político es enorme. No solamente contribuye a consolidar la conciencia de que Catalunya vive la vida cotidiana ya como república sino que ha incendiado la pradera en España, en donde la presión por un referéndum monarquía-república empieza a ser imparable. Por supuesto, víctima colateral.

Son esas iniciativas, las que enfrentan a Catalunya con un Estado injusto, las que consolidan la conciencia de que aquella vive una República de hecho que no lo es aún de derecho por causa de fuerza mayor e injusta. 

De esas iniciativas se encuentran muchas. Una muy sencilla: el Parlament soberano de Catalunya, en uso de su soberanía interna, puede cambiar el día nacional del 11 de septiembre al 1-O. ¿Por qué no? El 11 de septiembre conmemora una derrota; el 1-O, una victoria y una victoria madre de victorias. El comienzo de una Catalunya nueva que será nueva en la medida en  que se reconozca en esa fecha; no en la de la derrota. Algo que el Estado tiene que tragar. 

Conozco el razonamiento contrario basado, cómo no, en razones democráticas. Ese cambio no puede hacerse porque no todos los catalanes se identificarían con él. Sin duda. Tampoco todos los catalanes se identifican con el 11-9. Ni falta que hace; la unanimidad, en democracia, es imposible. Eso lo decide la mayoría. Y, si la mayoría en la calle y en el Parlament quiere la independencia y la República, también puede querer que el día nacional sea el 1-O.

viernes, 16 de noviembre de 2018

Los bajos fondos

La crónica política española parece la del hampa. El país descubre, no sé si con asombro, que lleva años gobernado por maleantes. Maleantes organizados en un partido político, el PP, que los jueces consideran una asociación para delinquir. Maleantes sin organizar que van por libre o en pequeños grupos de delincuentes, políticos, ministros, diputados, funcionarios, empresarios. Todos dedicados a esquilmar el erario o a robarse entre ellos.

En verdad un espectáculo. Que hayan aparecido los otros papeles de Bárcenas y que estén en manos del enemigo público nº 1, Villarejo, amenaza con convertir este barullo en un pandemónium indescriptible. Salen, según parece, pruebas manuscritas de más pagos de la caja B, sobresueldos a todo quisque, incluidos periodistas, compras de trajes y otras bicocas para M. Rajoy quien, sin duda, las merecía. La financiación ilegal, la pintoresca FUNDESCAM, parece que gestionada por la inevitable Aguirre. Sale todo o eso parece. Todo lo que el país ha vivido, atónito. Hasta la boda del Escorial, cuyos asistentes andan en gran parte en aguas procesales. 

El mismo día en que se sabe de los nuevos papeles de Bárcenas y sus rocambolescos contenidos (hasta un soborno a un chófer o postillón), el expresidente M. Rajoy, el de los sobresueldos, se reúne a almorzar con el exministro del Interior, Fernández Díaz, gran condecorador de vírgenes. Seis horas y media de almuerzo. Nada, lo habitual, con dos viejos amigos que hace meses  que no se ven.

El Fernández Díaz de quien Miriam Nogueras, en una intervención parlamentaria notable, recordaba que había complotado para destrozar el sistema sanitario catalán. El M. Rajoy de quien Pablo Crespo, exsecretario de organizació del PP gallego insinúa en comisión parlamentaria de investigación que cobraba sobresueldos prácticamente desde que hizo la primera comunión. A este no lo corrompió el poder; venía corrupto de casa, como buen discípulo del capo Fraga. 

Ayer mismo pedía Cospedal el reingreso en su plaza de abogada del Estado, tras abandonar la vida política por haber ordenado presuntamente el espionaje policial a compañeros de partido y adversarios. Y Podemos pedía por carta al exrey que se persone en el Parlamento, a dar cuenta de sus actos. Los reyes en faena. Y los jueces. Marchena tiene ya una querella encima por el birlibirloque de su nombramiento final. Y de Llarena no va a quedar ni la sombra si finalmente se declara nula la causa, como debe ser. 

De aquí va a salir estiércol para repartir a mansalva entre la clase política, especialmente la del PP y medios afines, pero  sin descartar otros secundarios importantes, los Pujol, quizá, los EREs andaluces. Para todos. Empezando por M. Rajoy, el de los sobresueldos, quien negó en sede judicial y como testigo, tener conocimiento de la caja B o de la financiación ilegal cuando fue secretario general. Sin duda pensaba que su sobresueldo procedía de un capítulo dedicado a personal de especial mérito y buena estirpe. Pero Crespo dice ahora que todos los secretarios generales estaban al cabo de la calle del funcionamiento de un sistema de contabilidad extracontable.

Y este personal toma medidas, aprueba leyes, dicta sentencias, encarcela a la gente o le embarga el patrimonio. Por la única ley que conoce: la ley del hampa.

Hoy, en Argentona

En un ciclo de la benemérita asociación Argentona Cultura i Debat, y en el Saló de pedra, una xerrada sobre el siempre interesante tema del título. Que, por cierto, trae una curiosa errata que probablemente refleje lo que Freud llamaría un "acto fallido", en donde se delata el subconsciente. El título del libro es España quedó atrás, en pasado. Aquí viene en presente, España queda atrás. No está mal; da para una pequeña reflexión sobre el misterio del tiempo, cuando se descubre que el pasado puede ser presente y el presente mirarse en el pasado. Y el misterio del espacio, el otro apriori kantiano, que, en el tiempo presente, toma dimensiones insospechadas. Por ejemplo, el título podría ser, por qué no, España queda lejos. Interesante, ¿eh?

Pues eso, nos vemos en Argentona, en el fondo, para debatir sobre el futuro, que es lo que de verdad importa.