sábado, 26 de julio de 2008

Vaya si se calló

Días antes de la llegada del señor Chávez a España anduvo éste vacilando por doquier sobre si vería o no vería al Rey del por qué no te callas y, en caso de verlo, sobre cómo le demostraría que él no se calla. Pura baladronada para calentar el ambiente. El señor Chávez llegó a España, fue obediente a entrevistarse con el Borbón en Mallorca y dejó dicha la pavada esa de "¿Por qué no nos vamos a la playa?" que ha recogido toda la prensa. Vaya, vaya, aquí no hay playa. Es decir, en resumen, el mandatario bolivariano venezolano se ha callado como buen plebeyo ante el Monarca que se ha limitado a hacer una de sus gracias y a regalarle una camiseta pero ni un amago de petición de disculpas como el señor Chavez exigía gritos meses atrás para lavar el baldón sobre la dignidad latinamericana del orgulloso criollo.

Con el "¿Por qué no te callas?" el mundo descubrió que Latinoamérica es juancarlista. En principio no armar bronca ha estado bien porque no hay que exacerbar los rifirrafes que luego la cosa no tiene arreglo, pero conviene no ser demasiado bocazas o bocón, como le dicen por allá. Y, después de callarse frente al Rey, el mandatario vino a Madrid, feliz de no encontrar la barrera lingüística que lo acosaba en los otros países europeos que visitó y aquí ya se le calentó la boca y empezó a prometer petróleo hasta el fin de los tiempos, como un profeta testamentario que prometiera maná al pueblo hambriento o sediento en este caso. Vamos, como diría un castizo, que el señor Chávez ha hecho realidad eso de "calla y paga".

Comentando la actualidad, el señor Rajoy ha hecho ver con intención despectiva y crítica hacia el gobierno que mientras el señor Obama visita Francia, Alemania y el Reino Unido, España ha de contentarse con el señor Chávez. Pues sí, es verdad, aunque, al fin y al cabo, el señor Chávez es más "nuestro", habla nuestra lengua y la ausencia del señor Obama muestra un punto de hipocresía en su discurso y él es el más perjudicado por no atreverse a venir al único país que retiró las tropas del Irak, es decir, el único que hizo lo que él dice que quiere hacer. Dice. O sea, que también él se ha callado aunque en otro contexto.

(La imagen es una foto de Quapan, bajo licencia de Creative Commons).