martes, 31 de julio de 2007

Le desobediencia civil del clero.

Ver a los obispos pidiendo la objeción de conciencia contra la nueva asignatura de Educación para la ciudadanía (EpC) es tan insólito que, en lugar de pasarlo por alto, como suelo hacer con los pronunciamientos eclesiales que no son de este mundo, me he detenido a escuchar sus razones. Y son sorprendentes. Así resulta que Monseñor Martínez Camino, Secretario General de la Conferencia Episcopal Española (CEE), un clérigo moderno, de juvenil y atildado porte y con un verbo contundente, justifica la cerrada oposición eclesiástica en nombre de la "libertad de conciencia y de enseñanza".

¿La libertad de conciencia? ¿Desde cuándo se preocupa la Iglesia por la libertad de conciencia? Váyase al Syllabus de la encíclica Quanta Cura, publicada por Pio IX en 1864; allí se condenan los "errores del tiempo", entre otros el panteísmo, el naturalismo, el racionalismo (absoluto y moderado), el indiferentismo, el latitudinarismo, el socialismo, el comunismo, las sociedades secretas, las sociedades bíblicas, las sociedades liberal-clericales y, mirabile dictu, el "liberalismo moderno".

Que se sepa, la Iglesia no ha rechazado o renegado de la doctrina del Syllabus. Todo lo más que cabe decir es que está "en desuso", como algunas normas jurídicas. Pero "estar en desuso" no quiere decir "carecer de vigor" o "estar derogadas" y las normas, como las condenas del Syllabus, el Ave Fénix y los muertos el día de la resurrección de la carne, pueden volver a hacer de las suyas. Es más, lejos de rechazar, repudiar o condenar, Juan Pablo II beatificó a Pio IX en el año 2000. O sea, que puede llegar a santo quien tantas cosas condenó en vida.

Impertérrito, Monseñor Martinez Camino sostiene que, cuando la Iglesia se opone a la EpC y pide objeción de conciencia, en definitiva, desobediencia a la autoridad, lo hace en nombre de la "libertad, la democracia y los derechos humanos fundamentales". Pero eso es falso y los cristianos no deben mentir. Ni los no cristianos, claro. Monseñor sabe que el Syllabus condena como error la idea de que el Estado pueda interferir en las normas que la Iglesia dicta respecto a las conciencias de sus fieles y lo haga invocando los valores que Monseñor Martínez Camino dice defender. Según el beato Pio IX, el error número XLIV, correspondiente al grupo VI de errores, los que se refieren a la "sociedad civil considerada en sí misma y en su relación con la Iglesia", consiste en sostener que compete a los poderes civiles enjuiciar las instrucciones que, en el ejercicio de su menester, dicten los pastores de la Iglesia con respecto a la "guía de las conciencias". O sea aquí de libertad de conciencia nada. Por si no fuera suficiente, el mismo beato vuelve sobre el asunto en el grupo X que recoge los errores que caracterizan al "liberalismo moderno" el primero de los cuales es, vaya por Dios, decir que "en el día de hoy ya no es conveniente que la religión Católica sea la única religión del Estado con exclusión de todos los demás cultos". ¿Queda claro? Según doctrina en vigor (aunque no muy aireada) de la Iglesia, la religión católica debe ser única religión del Estado.

Así pues Monseñor Martínez Camino y sus hermanos en Cristo están en contra del Estado y piden que no se le obedezca pero no en nombre de la democracia sino de lo contrario. En nombre de la religión del Estado, de lo que era cuando el Caudillo por la gracia de Dios. Como va a ser que no, la Iglesia pide desobediencia. Cosa que sólo se entiende si considera al poder civil "ilegítimo" pues el error número LXIII, correspondiente al grupo VII acerca de errores referentes a la ética natural y la cristiana consiste en decir que sea admisible negar obediencia a los príncipes legítimos. Pues nada, si los obispos consideran que el Gobierno de España es "ilegítimo", que lo digan y que digan por qué. Lo de la democracia y la libertad de conciencia no cuela.

Porque es desobediencia civil lo que la Iglesia está fomentando y también la derecha. La señora Aguirre dice en los curso de verano de la UPM en El Escorial que "no entiende" por qué no se pueda aplicar la objeción de conciencia a la EpC. Hay que ver qué cosas se dicen en ese augusto templo del saber y el orar. Porque la señora Aguirre, ilustre abogada, no ignora que la ley vigente en la materia, 22/1998 de seis de julio reguladora de la Objeción de Conciencia y de la Prestación Social Sustitutoria, aprobada en el mandato del señor Aznar, restringe la objeción de conciencia exclusivamente a la negativa a hacer el servicio militar. Y es lógico (aunque ya inútil pues, a su vez, se ha abolido el servicio militar obligatorio) porque la señora Aguirre comprenderá que carece de sentido que haya una ley que regule la desobediencia a la ley por cualquier motivo que se le antoje a la señora Aguirre. La obediencia a la ley no está sujeta a la decisión en conciencia de cada ciudadano y menos a la de la señora Aguirre en nombre de todos. La obediencia a la ley es obligatoria y la desobediencia se castiga, como bien dice su beatitud Pío IX, aunque se reserve el derecho a autorizarla tratándose de príncipes "ilegitímos".

La objeción de conciencia, la desobediencia civil es, sin embargo, un hecho que se da de vez en cuando en nuestras sociedades. Trátase de colectividades que se sienten agredidas por unas u otras normas jurídicas y las desobedecen, aceptando el castigo que la desobediencia acarrea. Pero se habla aquí de personas privadas. Las autoridades como la señora Aguirre no pueden llamar a la desodencia a la ley que han jurado (o prometido) cumplir y hacer cumplir. En cierta ocasión de la que tengo vagos recuerdos creo que ya hicieron algo parecido algunos cargos públicos de Gobierno vasco. En fin ya se sabe que los nacionalistas tienen algo de excéntricos. Pero que llame a la desobediencia un cargo público de un partido conservador carece de toda lógica divina, humana, matemática o difusa. Sin duda la señora Aguirre es libre de predicar ésta y otras desobediencias y hasta de seguir el dignísimo camino no del Monseñor de idéntico apellido, sino del venerable Mahatma Gandhi. Sin duda aunque, francamente, no la veo ataviada como Mahatma. En todo caso para hacerlo deberá abandonar su puesto público, resignar su cargo, deponer su autoridad, volver a la vida civil y desde ahí, como persona privada, iniciar su campaña en pro de la libertad de conciencia.

Es extraño que la señora Aguirre no entienda algo tan elemental. ¿No será que no quiere entenderlo?


LA HORA DE TODOS

Anteayer falleció Antonius Block. Había regresado de una Cruzada y se había encontrado a la muerte en una playa nórdica, una playa pedregosa sobre la que rompen en espuma las olas bajo un cielo bajo y gris oscuro, que recuerda los cuadros de Nolde de no ser porque las inmortales imágenes de Bergman son en un despiadado blanco y negro.

Block retó a la muerte a una partida de ajedrez con el objetivo obvio de ganar tiempo. Anteayer, la muerte le dio jaque mate.

La verdad es que hay que felicitarse por la existencia de internet y, en concreto, You Tube. Es una inmensa ventaja que el día en que muere el director de una película que te ha marcado desde adolescente, puedas volver a ver muchas escenas de muchas de sus pelis. Éstas del Séptimo sello son magníficas. Lo que más impresión me causó de la peli es cómo Bergman vincula a la Iglesia misma con el mal de una forma tan sutil que el censor del franquismo no lo vio. Cuando Block cuenta en confesión que piensa ganar la partida a la muerte con una combinación de caballo y alfil y descubre que el confesor es la muerte. A lo mejor posteo mañana algo sobre Bergman, que es tarde.

lunes, 30 de julio de 2007

Turbulencias vascas.

Antes de nada, la policía ha distribuido las fotos de la izquierda pidiendo colaboración ciudadana para detener a estos sospechosos. Se trata de seis pollos que, muy probablemente, andan por ahí armados y escondidos a la espera de descerrajar un tiro en la nuca a algún infeliz o de hacer una masacre en un supermercado con un coche-bomba. Todo ello en nombre de la patria vasca, la lucha contra el imperialismo español, el derecho a decidir de los vascos y parejas estupideces que no lo serían si se defendieran democrática y pacíficamente, pero que lo son desde el momento en que se quieren imponer a tiros. Así que si vemos a alguien que se parezca a alguno de estos sujetos, llamemos de inmediato a las fuerzas de seguridad. Al hacerlo quizá salvemos la vida de un inocente; quién sabe si la nuestra. La colaboración ciudadana, además de ser eficaz, implica a la población de una sociedad democrática en la muy conveniente tarea de la autodefensa.

Todo esto sin ceder un ápice en mi convicción de que es necesaria la negociación y el acuerdo para resolver el contencioso vasco con respeto al derecho de autodeterminación de los ciudadanos de esa comunidad en términos que será preciso negociar asimismo. En lo que coincido sin duda con el señor Otegi en la entrevista que ha concedido a Gara desde la prisión de Martutene. Donde ya no hay coincidencia, seguramente, es en la necesidad -para mí incuestionable- de que las negociaciones o acuerdos se den habiendo previamente ETA cesado de modo definitivo y verificable sus actividades criminales. Digo seguramente porque supongo que el señor Otegi considera que el hecho de que un grupo de asesinos organizado siembre el terror entre la población civil no merma en absoluto la libertad de ésta mientras que, a mi entender, eso es obvio. Cuando la gente tiene miedo no es libre. Y en el País Vasco tiene miedo hasta el apuntador. Porque sólo el miedo puede dictar ese discurso que, enunciado por el señor Otegi, es el de la llamada Izquierda abertzale (IA) que tendrá mucho de abertzale, pero nada de izquierda en la medida en que está lleno de subterfugios, sobreentendidos y jamás se habla con claridad, sinceridad ni responsabilidad, que son tres datos básicos de la teoría dialógica de la acción comunicativa habermasiana en cuanto proyecto emancipador y democrático de la izquierda.

La dicha entrevista es un ejemplo de manual de lo que acabo de decir. La melopea oteguiana es un conjunto de circunloquios, frases hechas y hueras, y naderías inconcretas. Echa la culpa del fracaso (él dice que no es tal, pero no se sabe qué sea) de las negociaciones al Gobierno español sin formular una sola acusación específica, acostumbrado como está a que su auditorio lo crea bajo su ambigua palabra. Ya en el último año ha quedado claro que ni el señor Otegi ni nadie de la IA tiene el menor margen de autonomía frente a los pistoleros que, además, pueden dejarlos con la retambufa a la intemperie en cualquier momento. Por eso mismo, el señor Otegi elabora ese discurso vagaroso y, cuando se le pide que concrete, a propósito de la "información" de ETA y Gara con sus sedicentes "actas" de las negociaciones (se recordarán los famosos "compromisos" del Gobierno), dice que "quiero en primer lugar dejar sentado que yo no confirmo ni desmiento los contenidos de lo publicado por GARA". Obvias faltas de claridad, responsabilidad y sinceridad. Escurriendo el bulto, vamos, para no pringarse con el amarillismo de la operación.

Entre tanto, el aliado objetivo de la maniobra ETA/Gara, esto es, el PP, vuelve a desgañitarse pidiendo las actas de la infamia. Y tanto va el cántaro a la fuente que... ¡paf! sale Deia (el periódico de los nacionalistas burgueses) y publica unos borradores de preacuerdos según los cuales el PSOE parecía estar dispuesto a aceptar ciertas fórmulas de solución del conflicto (órgano común vasco-navarro, derecho a decidir, reconocimiento de Euskal Herria) todo ello en el marco del ordenamiento jurídico español...pero fueron los de Batasuna los que abortaron el acuerdo con exigencias maximalistas, impuestas por los pistoleros.

Acabáramos. Ahora está claro por qué el señor Otegi no puede confirmar ni desmentir nada. En verdad sólo puede callarse.

Hay quien especula, (en concreto el ABC) con que la "filtración" de esos documentos está pensada para influir en el enfrentamiento en el PNV entre los señores Imaz e Ibarretxe. Es posible. No deja de ser curioso que el único momento en que el señor Otegi es claro en su entrevista es en el de echar las culpas al señor Imaz y al PNV, al decir que éste no formula o articula (la expresión canónica de IA, que la empareja como siempre con ETA, es "no pone sobre la mesa") nada distinto de lo que dice el PSE-PSOE, como si distinguirse de éste a toda costa fuese una obligación moral y racional y no puro resultado de la conveniencia. En definitiva, enfrentamientos entre vascos que tienen un interés relativo.

Lo interesante de lo que se va sabiendo es que 1º) el Gobierno del PSOE hizo un verdadero esfuerzo por encontrar un acuerdo con medidas políticas de calado. 2º) Supeditándolo al ordenamiento jurídico español, como debe ser. 3º) El preacuerdo saltó en pedazos porque Batasuna, presionada por ETA, exigió su programa máximo, consistente en eliminar el marco del ordenamiento jurídico español que es donde está la madre del cordero. Y ni "compromisos" ni "compromisas": puras patrañas de ETA y su vocero.

Frente a esta realidad, las reacciones habidas hasta la fecha no son difíciles de entender. Así, el señor Otegi concluye que al Gobierno español le faltó coraje, decisión y madurez. Más bien al revés, al que faltaron (y siguen faltando) tales cosas es al señor Otegi. Las tres; la madurez también.

La derecha mediática ha decidido tirarse al degüello a la vista del contenido de los borradores, papeles, preacuerdos o "actas" publicados, sin darse cuenta de que se va a dar la enésima castaña de la legislatura y que de ésta no van a quedar ni las muelas del señor Rajoy.

Abrió fuego ya anteayer El Mundo con una de esas historias que fascinan en la casa porque mezclan la política con el dinerete, como ha hecho siempre con don Mario Conde, con el señor Amedo, con el amigo Trashorras...: el Gobierno, según el diario, estaba dispuesto a pagar hasta 1.500 euros al mes a cada etarra que se reciclara en la vida civil y a colocarlos a todos (supongo) decentemente. El mismo periódico reconoce que el cálculo económico de esta medida se cotejaba con el cálculo de los costes de posibles atentados terroristas. Pues muy bien, ¿no? No conozco de ningún proceso de pacificación en que no haya sido necesario encontrar algún acomodo a los pistoleros desmovilizados que, por lo general, acaban queriendo cotizar a la seguridad social. ¿Qué tiene eso de malo?

Libertad Digital, como siempre, decide hacer una lectura a su manera de los papeles de Deia y sale titulando que Los socialistas iban a entregar Navarra y reconocer la autodeterminación a cambio de la paz. ¡Glub! Imagino que los alféreces provisionales, monjas, curas, afiliados a Falange, Fuerza Nueva y por el imperio hacia Dios, o sea sus fieles lectores, saldrán mañana en manifa, una vez que ya son públicas las pruebas de la alta traición del señor Rodríguez Zapatero, que denunció en su día el señor Vidal-Quadras, prodigio de ecuanimidad. ¡Con qué razón exigió y exige el PP que se aporten las "actas"!

Vaya, no es preciso devanarse mucho los sesos pues quien lea la información de Deia verá que el titular de Libertad Digital es simple y llanamente mentira; la misma mentira que vienen sosteniendo la derecha y los pancarteros del señor Alcaraz hace ya meses. Lo que me permite concluir con unas consideraciones este ya prolongado post:

Primera: el Gobierno no ha revelado nada de lo que cualquier gobierno responsable consideraría secreto porque, entre otras cosas, perdería su crédito y dejaría en mal lugar a los mediadores internacionales que haya habido y que, por cierto, también se han portado muy bien. Y eso a pesar de las presiones de la derecha, las infamias de sus medios y el intento de chantaje de ETA y Gara. ¡Ah, los famosos "compromisos"! ¿Qué se hizo de ellos que no los avala ni el recluso de Martutene?

Segunda: por lo que se ha sabido (y no por él) el Gobierno se tomó en serio la negociación, llegando a preacordar importantes medidas políticas, haciendo concesiones de calado en un intento genuino de llegar a un entendimiento dentro del marco del ordenamiento jurídico español. Es muy importante resaltar esto porque aquí reside la clave de todo.

Tercera: fue Batasuna la que imposibilitó el acuerdo al no tener margen de maniobra por la imposición etarra, igual que fue ETA quien puso fin unilateralmente a la tregua el 30 de diciembre de 2006. Sostener que seguía viva hasta que fue verbalmente clausurada el seis de junio pasado sólo fue un intento inútil más de esta organización criminal de imponer un juicio sobre la realidad que únicamente cabe en su delirio fanático.

Cuarta: el Gobierno, en consecuencia, ha salido muy bien librado de la aventura. La gente entiende lo que hizo y lo apoya y, como muestran las encuestas, seguirá apoyándolo si intenta negociar de nuevo en las condiciones en que lo ha hecho hasta ahora.

O sea, que la derecha en la oposición lleva el camino del fracaso. En buena hora porque su comportamiento durante este proceso ha sido desleal e infame.


domingo, 29 de julio de 2007

Blogorismos de verano.

MILAGROS

Dice el señor Rodríguez Zapatero que no hay milagros. Jamás haremos carrera de este hombre. Habla como un volteriano. De ahí lo de la Educación para la Ciudadanía. De ese descreimiento. De ese materialismo que todo lo corrompe. ¿Educación? Formación para la checa. Pandilla de radicales, ateos y comecuras. El país esté dejado de la mano de Dios. El país, no El País, que ese lo imprime el mismo Satán.

¿Cómo que no hay milagros? Es precisamente lo que más hay. Tantos que casi no parecen milagros: es milagroso que el señor Zaplana, forrado como está, soporte la canícula; milagroso que el señor Rajoy aún aparezca en las encuestas; milagroso que queden catalanes del PP; que la señora Aguirre llegue a fin de mes; que el señor Aznar lleve una semana callado; que Navarra siga estando en el mapa. Es milagroso que siga habiendo mapa.

(La ilustración es una tabla de Vicente Carducho, o sea, Vincenzo Carducci, titulado el éxtasis del padre Birelli).



Gay gays

Leo en 20 Minutos que la policía italiana ha detenido a dos gays que estaban morreándose cerca del Coliseo, los ha cacheado, los ha llevado a la comisaría y los ha denunciado por escándalo público. Un cristo que se ha organizado. El presidente de los gays ha formulado protesta pública y convocado a los homos del lugar a un acto de masivo morreo. Si los hombres pueden besar a las mujeres y las mujeres a los hombres en la vía pública (también conquista relativamente reciente) ¿por qué no los hombres a los hombres, las mujeres a las mujeres, las monjas a los curas, los curas a las jóvenes y los perros a las farolas? Habría que pensar en suprimir eso del "escándalo público". Además es falso. El escándalo nunca es público; es privado del que más grita. Por otro lado, como en el Irán, ¿verdad? donde a los gays no los acusan de escándalo público sino que los ahorcan sin más.


El culo y las témporas

El periodismo es un oficio difícil y exigente, y no debe meterse a él quien, con independencia de su ideología política, no tenga fuertes principios morales, la "ley moral en el corazón", que decía Kant. Una ley que te dice que hay cosas que no pueden hacerse. Por ejemplo, ese titular de ayer de Libertad Digital que pretende hacer una amalgama al estilo estalinista entre el Solitario, presunto atracador y asesino, e Izquierda Unida por intermedio de su madre. Vamos que el Solitario deja de ser Solitario y entra en colaboración con su madre si ésta es comunista. Eso es como si, cuando el señor Rato es noticia, por ejemplo porque vuelve a la política nacional, alguien dijera: "Vuelve a la política nacional el señor Rato cuyo padre fue condenado a tres años de prisión durante el franquismo por evasión de capitales". Es verdad, pero sería injusto hacerlo. Lo mismo sucede con el Solitario


La gran calor.

Líbreme el Señor de tomarme a risa el cambio climático. Hace poco lo hizo Félix de Azúa, comparándolo con los temores de fines del milenio y rápidamente saltó alguien criticándolo por frivolizar. No veo por qué no puede uno tomarse a chirigota lo del cambio climático, igual que el fin del milenio. Pero prefiero dejarlo estar porque hace demasiado calor. Los termómetros digitales de algunas capitales del sur mostraban 42º y los locutores echaban humo o tenían los pinreles en los estanques.

(La foto de una puesta de sol en el mar de Omán es una imagen de la IRNA, Agencia de Noticias de la República Islámica del Irán)

Me quedé a ver el Dracula de Francis Ford Coppola en Tele Madrid que, a veces se da un respiro en hablar mal del Gobierno. Tengo el vago recuerdo de haberla visto antes. Me sucede que lo que no me gusta, se me olvida. Lo considero una fortuna, pero lo pago al precio de ver por segunda vez algo que no me gusta

Lo de menos es si la película, que se llama Drácula, de Bram Stoker tiene o no que ver con la novela de Stoker. Tiene lo justo que ver para que sea Drácula y tiene que ver con más cosas. El film es un entramado de referencias. No resulta muy cargante ver el truco de la sombra de la mano sarmentosa de largas uñas sobre la pared. Lo cargante es que Van Helsing invoque el nombre de Nosferatu un par de veces, como si fuéramos tontos. Hay muchos efectos especiales, algunos directamente sacados de El exorcista. Y ese americano, Morris, que aparece como Wyatt Earp en Tumbstone tiene gracia. En general, tiene bastante gracia todo lo que va de coña en la cinta, desde la figura sádica del conde hasta la zoofilia de Lucy, pasando por el erotismo de las novias de Drácula. Supongo que ya no hay forma de tomarse en serio al Conde, por más que esto de los vampiros es una leyenda que probablemente entronca con los más ancestrales miedos humanos, los chupasangres. Por cierto, que la primera narración sobre vampiros, que se atribuyó en un principio a Lord Byron, la había escrito su médico y amigo, John Polidori, aunque sobre una idea del autor de Manfred

No es que no me guste el Drácula de Coppola porque me gusten los de Polanski o Ted Browning. En realidad, no me gusta ningún Drácula (cosa distinta es Nosferatu) porque tengo mi propia idea de la fábula pero aprecio mucho a Bela Lugosi que hizo un Drácula insuperable.

Así que aquí dejo un homenaje al gran actor, de nombre Béla Ferenc Dezső Blaskó, nacido en 1882 en Transilvania. La banda sonora es El lago de los cisnes. Lugosi estaba tan en su salsa en el papel de Drácula que el personaje acabó comiéndose al actor, como esos insectos endofitos que acaban con las plantas en las que viven.

sábado, 28 de julio de 2007

Viva la EPA y la Pepa.

Ayer se conoció la encuesta de población activa (EPA) del segundo trimestre del año en curso. Las cifras son muy alentadoras e invitan al optimismo. El paro disminuyó en 96.100 personas en dicho segundo semestre, se crearon 298.000 nuevos empleos, la cantidad de parados en la actualidad es de 1.760.000 y la tasa de paro se situó en el 7,95% de la población activa, que es la más baja desde 1978, es decir, desde hace casi 30 años.

Resulta claro que, aunque todos los datos son noticiables, el que tiene verdadero impacto periodístico es el de que se trata de la tasa más baja desde 1978, porque es la que permite emplear el adjetivo preferido de los medios, "histórico". Así lo entendieron casi todos los diarios de papel y digitales y así lo reflejaron en portada en sus ediciones de ayer. Todos emplearon un recuadre parecido y todos, hasta El Mundo, hicieron hincapié en lo del mejor dato desde 1978.

Los diarios de la derecha más rancia, Abc y La Razón también traían la noticia en portada y daban escrupulosamente las cifras sin hacer mayor valoración y sin mencionar el dato de que se se trata de las mejores desde 1978 y de que permite augurar una continuación de la buena coyuntura española. Como es tradicional en España leer los datos de coyuntura económica en términos de las políticas públicas, echando en cara al Gobierno los fracasos y alabándole los éxitos (incluso aunque, como sucede muchas veces, el efecto de la acción gubernativa sea nulo) es claro que los dos periódicos tratan de restar un mérito al Gobierno del PSOE ocultando una obvia lectura de la noticia, precisamente la que tiene más gancho periodístico. Están en su derecho, como también lo estoy yo en juzgar esa información como algo tendencioso y sesgado.

Pero la palma de la manipulación informativa y del simple embuste se la lleva Libertad Digital que, como se ve, se las ingenió ayer para darle la vuelta a la noticia como un calcetín y convertir un buen dato en uno malo, en lo contrario de lo que es en realidad. No solo se oculta lo de que es la tasa más baja desde 1978, sino que se dice que es el dato peor de los últimos diez años, se relativiza el descenso del paro atribuyéndoselo a la estacionalidad de los contratos (habrá que ver la portada del diario cuando acabe la temporada) y se vincula a otra noticia sobre el descenso del poder adquisitivo de los salarios.

Son tres buenos casos prácticos para mostrar cómo un mismo dato puede generar tres tipos de noticias: a) la verdad; b) la semiverdad; c) la mentira. Y al c) lo llaman "periodismo"


Contra el ruido.

El Tribunal Supremo ha condenado a dos años de prisión a un pavo que estuvo cuatro fastidiando a sus vecinos poniendo la música día y noche demasiado alta, en concreto entre 45 y 69 decibelios, esto es, más del doble de lo que permite la normativa legal, que ya es demasiado permisiva.

Aunque la sentencia del Supremo case otra absolutoria de la Audiencia de Barcelona, la pena impuesta me parece demasiado suave, si bien la aplaudo porque menos da una piedra. En este caso, la piedra (el adoquín, en definitiva) es la Audiencia de Barcelona que se negó a considerar delictivo el comportamiento del cretino de la música, calificándolo de "infracción administrativa"·

Es irritante la tolerancia española hacia el ruido. Según todas las estadísticas somos uno de los pueblos más ruidosos del planeta y carecemos tanto de sensibilidad hacia esa forma de contaminación ambiental como de la educación mínima para no molestar al prójimo. Cualquiera que haya entrado en un bar en España cuando esté lleno sabe de lo que hablo. En parte, este estado de cosas viene dado por la manga ancha de las autoridades ante los comportamientos inciviles de los ruidosos.

Y no es solamente la brutalidad de poner la música alta en las casas de vecinos, son las motos en las calles a cualquier hora del día y la noche, las terrazas en verano, las discotecas, las fiestas de amigos... es toda la actividad social de una población como la nuestra que cree que chillar (¿han visto Vds. a algún padre alguna vez reprender a un hijo suyo que esté chillando y molestando en un espacio público?), berrear, armar barullo es cosa de gente simpática y que si se protesta por ello es porque el protestante es un quintín el amargao o una persona de costumbres sospechosas.

Durante años tuve que soportar a un imbécil en el piso superior al mío que tenía instalado un taller de bricolage en su casa y se pasaba el día martilleando con absoluta indiferencia por las molestias que ocasionaba. El tal se ofendía si se le decía algo porque pertenece al sector de españoles "educados" que creen que hasta las 12 de la noche pueden hacer el ruido que quieran. Hoy tengo un amigo al que le han instalado una discoteca con terraza a cuarenta metros de su casa, atronándolo hasta las seis de la madrugada.

Soy militante en contra del ruido. Mientras los españoles no entendamos que hacerlo es igual que arrojar basura por la ventana en la vivienda del vecino no seremos un pueblo civilizado. Claro que para eso falta un trecho porque muchos de nosotros todavía tiramos desperdicios en lugares públicos. Las toneladas de basura que se han acumulado en los cinco días de huelga del servicio de limpiezas en Vigo, en especial en la playa, demuestran una vez más que somos muy guarros. Con que nada de extraño que, además, seamos ruidosos.

La gerontocracia cubana.

¿Se acuerda alguien de los espectáculos que daban los jerarcas soviéticos en los últimos decenios de la URSS, en las actos públicos solemnes como el 1º de mayo o el día de la Gloriosa Revolución de octubre? Ancianos decrépitos, temblorosos, que apenas se mantenían de pie y solían tropezar o dormirse, pero que se obstinaban en permanecer al mando del país, negándose a dejar paso a generaciones más jóvenes con proyectos de cambio y renovación, siempre imprescindibles en toda sociedad humana.

Cámbiese la Unión Soviética por Cuba y el inclemente clima de la estepa rusa por el calor y el color caribeños y se tendrá una situación parecida, como puede observarse en la foto de El País que muestra a un cuarteto de venerables prebostes ninguno de los cuales, probablemente, baja de los setenta y cinco años de edad.

No estoy diciendo que los más viejos no hayan de ocupar puestos de responsabilidad. Sería privarse de la sabiduría que da la experiencia. Pero sí que no deben ocuparlos a lo largo de toda su vida, como si fueran de su propiedad. Cualquiera de los cuatro ancianos de la foto lleva ocupando cargos más de cuarenta años y, como es obvio, en cuatro decenios ha habido tiempo de aportar todo lo bueno que se tenga a la colectividad y ya sólo se atiene uno a la rutina, mientras que la experiencia que se acumula es solamente astucia para que no lo desplacen a uno del sillón.

Además de perpetuarse en los cargos, los viejos tienen tendencia a acapararlos, como si fueran condecoraciones. El actual Presidente interino de la isla, señor Raúl Castro, hermano de Fidel, es vicepresidente del Consejo de Ministros, primer vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba, vicesecretario del Politburó y del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), y Máximo General de las Fuerzas Armadas (Ejército, Marina y Fuerza Aérea), segundo del Comandante en Jefe, Fidel Castro. Por supuesto, el señor Fidel Castro es igualmente una infinidad de cosas de forma que entre los dos hermanos acaparan una cantidad de poder superior a la que ostentan los otros dos célebres fratelli polacos que, por lo demás, probablemente saltarán en las próximas elecciones anticipadas.

Cosa que, bien seguro es, no pasará en Cuba donde ya deben estar acercándose al ideal marxista de la desaparición del Estado porque el máximo gobernante, que concentra todos los poderes, puede estar de baja un año sin que suceda nada. Supongo que habrá incondicionales que digan que esta situación es prueba de ese oximoron que llaman normalidad revolucionaria. A mí se me antoja manifestación de un paternalismo insufrible que trata a la población como a un conjunto de menores de edad.

viernes, 27 de julio de 2007

Coup d'ETA.

Menuda racha lleva el Movimiento Vasco de Liberación Nacional e dos grandes expressos europeus. La detención de los tres últimos presuntos etarras es un palo. Sobre todo por ese tal Maiza, jefe del negociado de logística de la organización, o sea, el baranda de intendencia.

Desde la ruptura de la tregua a primeros de junio pasado estamos esperando algún atentado de ETA, y no solamente no se ha producido ninguno sino que las fuerzas de seguridad del Estado y la gendarmerie han puesto a buen recaudo a un puñado de supuestos terroristas que parecían tener las peores intenciones y a los que han detenido en los puntos más distantes entre sí de la Península: Santander, Huelva y Castellón, que yo recuerde. El de Castellón anda huido de momento. Esta dispersión geográfica debe de querer decir que ETA trata de atentar en donde pueda...y no lo consigue. De ser cierta esta suposición, se imponen algunas conclusiones.

Si la banda aprovechó la tregua para reorganizarse, ha fracasado y no está en situación de hacer ninguna de las suyas. Si puede, matará a alguien para hacerse notar, pero estos dos meses aproximadamente sin atentados prueban que ya no es tan fácil.

La ruptura de la tregua fue un desatino. Cegó la última posibilidad de salida negociada del conflicto para nada porque, perdida ya la batalla política, la "militar" es cosa de tiempo. Y tiempo, el Estado lo tiene todo. No solamente fue un desatino la ruptura de la tregua. Tampoco el intento de utilizarla para obtener réditos políticos montando una campaña de embustes e insidias con la inapreciable ayuda de la oposición de derechas y la agitación de Batasuna ha servido para nada salvo para lo contrario, esto es, para levantar la moral de la sociedad española contraria a la vía del asesinato.

Los de Batasuna que se den con un canto en los dientes con los concejales que sacaron en las municipales a través de ANV y los milloncetes que les caerán por ello. Así que no alzarán mucho la voz porque los ilegalizan o encarcelan sin que puedan ya confiar en la respuesta popular. Han acabado con la paciencia de todo el mundo a fuerza de presumir de iniciativa cuando queda claro que no son sino el negociado político de los pistoleros.

El señor De Juana Chaos ya no hace más huelgas de hambre porque su perspectiva sería ver pronto a Dios. El señor Otegi sigue en la cárcel y aquí no pasa nada, no hay indignación popular ni arde la calle. Sus amigos y correligionarios han colgado una página web arnaldoaskatu.org en la que piden la liberta para el mahaikide en euskera, español, inglés y francés con los más peregrinos argumentos, y solicitan firmas para apoyar su petición. Vamos, como cuando se firma para que no lapiden a una adúltera en algún país musulmán.

El PP va a tener que encontrar argumentos para hacer una oposición medianamente pasable. Ya está claro que:

1º) El señor Rodríguez Zapatero no se rindió ante ETA.

2º) El Gobierno no tiene compromiso alguno con ETA o sus monosabios.

3º) ETA no está más fuerte que antes, sino menos.

4º) La seguridad de los españoles está mejor garantizada que con el PP.

5º) En política, ETA no cuenta ni avala el estatuto catalán ni condiciona nada.

6º) ETA no tiene nada que ver con el 11-M, haga lo que haga el señor Del Pino.

Así que ¿por qué no preparan sus maletas los señores Acebes y Zaplana? Entiendo que el señor Rajoy es necesario aún porque alguien tiene que perder las próximas elecciones generales, pero ¿por qué no despacha a esos dos genios cuya manifiesta incompetencia está en razón proporcional a los gritos que pegan hablando de la del señor Rodríguez Zapatero?

El senador Anasagasti y sus reales vaguezas.

El señor Iñaki Anasagasti se despacha a gusto en su blog contra la familia real española a cuenta del secuestro de El Jueves. Entre otras lindezas habla de "bribones", "vagos", etc y asegura que sus miembros son intocables a diferencia de lo que pasa con la familia real británica ya que, dice, en Gran Bretaña "...la Casa Real lo aguanta todo porque viven en un verdadero sistema democrático." ¿Se entiende la profundidad del pensamiento del senador nacionalista? Lo que hace que un sistema sea verdaderamente democrático no es la disyuntiva República/Monarquía, sino el que se pueda caricaturizar al príncipe heredero montándoselo con la legítima.

Como correoso republicano que soy no tengo nada contra quien critique a los reyes, estos o aquellos (y tampoco lo tendría contra quien criticase al presidente de la República) llamándolos lo que quiera, por ejemplo vagos. Pero, aparte de que no me parece que los senadores del Reino vayan a ganar la medalla del mérito al trabajo, sí me gustaría que, al menos, tuvieran luces. Y no es el caso, como se ve.

Lo que hace a un sistema verdaderamente democrático es que todas sus magistraturas sean electivas y no que se pueda o no poner a alguna de ellas de chupa de dómine.

Los Reyes de España y sus familiares pueden ser vagos o diligentes, pero no han tenido nada que ver con el secuestro de El Jueves de forma que el ilustre senador haría mejor en centrarse en los verdaderos responsables del atropello a la libertad de expresión, especialmente el servicial Fiscal General del Estado, señor Conde Pumpido quien, más papista que el Papa, ha dictaminado que, pues las injurias a la Corona son "delito público", mantiene parte de su acusación, la que implica multa, y retira la otra, la que acarrea prisión. Ya empieza el señor Conde a barruntar que el problema es que aquí no hay delito. No más que en el hecho de que el señor Anasagasti llame vagos a los miembros de la familia real. Pero le llevará su tiempo. No conozco nada más obtuso que un izquierdista ofuscado por el resplandor del poder y empeñado en demostrar que es hombre de orden cortesano. O sea, un servil.

jueves, 26 de julio de 2007

Los españoles nos autorretratamos.

Ayer la Fundación del BBV hizo público su primer estudio sociológico sobre El retrato social de los españoles que no ha tenido tanto eco como los barómetros del CIS, pero que es tan enjundioso como estos y, en buena medida, viene a corroborarlos y ampliarlos.

Lo primero que destaca es que el 74,1% dice ser católico pero sólo el 23,7% va a misa al menos una vez al mes y eso por compromiso y el 57,3%, o sea, algo más de la mitad de la población, no reza nunca o lo hace esporádicamente. Cómo se pueda ser católico "no practicante", no ir a misa y no rezar es para mí un misterio. Porque si no se va a misa y no se reza, ¿en qué se diferencia un católico de un agnóstico como yo? Esa es la diferencia que siempre me ha parecido más llamativa entre los católicos y los musulmanes, que estos se pasan el día rezando. ¿Cómo no va a estar exasperado el piadoso juez, señor Calamita, viendo la tibieza y el abandono de sus compatriotas?

En las cosas matrimoniales y sexuales en general los españoles somos tan permisivos que da la impresión de que el juez Calamita sea, no ya de otra nación, sino de otra especie. Y algo de eso debe de haber porque, según el DRAE, una de las acepciones de "calamita" es "calamite" que se define como "sapo pequeño, verde, con una línea amarilla a lo largo del dorso". El 80% de la población considera que es aceptable vivir sin casarse, o sea, lo que el señor Calamita llamaría vivir "amancebados". El 60% de los españoles acepta el matrimonio homosexual, por lo que debe de tener cuidado y no caer en calamitescas manos so pena de quedar estigmatizado como mafioso, enfermo o criminal. Es verdad que la cantidad de quienes defienden que los matrimonios homo adopten niños desciende al 43,8%, pero sigue siendo superior a la de quienes se oponen que, sin embargo, cuentan entre sus filas con el potente brazo togado y la clarividente doctrina del señor Calamita.

En cuanto a opiniones políticas, el 22,5% de los españoles dice ser de izquierdas, el 6,7% de derechas y el 41,5 de centros. Este es un país de rojos manifiestos (todos quienes decimos ser de izquierdas) y rojos latentes (todos esos melindrosos centristas), sin que, por desgracia, la rotunda presencia y el erudito verbo del señor Calamita sirva para restablecer el orden natural de la Raza, que es el de Covadonga.

Hay una aceptación masiva de la democracia y el 77,7% dice estar dispuesto a pagar más impuestos con tal de que haya un buen sistema de seguridad social. Me da que los españoles somos buena gente pero algo mentirosillos, si bien nos tomamos la vida con alegría pues el 66% dice estar satisfecho con la suya, seguramente porque olvida que existen jueces como el señor Calamita.

Por último, cuando reviso estos sondeos y encuestas sobre la opinión de los españoles acerca de todo, de la política, la economía, las cuestiones sociales, los hábitos de esto y de lo otro, tanto en los barómetros del CIS como en los demás tipos de estudio, siempre echo de menos una (o varias) pregunta(s) sobre qué piensan los españoles de la Monarquía y sobre si se sienten más monárquicos, más republicanos, las dos cosas al mismo tiempo, ninguna de ellas o NS/NC. Y ya va siendo hora de que se pregunte. Entiendo que no lo hagan las empresas privadas pero el CIS debiera estar obligado a ello. Sobre todo ahora, aprovechando que el juez Calamita está de baja. De momento, en el post siguiente se hablará de la real casa real.

Los miércoles de El Jueves

Los del 20 Minutos han hecho una selección de lo que llaman las "portadas más polémicas" de El Jueves, de la que entresaco la que de la izquierda que ya debiera haber encendido los ánimos inquisitoriales del Fiscal General del Estado, señor Conde Pumpido. Porque esa ilustración ob-je-ti-va-men-te injuria, envilece, desprecia y humilla no solamente al señor Aznar, entonces presidente del Gobierno, al que representa en actitud indigna y mascullando una lengua que ignora, sino también a su esposa, a la que imagina en posición cuadrúpeda y en bolas y, lo que es más grave, también a las cabras, a las que llama "putas". Habráse visto.

Después de tomar declaración a los humoristas, pregunta el juez al fiscal si mantiene la imputación de delito, lo que pone al señor Conde Pumpido en el desagradable trance no de meter la pata, sino de meter las dos...y me quedo en dos para que no me empuren.

No me digan que no es de risa que en un país en el que se detiene a presuntos y peligrosísimos etarras a punto de volar los sesos a cualquiera que los cubra con una gorra; en el que las armas ilegales corren que se las pelan, como se muestra con el arsenal del llamado "Solitario"; en el que la mafia del ladrillo se lo lleva crudo a costa del medio ambiente y tirando de la mayor concentración de billetes de quinientos euros (llamados binladens) por faltriquera cuadrada; en el que se cuece parte del terrorismo islamista para otros países; en el que las mafias de proxenetas y tratantes de inmigrantes ilegales brotan como hongos en otoño; y en el que se consume tanta cocaína como en toda Europa junta, en ese país, digo, el señor Fiscal General no tenga otro pito que hacer que perseguir a dibujantes de viñetas en revistas de humor.

Este asunto de El Jueves es tan inverosímil que ya da lugar a escenas como de delirante astracanada. ¿Qué me dicen de la señora viceopresidenta del Gobierno diciendo que el secuestro de publicaciones quizá esté un pelín anticuado? ¡Cáspita con los que no comentan las decisiones judiciales! Si lo llegan a hacer, ponen al señor Conde Pumpido de rodillas mirando a la pared y con orejas de pollino. Claro que el señor Conde Pumpido siempre podrá responder que si la ley prevé secuestro en ciertas condiciones, de darse las condiciones, tendrá que haber secuestro. Y, si no gusta, a cambiar la ley (penal) en sede parlamentaria.

¿Y qué decir del señor Acebes, que ha salido a la palestra en defensa de la libertad de expresión, atacada por el Gobierno? Sí, sí, ciudadanos, habéis leído bien, el Gobierno. Porque es el Gobierno el que dice al Fiscal General lo que tiene que hacer. ¡Si lo sabrá el señor Acebes!


Así que, no habiendo nada que decir en el caso El Jueves, salvo recomendar al señor Conde Pumpido que desista, que cuanto antes desista, menos ridículo hará, me paso a la señora María del Carmen Galayo Macías, a quien la justicia canaria ha dado la razón en su pleito contra el obispo por haberla despedido injustamente. El obispado tendrá que indemnizar a la perjudicada... con el dinero de todos los españoles. Al margen de que consideremos esto más detenidamente, creo merece la pena que el PSOE lleve en su programa electoral de las próximas generales la denuncia de los acuerdos de 1979 con la Santa Sede. La Iglesia española no puede seguir funcionando como un Estado dentro del Estado, oponiéndose sistemáticamente a las decisiones del Parlamento hasta llegar a propugnar comportamientos ilícitos, aparte de los ilícitos en que ya incurren algunos de sus miembros sin necesidad de justificación ideológica, como la pederastia.

Volviendo a la condena con indemnización, me gustaría ser constructivo. Como imagino que, lejos de pagar la que debe a la perjudicada, la diócesis recurrirá la sentencia de la Audiencia, propongo que el Gobierno avise a la jerarquía diocesana de que, de recurrir, tanto la indemnización como las posibles costas del proceso se satisfarán con cargo al presupuesto general de subvenciones públicas a la Iglesia católica. Aquí sí que se puede decir: que recurran, pero no en mi nombre.

Aviso.

Ayer tuve el blog bloqueado por Blogger. Lo explico en el correspondiente post, titulado El pobre Palinuro, bloqueado por un robot. Y aprovecho para darme un poco de autobombo.

miércoles, 25 de julio de 2007

El pobre Palinuro, bloqueado por un robot.


Ayer martes, cuando me disponía a entrar en el blog para corregir una errata me encontré la advertencia que reproduzco más arriba. Verla produce una sensación similar a la que se experimentaba en algunas ciudades europeas, cuando ibas a recoger tu coche y lo hallabas inmovilizado con un cepo municipal que también era de color amarillo chillón. El color amarillo de Crome Yellow. Y todavía peor porque, cuando encontrabas el cepo, lo más probable es que hubieras hecho algo mal, pero este otro bloqueo carece de razón de ser. Al parecer blogger tiene unos robots o mecanismos automáticos que detectan los blogs-spam o de “contenidos no deseados” que se activan según criterios que sólo ellos tienen y, una vez activados, no hay nada que hacer, el blog queda bloqueado, el bloguero tiene que cursar una petición de desbloqueo y sólo puede esperar a que el personal de blogger revise la bitácora, comprenda que no es spam y desbloquee el cacharro. En este caso, me malicio que, al subir ayer, 24 de julio, 6 posts en un día, los robots interpretaron que Palinuro es una máquina y nada más lejos de la verdad. Eso me pasa por original.

En principio, no tengo nada que objetar a la medida, porque a todos nos interesa acabar con el spam y otras técnicas abusivas, aunque quizá debieran mejorar los sistemas de detección porque ocurre un poco como esas sirenas de alarma de vehículos, que saltan cuando los tocan y se pasan cinco minutos dando la tabarra al vecindario sin que haya modo de detenerlas ni el estrépito sirva para nada. Aquí sucede algo igual. No está mal que se bloqueen blogs sospechosos en tanto se dilucida su carácter. Pero debieran anunciarlo en el propio blog, para que nadie se llame a engaño. Como están las cosas, el único que se entera de que un blog está bloqueado es el mismo bloguero. Mas como no se le deja entrar en él, no tiene modo de avisárselo a sus lectores, con lo que algunos de estos deducirán que el bloguero descuida su trabajo de actualización, lo que es injusto.

En el fondo, me vino bien, porque tenía un trabajo pendiente que he de entregar antes del 31 de este mes y he podido concentrarme en él. Pero cuando uno se ha acostumbrado a soltar todas las noches sus rumiaduras, se siente uno un poco desvalido si no puede hacerlo. Que el hombre es un animal de costumbres.

No hace falta que diga que hoy, miércoles, me han desbloqueado. Pero, como no es cosa de soltar ahora la murga, me limito a esta explicación y una primicia en el post siguiente. Para que se vea que, aunque a Dios le falte la puntería, es justo y tiene sus compensaciones. Me bloquearon, sí pero, al mismo tiempo.... taaaaachínnnnn, taaaaachínnnn....

Palinuro debuta en You Tube

Resulta que un asistente (uno de los hemerotecarios que resultaron ser avezados internautas) al curso de la UNED sobre fomento de la lectura y la edición y la blogosfera y eso grabó con el móvil parte de mi exposición y me dijo que lo iba a colgar en You Tube. Ya lo ha hecho. Aquí estoy yo hablando de blogs ajenos. Caramba, me hago gracia porque es absolutamente natural ya que yo no sabía que acabaría expuesto como el Santísimo.

Nada, nada, a ver qué exito tengo.

martes, 24 de julio de 2007

Blogorismo I. Solidaridad con El Jueves

Los de Punto Rojo han puesto en marcha sendas campañas de solidaridad con El Jueves por la ya celebérrima portada y con Jaume d'Urgell por andar descolgando banderas rojigualdas y enarbolando tricolores. Me sumo con mucho gusto. No puedo poner un banner a la izquierda porque soy un manazas, pero quien quiera (y pueda) hacerlo, que pinche aquí, que hay varios muy chulos. Por cierto, si algún alma caritativa me dice cómo se ponen esos banners le quedaré muy agradecido.

A cambio, extiendo mi solidaridad a todos los que muestran un espíritu crítico con los Borbones. Entre ellos, los gloriosos hermanos Gustavo Adolfo y Valeriano Domínguez Bécquer quienes, hacia 1868, publicaron un libro titulado Los Borbones en pelota, que reproduce El InSurGente. Es un ataque a la reina Isabel II (la de la Farsa y licencia de Reina Castiza), antepasada del actual monarca y famosa por sus aventuras amorosas con todos los varones de la corte excepto su marido y por su vida procaz y disoluta. El libro contiene imágenes de Valeriano y rimas de Gustavo Adolfo en un gusto muy de la época y que vienen a incidir en la fama de lujuriosos de los miembros de la dinastía. Al pie de la ilustración, los Bécquer habían escrito:"Carlos Marfori de pie atendido por Isabel II, quien a su vez recibe las gracias de su confesor. Otra escena representa a sor Patrocinio que está siendo masturbada por Luis González Bravo, primer ministro." Carlos Marfori era el amante de la Reina y Sánchez Bravo su último presidente del Consejo de Ministros. Quien tenga interés por averiguar más datos sobre la obra en cuestión y los personajes que la pueblan, que enlace con la página de José Antonio Bajo Rodríguez, licenciado en historia, que da cumplida cuenta de ella. Y que sea de prisa, antes de que la Fiscalía General del Estado ordene el secuestro de los hermanos Bécquer.

Por cierto, leo en uno de los varios periódicos de derechas de la Villa, partidario del secuestro, que los de El Jueves han delinquido por atentar contra la "intimidad" de SS.AA.RR. Ni que el dibujante fuera un paparazzo. La intimidad de los personajes, a la que, por supuesto, tienen perfecto derecho, no pinta nada aquí. Se trata de una viñeta, de una caricatura, una fábula; nada que ver con la intimidad de nadie. Lo vistan como lo vistan, se han lucido los censores.


Blogorismo II. La fe de Monseñor.

Una de las técnicas de los "hábiles" interrogatores se conoce como la del "policía bueno y el policía malo". Lo mismo pasa con los curas: los hay montaraces y del llano. Ayer, un obispo asistente a una exposición del señor Rodríguez Zapatero sobre la asignatura de "educación para la ciudadanía" aseguraba a la salida que la Iglesia propone la fe, pero "no la impone". Media hora más tarde, otro obispo (perdóneseme que no especifique más; es muy cansado distinguirlos), también de la Conferencia Episcopal, aseguraba que el Gobierno pretende adoctrinar a los chavales, imponerles una moral concreta, en definitiva, lavarles el cerebro. Coronaba la manifestación el inefable señor Zaplana diciendo que haga lo que haga el Gobierno socialista, lo que trata siempre es de dividir a los españoles. Los obispos y sus monagos tienen un rostro de hormigón. ¿Que la Iglesia no pretende imponer la fe? ¿De qué Iglesia habla Monseñor? Porque la suya, la católica, no ha hecho otra cosa a lo largo de su historia a sangre y fuego. Ahora, habiendo cambiado algo las tornas, lo hace a engaño y demagogia. Coronan la operación las derechas por boca del señor Zaplana, los que llevan tres años distinguiendo entre "españoles normales, patriotas y que están con las víctimas" y, obviamente, españoles "anormales", "antipatriotas" y que están con los victimarios; tres años encizañando y enfrentando a unos españoles con otros.

Blogorismo III.- Ejecuciones.

En el Irán se ha ejecutado a 12 personas por adulterio, secuestro y homosexualidad. La barbarie criminal de estos tiranos ¿les viene de su condición de iraníes, de musulmanes, de chiitas? ¿Qué frases van a encontrar los contemporizadores para embellecer tales atrocidades? ¿Qué artimañas para justificarlas? ¿Que el Irán es cabeza del antiimperialismo estadounidense? Si estos son los antiimperialistas, prefiero a los imperialistas. No pretendo sostener que nuestros sistemas sean ejemplares y nuestras democracias el no va más, pero ¿alguien se imagina cómo debe sentirse la gente que vive en lugares gobernados por canallas que ejecutan al prójimo si es homosexual o adúltero?

El actual contencioso con el Irán por la cuestión nuclear es una fruslería. También el Pakistán y la India son "potencias" nucleares y no parece que pase gran cosa. Pero la sangre de esos infelices ignominiosamente ejecutados clama al cielo. Y parece que la "fiscalía" pide pena de muerte para otros 17 desgraciados por similares "crímenes".

Debemos exigir a nuestro Gobierno y a la Unión Europea la ruptura de relaciones diplomáticas con este régimen de asesinos.

Blogorismo IV. Chavez Iº, el sempiterno.

El señor Hugo Chávez va a presentar (si no lo ha hecho ya) un proyecto de reforma de la Constitución vigente de 1999 para eliminar el límite de dos mandatos presidenciales que el mismo señor Chaves había introducido reformando previamente la misma Constitución al poco de promulgarla pues entonces no preveía reelección alguna. Ahora, el lider carismático de la revolución bolivariana quiere eliminar todo límite para que su amado pueblo pueda disfrutar de la libertad de seguir eligiéndolo hasta el fin de los tiempos. Lo veo muy lógico. Al fin y el cabo, Chávez está "construyendo" el socialismo del siglo XXI, ¿qué de extraño tiene que necesite eso, un siglo? Al fin y al cabo, las cosas que se empiezan, hay que terminarlas con coraje: se crea un partido único perfectamente confundido con el Estado porque es parte de éste, como en Cuba y en la España de Franco; se cierran los medios de comunicación contrarios al Gobierno para tener la fiesta en paz y ahora se garantiza que el munificente líder pueda ser reeligido ad infinitum et ad nauseam. Si lo hace el maestro Fidel, ¿por qué no Chávez, que también tiene de su parte a la historia porque actúa en nombre de los oprimidos?

Me cuesta trabajo creer que alguien pueda tomarse en serio este chiste que parece sacado de La Ley de Herodes, de Luis Estrada, cuando el protagonista decide reformar por su cuenta la Constitución de México para que el alcalde de San Pedro de los Aguados, que es él, pueda ser reelegido por los siglos de los siglos.

Blogorismo V. El País en cabeza.

Parece que la versión digital de El País, esto es, ElPaís.com ha superado ya en cantidad de visitas a ElMundo.es, de lo que me alegro infinito. No era lógico que un diario mucho mejor que El Mundo en todos sus aspectos, un diario de referencia, estuviera por detrás de este último en la versión digital. Resultaba extrañísimo que el comportamiento de la blogosfera, en donde se concentran los sectores más dinámicos de la sociedad, la gente que maneja la red y se mueve en otro nivel de información y comunicación prefiriera El Mundo que es un periódico, como el Abc y La Razón, al servicio del PP, y caracterizado además por un amarillismo llamativo.

Los de El País atribuyen este sorpasso el hecho de que haya aumentado lo que llaman "la participación" de los lectores, o sea, la interactividad. Quizá sea cierto. Pero quizá lo sea también que, desde que se originó, ElPaís.com ha mejorado muchísimo: ya no es la página más lenta de la red, ni tiene el aspecto caótico que presentaba al principio, ni imita tanto al 20Minutos.

Así que enhorabuena.

Blogorismo VI. Rectificando.

Quique Salgado me escribe precisando un par de datos de su biografía que yo tenía mal en mi post: no es argentino sino nacido, casi por casualidad, en Caracas y residente desde siempre en Madrid.

Le dije que con mucho gusto rectificaría el dato porque eso me daría pie para colgar aquí otros dos de sus soberbios óleos.

El de más arriba, un puente en el que la combinación cromática produce un juego de espejos, con un cielo que se baja al río y un río que nos lleva al vanishing point de la ciudad apenas columbrada, representa en el arco superior y su porción refleja algo así como un misterioso huevo primigenio que hay que atravesar para llegar a la realidad. Si tengo el permiso del autor, quisiera utilizar la imagen para ilustrar un ensayo que estoy escribiendo sobre los puentes, el arte y la vanguardia. Me gustaría cerrar con él un periplo que va desde el Pons Milvius, de Piranesi hasta el puente Langlois, de Van Gogh.

En esta otra imagen hay tanta tensión concentrada en los desperfectos que parece como si estos tuvieran vida propia y en cierto modo se desprendieran de los elementos que los sujetan. La obra de Quique Salgado tiene fuerza y se impone por su destreza, su elegancia y su seguridad. Me dirán que soy parcial. Pero es que el arte es eso: pura parcialidad.

lunes, 23 de julio de 2007

Kane II.

Un comentario en forma poética de Abenyusuf al post de ayer sobre el recientemente fallecido Polanco sugiere una perspectiva atinadísima que no he visto tomar a nadie así que, gracias a él, puedo volver sobre el asunto. Porque en el modo en que El País trató ayer los funerales de su gran patrón hay algo que recuerda mucho a Ciudadano Kane. Y es El País porque los otros medios, en lo que yo vi, trataron el asunto como una noticia más. Quien sí, quien no traía una semblanza del personaje. El País, en cambio, venía casi monográfico. Lógico, pues se ha quedado huérfano. Cierto que la jefatura viene ocupada por quién el fundador designó, pero en todo tránsito humano hay sobresaltos y el momento es crítico para el periódico. Así que éste publicó como una veintena de notas, apuntes, artículos, comentarios de gente de la casa y algunas destacadas personalidades a ella allegadas en buena medida en relaciones contractuales de edición con el desaparecido magnate. Por cierto, que nadie me llame aguafiestas, pero son todos hombres. No hay aportación de mujer alguna. Curioso. Las mujeres empiezan a aparecer en una sección menor, titulada "Reacciones", en la que se recogen breves declaraciones orales de las señoras Carmen Calvo, Alborch, Almudena Grandes, Aitana Sánchez Gijón y Laura García Lorca.

Casi todos los escritos bucean en los recuerdos para resaltar una imagen del difunto. Que es lo que hace el periodista narrador de Ciudadano Kane cuando anda reconstruyendo la figura de Kane a través de los recuerdos de sus colaboradores, amigos y no tan amigos. Aquí los "no tan amigos" han quedado fuera. Al ser la lid mediática, se encuentran en otras empresas en las que ya escribirán o contarán lo que les parezca. En el florilegio que ha publicado el país, el rasgo que más destacan los periodistas que trabajaron con Polanco es que siempre les dio total libertad, les exigió resultados y los amparó cuando eran atacados. No hay duda de que fue un buen hombre y un gran hombre, pues así hablan de él quienes estuvieron a sus órdenes.

Como Kane, Polanco fue muy poderoso. Basta con ver la conmoción social que se ha producido. Y nada de Xanadú. Del Ruber a La Almudena. Muy poderoso has de ser para que un trayecto tan ordinario, que hace tanta gente todos los días, provoque tal expectación. Prueba evidente de que la prensa, los medios, son un poder en el mundo. Polanco se ha ido, pero el poder se queda. La señal más clara de que se queda y pretende reproducirse de modo habitual, como si no pasara nada, es que hasta el video en el que se da cuenta de la inhumación del patrono trae los segundos previos de publicidad. Es business as usual; pero la procesión, supongo, va por dentro.

Uclés.

De vuelta de Valencia hicimos escala en Uclés para visitar al priorato de la orden de Santiago; bueno, el monasterio de Santiago que se construyó en parte de donde estuvo el castillo de la orden, que ésta había recibido de manos del Rey Alfonso VIII, de construcción musulmana. Menudo lugar. De aquí se extendió la orden de Santiago por el SE de España y luego saltó a América, al menos en efigie. En una capilla de la nave central se encuentran los escudos de todas las "Santiagos" que hay en América del Sur (me aplico desde ahora la requisitoria que hace Saramago en su obituario de Polanco), que si Santiago de Chile, Santiago de Guayaquil, Santiago de Cuba, Santiago del Estero, Santiago de Compostela (en México), etc. Hay, precisamente, un texto de Claudio Sánchez Albornoz, allí expuesto, en el que defiende la idea de que la conquista de América fue resultado, continuación, efecto, como se quiera, de la Reconquista.

El monasterio es renacentista, tiene una fachada herreriana (lo llaman "el Escorial de La Mancha") y una increíble portada plateresca, coronada con un Santiago Matamoros, del que también hay un oleo de Francisco de Rizzi presidiendo el altar mayor. Realmente, Santiago Matamoros está por doquier. Se respira en el lugar una mecla de sacerdocio y milicia. La orden de caballería. En esta iglesia, perdida en la mancha conquense, a noventa kilómetros de Madrid y como siete de la autovía de Valencia, está enterrado don Jorge Manrique, se presume que a los pies de su padre, cuya muerte tanto sintió, pero no se sabe de cierto porque se ignora la ubicación exacta de los cuerpos de ambos. El padre, don Rodrigo Manrique, era Gran Maestre de Santiago y el hijo, caballero elector. Jorge vino a ser enterrado aquí, aunque murió a ochenta kilómetros, en Santa María del Campo Rus, a dónde fue trasladado, tras ser mortalmente herido en la batalla frente al Castillo de Garcimuñoz. El poeta defendía la causa de Isabel frente al Marqués de Villena, quien sostenía a la Beltraneja.

Al salir del convento y atravesar los restos de los recintos amurallados que se yerguen en mitad de la empinada ladera, oye uno el fragor de las batallas, los sitios, las defensas, las cargas y el entrechocar de las armaduras, el piafar de los caballos, los ayes de los heridos, los gritos de los vencedores bajo un sol de justicia que hace destellear las corazas entre el polvo salpicado de sangre. Hay que echar imaginación.

Poco se figuraba don Jorge Manrique, un "hombre que ha dejado nombre", como dice la leyenda que, andando el tiempo, esa misma Isabel en cuya defensa murió, se presentaría un buen día, grávida, ante el capítulo de la orden, presto a elegir un nuevo Gran Maestre, y exigiría para su marido el Rey Fernando todos los maestrazgos de todas las órdenes militares.

Aquí, parece, comenzó la decadencia de la de Santiago, convertida ahora en mera distinción cortesana. Noble, desde luego, pero cortesana, no guerrera. Bien es cierto que la regla a que se había acogido era más liviana que la de Calatrava y Alcántara. No obstante, hubo de llegar un tiempo en que la fortaleza que rigiera el Gran Maestre y Condestable de Castilla, don Álvaro de Luna, serviría de prisión para Quevedo.

domingo, 22 de julio de 2007

Polanco ya no podrá "rectificar".

En sus últimas y sonadas declaraciones en vida, el señor Polanco, fallecido ayer, dijo que el PP era un partido franquista y guerracivilista y que enfrentaba a los españoles. Para mi gusto, dio en el clavo. Y la prueba es que horas después, el señor Rajoy reaccionó como lo hubiera hecho Franco, aunque no con tanta contundencia pues los tiempos no están para eso, ordenando a su grey el boicot a PRISA, en la esperanza de que también los anunciantes la ningunearan pues estos defensores de la civilización cristiana, en cuanto pueden, atacan al bolsillo porque saben que duele. Y todo eso en tanto el señor Polanco no "rectificara". Por desgracia el señor Polanco ha fallecido, pero es seguro que jamás hubiera "rectificado". Fue el señor Rajoy quien tuvo que envainarse su necia pretensión a base de no volver a mencionar en público la orden de boicoteo.

Parece mentira que ésta se diera pues demuestra que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Y el señor Rajoy es muy hombre porque ha olvidado cómo en 1997, meses después de ganar su partido las elecciones, el gobierno del PP puso en marcha una odiosa campaña de embustes, triquiñuelas, falsas acusaciones y mentiras para tratar de encarcelar a los señores Polanco y Cebrián. Justo el tipo de hazaña de enredar a los contrarios en procesos judiciales penales amañados en que es experto el señor Aznar. Contaba para ello con el auxilio de algún juez prevaricador, algún fiscal servil, políticos sin escrúpulos, periodistas a sueldo e "intelectuales" orgánicos de la derecha, varios de ellos simulando ser de izquierdas. La maniobra no resultó gracias a que el señor Polanco resistió, contraatacó y al final ganó. Y con él, ganó la causa de las libertades en España.

Con motivo del óbito del empresario todo el mundo ha recordado su evidente aportación al restablecimiento de las libertades en los años setenta y nadie o casi nadie ha hecho mención del episodio de los años noventa. Sin embargo, ese momento me parece más importante y más revelador de la categoría del personaje. Porque en los años setenta, todos estábamos por la democracia, el viento de la historia soplaba a nuestro favor y al Caudillo no lo defendían en público ni las ratas. En cambio, en los años noventa, el señor Polanco estaba solo, frente a un gobierno hostil, muy agresivo, con ánimo de venganza, y muchos de los que hoy lamentan su muerte se escondieron o desaparecieron por si venían mal dadas. Fue entonces cuando, a sus sesenta y siete años, el empresario demostró su temple y se ganó el reconocimiento de los demócratas españoles. Y desde luego el mío, que en aquellos años protesté en lo que pude en contra del atropello al que un gobierno sin límites morales, del que formaba parte el señor Rajoy, pretendía someter a los señores Polanco y Cebrián.

Este último publicaba ayer una pronta tribuna en El País, titulada Jesús de compleja valoración. Supongo que en buena medida está dictada por el genuino dolor que se siente ante la pérdida de un amigo tan cercano, cosa muy respetable. Pero por otro lado, lleva un tono de petulancia propio del firmante e impropio de lo firmado. Esa insistencia en recordar a todos, en especial al hijo del finado, no sólo los estrechos lazos entre el empresario y su empleado, sino también la igualdad entre ambos, la mutua lealtad, quiere dar una impresión que no acaba de casar con la realidad. El señor Polanco fue un empresario en estado puro y en eso consiste su extraordinario mérito. El señor Cebrián, queriendo ser empresario e intelectual a su sombra, no es, en el fondo, ninguna de las dos cosas. Pero sí académico y hombre poderoso mientras dure la relación privilegiada con la empresa.

Adiós a Valencia.

Terminé ayer el curso sobre Fomento de la lectura y edición en la UNED de Valencia cantando las excelencias de la blogosfera y explicando lo poco que sé acerca de buscadores y de clasificación de la información en muy diferentes campos. La verdad es que lo pasé muy bien en la clase, los medios técnicos del centro son extraordinarios, el propio centro está en un lugar muy grato, en la llamada Casa de la Misericordia, y los asistentes, todos/as ellos/as licenciados/as, gente muy motivada. Así da gusto trabajar. Espero que lo encontraran tan interesante como yo.

Empleamos luego la tarde en visitar el museo de cerámica, que se aloja en el palacio del Marqués de Dos Aguas, contiguo a nuestro hotel y cuya historiada y alabastrina portada figura en la fotografía superior. En verdad es un edificio notable por varios conceptos, tanto por las piezas en exposición como por el mobiliario y distribución de la vivienda. Como no tengo aquí "scaner" no puedo reproducir algunas de las habitaciones que más me impresionaron, y quizá lo haga cuando lleguemos a Madrid. Hay una especie de gabinete de té, decorado al gusto de la chinoiserie propio del siglo XVIII que es de flipar, con muebles lacados y taraceados en nácar, jarrones chinos y decoraciones de seda que son un primor. U otra habitación toda ella provista de muebles recubiertos de porcelana de Dresde, procedentes de la Real Fábrica de Berlín y adquiridos en una subasta en París a fines del dicho siglo que debió de costar una fortuna.

Antes hicimos una obligada visita al Museo de Bellas Artes, en el Palacio de San Pío V que alberga una estupenda colección de retablos del gótico valenciano y esta vez mostraba también una exposición temporal de la retratística española que hay en el Museo de El Prado. Precisamente una de las piezas en exposición es la llamada "Barbuda de Peñaranda", en la imagen de la derecha, un magnífico retrato de una mujer del XVII llamada Brígida del Río, en el espíritu de los "fenómenos de la naturaleza" en que Velázquez representó a los numerosos enanos y bufones de la corte de los Austrias o Carreño de Miranda a Eugenia Martínez de Vallejo, llamada "la monstrua", tanto vestida como desnuda, también aquí en préstamo de El Prado. El autor, Juan Sánchez Cotán, pintor de mi predilección, es un apreciado bodegonista, pero no sólo eso. Buena parte de su obra se exhibe hoy en la Cartuja de Granada, en donde el hombre profesó y donde también puede comprobarse que era igualmente un gran pintor de temas religiosos.

Los retratos, una selección de todos los que hay en la pinacoteca madrileña, abarcan los siglos XVII al XIX (Pantoja, Carreño, Velázquez, Sánchez Coello, Murillo, Mengs, Van Loo, Bayeu, Goya, etc) y permite apreciar muy bien la evolución de la retratística cortesana española, desde el formalismo de las obras sobre los Austrias hasta el naturalismo y el psicologismo de los Borbones. Es una buena exposición, aunque confieso que me hubiera gustado ver el retrato ecuestre del infante Baltasar Carlos, de Velázquez, por el que tengo devoción desde niño.

sábado, 21 de julio de 2007

Ya vale.

¿Qué jueces tiene España? ¿Han pensado que los justiciables somos idiotas o siervos de los que se puede abusar impunemente? ¿Menores de edad a los que hay que tutelar decidiendo por ellos qué pueden y no pueden ver? La profesión legal, en sus distintas y magníficas actividades (jueces, abogados, fiscales, etc) no es un repositorio de sentido del humor, pero alguien debería explicar a estas eminencias que el humor, como la poesía, según se estableció en un famoso proceso en la IIIª República francesa, no delinque. Doy por supuesto que el fiscal que ha instado a la acción y el juez que ha ordenado el secuestro admiten que las caricaturas no constituyen injurias... y espero no dar demasiado por supuesto. El delito de injurias debe de residir, por tanto, en lo que algunos periódicos púdicamente llaman la actitud "sexual explícita" de ambos caricaturizados y eso es lo inadmisible, que estos autoerigidos guardianes de la moral consideren injuria la actividad sexual explícita o implícita. Pues no, señor, esa es una actividad normal y corriente que practica todo aquel que quiere y/o puede, incluidos los magistrados de la Audiencia Nacional. Injuria hubiera sido que se mostrara al Príncipe Felipe (si es que es él) dando una paliza a la princesa de Asturias sin que tal cosa fuera verdad.

Y obsérvese que no hace falta recordar aquí que los príncipes, como los reyes, los papas, los altos dignatarios, presidentes de gobiernos, los magistrados de la Audiencia Nacional, entre otros, todos quienes toman decisiones que afectan a la vida de los demás tienen que ser capaces de aguantar caricaturas y chistes a su costa. Entra en su sueldo, que lo pagamos todos; y ya está bien de tratar de intimidarnos.

En otra muestra de inaceptable intromisión en los derechos de los ciudadanos, anteayer, el señor Enrique López, portavoz del Consejo General del Poder Judicial (un órgano que lleva sin renovarse desde noviembre pasado porque al PP no le interesa, sin que a ninguno de sus componentes conservadores se le ocurra dimitir) pidió a los políticos que "atemperen" sus críticas hacia el juez Miguel Hidalgo Avia, de la Audiencia Provincial, que condenó injustamente a los tres policías del "caso Bono" como ha sentenciado el Tribunal Supremo. Cuando aquella inicua condena se produjo José Antonio Martínez Soler, en su blog vaticinó que el "caso Bono" acabaría siendo el "caso Hidalgo". Ya lo es. Y que yo sepa, el señor Enrique López, afin al PP, no pidió en su día que se atemperaran las críticas y más que críticas que los políticos de la derecha y sus periodistas lanzaron contra los policías, a los que literalmente arrastraron por el lodo. Sin embargo, esos policías eran inocentes, como sabíamos todos los que visionamos el video de las agresiones a Bono, cosa que está por ver en el caso del juez. El señor Hidalgo, que fue miembro de la siniestra Brigada Político Social de Franco, una brigada de torturadores, sentenció injustamente, causó un irreparable daño moral y material a tres probos funcionarios y ahí sigue tan ricamente, presto a hacer de las suyas sin que, al parecer, se pueda decir que cuando un juez dicta una sentencia tan evidentemente injusta, sabe Dios con qué motivos, no sólo no debiera seguir siendo juez, sino que tendría que sufrir condigna sanción. Por supuesto, todo el mundo puede equivocarse; pero si hubo equivocación o no en este caso debiera ser otro tribunal quien lo decidiera. De lo contrario, los justiciables seguiremos expuestos a que jueces con un pasado como el de éste sigan aplicando la justicia del Caudillo. No digo que lo despellejen como ejemplarmente ordenó Cambises que se hiciera con el juez prevaricador, según cuenta Herodoto e ilustra Gérard David en una tabla de 1498 (Museo de Groeningen, en Brujas) pero sí que este comportamiento no debe quedar impune.