miércoles, 9 de septiembre de 2009

El puño cerrado.

¡Qué fuerza tiene lo simbólico! ¡Cómo pega la imagen! Ha sido ver a las señoras Pajín y Aído puño en alto y se ha disparado el cutrerío conservador más carcunda, dando al traste con cuidadas componendas ideológicas absolutamente inverosímiles como que la señora Aguirre sea o pueda jamás ser "liberal" en el sentido ordinario, gaditano mas escocés del término. Todos soltando sapos y culebras y cubriendo de improperios el gesto del puño cerrado en alto: antiguo (no deja de tener guasa que un conservador considere que lo antiguo sea reprobable), trasnochado, amenazador, triste. Hasta la izquierda nacionalista, todavía más cutre y paleta, sale diciendo que el señor Rodríguez Zapatero "marca paquete obrerista" o alguna grosería de este jaez. ¡Qué mal llevan todos el radicalismo del gesto con el atractivo de quienes levantan el puño!

Y podrían, pues tan patrióticos son, reconocer que el puño cerrado es otra gran aportación española al lenguaje (gestual en este caso) político internacional, como "liberalismo", "junta" y "guerrilla". Y si no es original español, que no estoy seguro, se generaliza en el mundo entero a partir de la guerra civil española. El famoso cartel de Joan Miró de 1937, símbolo del arte de vanguardia de entonces dio la vuelta al mundo. ¿Qué amenaza hay en ese campesino catalán? ¿Qué en el texto ingenuo pero ciertísimo a largo plazo de Miró "Dans la lutte actuelle, je vois du côte fasciste les forces périmées, de l'autre côte le peuple dont les immenses ressources créatrices donneront à l'Espagne un élan qui éttonnera le monde"?

En el gesto de los hombres del pueblo en el cartel del Frente Popular, probablemente de 1938, ya hay más agresividad. Pero estábamos en mitad de una guerra que habían desencadenado las derechas, parte importante de las cuales (y todas después de la guerra) saludaban a la romana, como los fascistas italianos. El puño cerrado de los izquierdistas fue la respuesta al saludo cesarista, ese sí totalitario que en alemán se acompañaba de un estentóreo Heil Hitler! y en español de un ¡Franco, Franco, Franco! El puño cerrado ha sido siempre símbolo de todas las izquierdas, socialistas, comunistas, anarquistas, etc. Y es bastante absurdo acusar a los anarquistas de totalitarios.

Símbolo para toda la izquierda siguió siendo después de la guerra civil española, difundido en el mundo entero probablemente por los voluntarios de las Brigadas Internacionales que sobrevivieron. Y así estuvo hasta que resurgió con nuevos bríos a raíz de 1968, ese año al que los conservadores tanto odian, por ejemplo el señor Sarkozy que quiere acabar con el "espíritu del sesenta y ocho". Cosa no tan fácil. El puño cerrado ocupa un lugar muy visible en la imaginería sesentayochera, es el sello de Lucha continua y conoció diversas manifestaciones gráficas. Es una recuperación de un viejo símbolo revolucionario para señalar tres elementos del movimiento: su radicalismo, su antiburocratismo y su internacionalismo. El recurso al lenguaje simbólico de las manos es la opción típica del internacionalista. Porque casi todos los signos de las manos son inteligibles de inmediato en todas las latitudes y culturas del planeta. Por supuesto, hay un "casi" en que esto no es así y es preciso explicarlo. En el lenguaje simbólico, el puño cerrado está asociado a determinación y unidad; nada se dice de qué determinación y cuya sea la unidad.

Palinuro tiene una especial debilidad estética por este gesto, cada vez más infrecuente pero que en los años siguientes al sesenta y ocho y en los setenta y adelante apareció entre los movimientos radicales independientes. Lo usaron las mujeres de la Organización de Nacional de Mujeres (NOW) y otros movimientos concebidos según parámetros no habituales hasta la fecha, conservacionistas y pacifistas.

Famosos son los dos puños en alto enfundados en sendos guantes negros de los Panteras Negras. El gesto de Tommie Smith y John Carlos, oro y bronce en 200 metros lisos en los juegos olímpicos de México en 1968 fue la sopresa del mundo. Los dos atletas iban descalzos en memoria de la pobreza de los negros y llevaban una especie de cíngulo en torno al cuello en recuerdo de los ahorcamientos de negros en los Estados Unidos.

El tercero, plata, un australiano, lleva un distintivo en pro de los derechos humanos contra la Unión Sudafricana, que participaba en los juegos a pesar de practicar el Apartheid por lo que no traía atletas negros. Tres o cuatro días después el COI los despojó de sus medallas pretextando que habían introducido la política en lo JJOO. Que el gesto será muy amenazador pero los que sacuden de verdad son los otros, los de la mano levantada. Y eso en la misma megaciudad en que, unos meses antes, las fuerzas de seguridad del llamado "gobierno democrático" perpetraron la matanza de la Plaza de las Tres Culturas en la que murieron quién sabe cuántos estudiantes, muchos de cuyos cadáveres siguen sin aparecer.

Una de las últimas manifestaciones del puño en alto que conozco es la de los fabulosos Furry Freak Brothers, famosos por la sentencia de "el chocolate te ayuda a pasar las épocas sin dinero mejor que el dinero las épocas sin chocolate" Como dice el ministro español del Interior, señor Rubalcaba, ignoro con cuánta retranca; que "cada cual levante lo que quiera". O lo que pueda. Los tres hippies gringos drogotas recuperan el lenguaje de las manos: Freewheelin' Franklin el dedo corazón tieso, Fat Freddy el puño revolucionario de siempre y el judío de Brooklyn, Phineas R. Freakears, la uve de la victoria. El triunfo de la Revolución de "que le den". Habrá quien sostenga que los hijos de estos, que sólo creen ya en el dinero, son los que han provocado la mayor crisis del capitalismo jamás vista.

En fin, si la señora Aguirre no se convence de que aquí no hay más amenazas que las que ella profiere, le dejo una estrofa de la Canción del esposo soldado, de Miguel Hernández:


Nacerá nuestro hijo con el puño cerrado,

envuelto en un clamor de victoria y guitarras,

y dejaré a tu puerta mi vida de soldado

sin colmillos ni garras.

¿De qué hablan estos tipos del Armani, Vuitton, Milano, Jaguar, Lacoste y náuticos Camper?