sábado, 16 de diciembre de 2017

Hoy, Palinuro en Santa Eugenia de Berga


El acto de ayer por la tarde en Canet de Mar estuvo muy bien. Tuvo lugar en una carpa inmensa dels Comediants, su centro de acción, el lugar en que nació este fabuloso grupo que tuve el privilegio de ver actuar un par de veces allá por los primeros años setenta del siglo XX. Ya entonces eran una revolución y no solo teatral. Un rayo de genio en el muermo escénico de la época. Pude saludar a una de las integrantes originales del grupo. Muy grato y qué caramba, compay (como el de Buenavista Social Club), un orgullo de generación alzada, tozudamente alzada. Un saludo, comedianta. Seguim.

El acto concluyó con una butifarrada y música con decibelios. Un saludo también a las asistentes que tuvieron la paciencia de escucharme. Había feeling, como dicen las personas viajadas y de mundo. Feeling de victoria el próximo día 21. 

Hoy sabado, 16, tendré una intervención en un mitin de ERC en un lugar tan simbólico como el Born, en Barcelona (no dispongo de cartel, si no, lo pondría) y, por la tarde, a las 20:00, en el pabellón municipal de Santa Eugenia de Berga, para hablar de lo que tenemos por delante después del 21D. Seguirá un sopar popular que solo con el nombre ya alimenta: sopa torrada amb mandonguilles, fricandó i postres.

El tema no puede ser más abierto y, al tiempo lineal porque, pase lo que pase, anirem endavant. Si las elecciones se ganan, como es muy probable y yo tengo por casi cierto, a pesar de haberse convocado de forma ilegal e ilegítima, estar llenas de trampas y apuntar a un casi seguro tongo, hay que ponerse a construir una República de todos, con todas, para todas. 

Si las elecciones se pierden aceptaremos el resultado. En eso nos diferenciamos de los franquistas del 155 (PP, PSOE, C's), pero, aceptando el resultado, seguiremos trabajando para ganar las siguientes y construir esa República que nos hemos ganado. 

Allí nos vemos.