jueves, 12 de diciembre de 2013

La ladrona liberal.

Acabo de leer en el muro de FB de mi amigo Joaquim Pisa lo siguiente: "UNA LADRONA. Los correos de Miguel Blesa que está publicando Infolibre demuestran que Blesa desvió millones de euros de Caja Madrid a la Fundación Dos de Mayo, presidida por Esperanza Aguirre, que usó ese dinero para distribuirlo entre grupos periódisticos y periodistas afines, entre otros, los del Grupo Vocento (diario ABC)." Sigan leyendo en el muro de Pisa porque no tiene desperdicio.

En cuanto al asunto de esta marquesa consorte, rabanera y sinvergüenza, es obligado hacer algún comentario más. Esta funcionaria pública que anunciaba la intención de acabar con las mamandurrias (ajenas) jamás ha dado palo al agua pues, como casi todos sus compinches del PP, lleva cobrando del partido casi desde que tenía uso de su escasísima razón; tiene a familiares directos enchufados en la administración y no solo familiares: amigotes, conmilitones del partido, advenedizos y chupones de todo pelaje, como ese Carromato, protegido suyo, un indocumentado al que todos los españoles (que somos bastante imbéciles, dicho sea de paso) astillamos más de 50.000 euros anuales por no hacer nada. 

Si lo que dice la SER es cierto (y lo será pues no se sabe que la denodada liberal haya presentado querella alguna en defensa de su honor) queda demostrado una vez más lo que Palinuro lleva bastante tiempo diciendo: el PP no es un partido normal sino una asociación de presuntos malhechores y ladrones, dispuestos a robar hasta las cucharillas. Algo parecido a los partidillos que montaron Ruiz Mateos o Gil y Gil con intención de librarse del trullo, pero a lo grande y disimulando mucho más, como si de verdad fuera un partido. De hecho, se presenta a las elecciones (y hasta las gana), tiene un programa (como podría no tener ninguno), un presidente del gobierno que es un majadero y un  bochorno internacional, unos portavoces que oscilan entre chulos de barrio y matones de discoteca, y todos analfabetos (como los asesores, enchufados a cuerpo de rey) y hasta hablan de política, cuando lo único en lo que piensan es en cómo estafar a la gente e irse de rositas o, en caso contrario, conseguir el indulto de sus cómplices en el gobierno.

 La noticia añade un interesante matiz que no cabe achacar a presuntos celos entre los medios: ese latrocinio de la asociación de mangantes cuenta con el apoyo cerrado de un frente mediático hecho de periodistas corruptos y tan ladrones como sus mentores y amos, dispuestos a difamar, mentir, calumniar y envilecer lo que tocan a cambio de la condigna pastuqui que los políticos "liberales" ladrones les reparten trans haberlo birlado antes de las arcas públicas.

Un país gobernado por una banda de ladrones. Menudo panorama.

(La imagen es una foto de PP Madrid, con licencia Creative Commons).