jueves, 30 de noviembre de 2006

Las mujeres fatales.

Ayer nos pasamos por la exposición de Gustave Moreau de la Fundación Mapfre, en Madrid. Está bien, porque ver algo de Moreau siempre está bien, pero resulta escasa. Algunos óleos, algunas acuarelas, dibujos y muchos bocetos. Poca cosa para un hombre que dejó más de 8000 obras. Aun así, interesante, porque, además es semitemática: asuntos orientales y la representación de la mujer como ser misterioso y maligno. Ambos temas tratados con el minucioso y personalísimo estilo simbolista. Porque Moreau, que muestra a veces marcadas influencias de unos u otros, especialmente Ingres (Edipo y la esfinge) y de Chassériau, de quien se supone que pudo llegar a ser amante, y también de Rossetti o Hunt, se mantuvo al margen de las modas y la sociedad de su tiempo, aislado en su rica mansión parisina (hoy Museo Moreau), viviendo de las rentas y dedicado al arte y a la investigación de la mitología, las leyendas del pasado, egipcias, orientales, cristianas. En aquel palacete llevaba una vida, como decía Degas, de "un ermitaño que sabe a qué hora sale el tren".

La obra de Moreau oscila entre la interpretación refinada de los mitos con especial carga de ambigüedad (Apolo, Orfeo, Hesiodo y las musas) y la visión idealizada de las leyendas medievales (cosa que compartía con el romanticismo), como se ve en la imagen de la doncella y el unicornio. Una obra, como siempre en él, que delata el perfecto conocimiento de la historia ya que, sabido es, sólo las doncellas pueden amansar a los unicornios. Doncella que más parece un efebo o un andrógino. Moreau tiene asimismo una clara tendencia mística que a veces desemboca en extrañas e inquietantes representaciones donde lo perverso, pecaminoso, demoníaco, se mezcla con la trascendencia divina, como esa Aparición de la derecha, que recoge el momento inventado en que la cabeza cortada de San Juan se manifiesta milagrosamente en mitad de la danza de Salomé ante Herodes y Herodías.

Salomé es una de sus figuras femeninas preferidas. Los organizadores de la exposición han destacado una frase de Moreau que define a la perfección un punto de vista sobre la mujer, compartido por muchos simbolistas, decadentistas, diabólicos, góticos y otras corrientes de fines del XIX:

"La mujer, en su esencia primera, es el ser inconsciente, loco por lo desconocido, por el misterio, enamorado del mal bajo la forma de seducción perversa y diabólica".
Muy convincente, pero ¿qué tiene de específicamente femenino esa condición? Parece la condición humana sin más. Esa aproximación de la mujer a lo diabólico es la base de la imagen de la mujer fatal. La exposición tiene cubierto este flanco: además de Salomé, hay una Judith, (un dibujo) y un par de Dalilas: todas mujeres que le cortaron algo a un hombre, la cabeza, el cabello, allí donde residía su fortaleza, su virilidad. En el fondo, lo que fascinaba a Moreau de estos episodios era su fuerza oculta: las mujeres emasculando a los hombres. Por eso se ha dicho que Moreau es un precusor del estudio del subconsciente y de las vanguardias del siglo XX.

Su originalidad, sin embargo, su carácter especial, aislado, personalísimo se aprecia muy bien en una de las obras expuestas (las imágenes de más arriba no están en exposición) dedicada al Cantar de los Cantares, la figura de la Sulamita, la esposa a la que Salomón dirige los más encendidos y eróticos versos: ("Tus dos pechos son dos mellizos de gacela, que triscan entre azucenas", reza la versión de la BAC, (Cant, 4, 5). La Biblia del oso, de Casiodoro de Reina, lo dice con mayor llaneza y más castizamente: "Tus dos tetas, como dos cabritos mellizos de gama que son apacentados entre los lirios".) Pues bien, el episodio que Moreau elige para su juvenil, descompensada y algo torpe composición, es uno en el que apenas se repara habitualmente, perdido en el arrullo de las tersas y coloridas metáforas de los dos amantes, cuando la Sulamita, que había salido en pos del esposo, topa con "los centinelas que rondan la ciudad, me golpearon, me hirieron. Me quitaron mi velo los centinelas de las murallas." (Cant. 5, 7) Un momento de violencia apuntada, el único en el que se interrumpe el relato de embelesos poéticos con dos o tres referencias verbales ("me golpearon, me hirieron, me quitaron") para crear un clima de deseo, angustia e incertidumbre, si bien los guardianes que pinta Moreau no parecen en actitud especialmente hostil.

Sean mujeres fatales o no, las de Moreau comparten una característica a veces más acusada, a veces menos. Una observación detenida de otra de las representaciones femeninas simbólicas que también se exhibe en la exposición, Betsabé, muestra a ésta bajo una forma andrógina muy parecida a las distintas variantes que pintó de Hesiodo a lo largo de su vida. De hecho, en una de sus obras más significativas, Jasón, apenas hay diferencias entre el jefe de los argonautas y su compañera, la hechicera Medea. O sea que, en efecto, la atracción fatal de las mujeres es la de los hombres.

miércoles, 29 de noviembre de 2006

ESPERANZA, TEN TU NOMBRE.

¡Llega la blogosfera en tu ayuda! Ese bardo repinaldo de Manuel Rico, que ha cambiado a lxs filósofxs por periodistas en la 11ª Tesis sobre Feuerbach, de Marx en su blog, Periodismoincendiario, tuvo la idea de poner en marcha una cuestación de solidaridad con la pobre presidenta de la CA de Madrid, que no llega a fin de mes. Se la rebotaron tempranamente en 20 Minutos, cuando el óbolo estaba en 10 céntimos, siguió Escolar en su bitácora, que es como el Gran Berta de la blogosfera española, bulló en ésta de aquí para allá y, finalmente, tomó la forma que se ve arriba, con su pág güeb 1europaraespe.es a la que también se llega pinchando en la imagen, obra de uno de los foreros del incendiario con colaboración muy animada de los demás. Hay de plazo para pagar el óbolo hasta el 12 de abril. Me huelo que estos rojeras quieren hacer entrega de lo recaudado el 14 de abril. Y la campaña va a toda pastilla. Anteayer me llegó una invitacion a participar en ella desde México.

Si tuviera que dar una teórica sobre el impacto de la blogosfera en la política democrática, empezaría con este caso práctico. A ver cuánto recauda la señora Presidenta. Se admiten apuestas. (Mira tú. El otro día alguien preguntaba en algún lugar que cómo podía hacerse dinero con un blog: montando una empresa de apuestas para casos como éste. Y con varias ramificaciones. Por ejemplo: ¿A cuánto se piensa que ascenderá la cantidad recaudada? O bien ¿Cuál será la reacción de la señora Aguirre? ¿Aceptará el donativo? ¿Lo aceptará y lo donará, por ejemplo, a la AVT? ¿A la Unesco?).

PREDICAR Y DAR TRIGO.

El señor Montilla, flamant nou president de la Generalitat ha format govern. ¿Y quin govern ha format el señor Montilla? El que se ve a la derecha y que he sacado de El Periódico de Catalunya. Quince personas sin duda muy competentes. Once varones y cuatro mujeres, el 26,66 del gabinete. Y las cuotas, los cupos, la igualdad, la paridad, la acción positiva, la perspectiva de género y el sursum corda ¿qué se fizo? ¿Es que estxs señorxs que dicen ser de izquierda (PSC/ERC/IC-Els verts) creen que se puede estar predicando a la gente una cosa hasta el aburrimiento y practicando la contraria? No quiero ni imaginarme la composición del Parlamento que ha investido a un candidato con un gobierno así. Lo único que digo es que, si el Parlamento tiene algo de respeto por sí mismo y su función, después de todo cuanto se ha dicho y legislado en pro de la igualdad de la mujer, lo primero que tiene que hacer es negar su confianza a ese gobierno y forzar al señor Montilla a designar otro más acorde con el espíritu de la época que, le guste o no, le ha tocado vivir.

EL RUIDO.

Pillo la noticia en el 20 Minutos: que el ruido es el problema del que más se quejan los españoles, según reza la Encuesta de condiciones de vida del Instituto Nacional de Estadística.

¡Albricias! Ya era hora de que mis paisanos se dieran cuenta de la horrosa maldición que es el ruido que meten en todas partes, a todas horas del día y de la noche, con todos los motivos y por todos los medios. Quien haya estado en una cafetería/cervecería en España y en otro lugar del planeta sabe que la española es tropecientas veces más ruidosa que cualquiera extrajera y que el ruido no queda amortiguado por la capa de varios centímetros de cáscaras de mariscos, servilletas arrugadas, tobas de cigarrillos y basura variada que cubre el suelo. España debe de ser el lugar más ruidoso del mundo. Y llevo años comprobando cuán difícil es hacer entender a mis conciudadanos que el ruido es contaminación acústica. Quien tiene la radio o la tele altas con la ventana del patio abierta es como quien aprovecha esa ventana para vaciar el orinal. Como sé que puede resultar chocante que hable de llevar años en este empeño, aduzco aquí la prueba irrefutable de un chiste que me dedicó Mingote en Abc hace más de trece años, en 1993, a raíz de un artículo mío sobre el ruido creo que en el extinto Diario 16. Efectivamente, años de lucha contra esa estúpida plaga de los ruidos, de las motos, los transistores, los televisores a todo trapo en los bares, la gente hablando a gritos, los niños maleducados que berrean en público sin que sus padres intervengan, las terrazas, chiringuitos y mierdolitos que florecen como hongos en todo el país a decibelio pelado, lxs idiotas montados en discotecas rodantes, lxs de los móviles en los trenes y autobuses, los..., las...

Algún día aburriré al personal con mis reflexiones sobre la burricie de una especie que no solamente tolera el ruido, sino que lo mete de continuo. Me tocó una temporada vivir en una casa en Madrid un piso por debajo de una especie de homínido que tenía montado un taller de bricolage en el suyo en el que se pasaba el día martilleando, aserrando, remachando, golpeando. Estuve años sufriendo a aquel salvaje sin conseguir hacerle comprender que sus ruidos molestaban. Mi experiencia es que si le dices a un español que está molestando cuando está molestando, se cabrea.

Así que ahora que, por fin, se quejan del ruido que ellos mismos meten, a ver si se callan.

martes, 28 de noviembre de 2006

MILLONES DE ESCLAVOS.

El señor Blair publicaba ayer un artículo en el periódico inglés de audiencia básicamente negra New Nation, en el que reconoce sentirse "profundamente avergonzado" por la trata de negros, el comercio de esclavos que realizó su país entre los siglos XVI y XIX.

En efecto, es para avergonzarse. En los preparativos del bicentenario de la abolición de la esclavitud en el Imperio británico (1807), si se echa la mirada hacia atrás se siente un escalofrío cuando se piensa en esos millones y millones de seres humanos que, a lo largo de los siglos, fueron secuestrados de su tierra, embarcados como ganado en buques mercantes (barcos negreros) tripulados por civilizados ingleses, franceses, portugueses, españoles, etc, tratados peor que ganado y vendidos al mejor postor al llegar a destino (generalmente las Américas, especialmente la del Norte, donde se los usaba como mano de obra esclava en las plantaciones de algodón, o en Cuba, para el azúcar), como se ve en el cartel de la izquierda, en el que se anuncia venta pública de 250 "magníficos y sanos negros", sin temor a que vengan contagiados de viruela. La época debe de ser mediados del siglo XIX y el lugar, Charlestown, en donde debía de operar la acreditada firma negrera Austin, Laurens & Appleby, cuyos propietarios seguramente fueron devotos cristianos.

Se calcula que fueron unos 12 millones las personas a las que se esclavizó de esta manera. Pero la cantidad exacta no se sabrá jamás. Nada queda de lxs que morían en los trayectos y tampoco estarán bien computados los seres humanos nacidos en esclavitud por ser hijos de esclavxs. Gente nacida esclava. Y, en verdad, la cantidad es lo de menos. Cuando, en la película de Stanley Kramer, Vencedores o vencidos el tribunal de Nurenberg condena a los jueces nazis, el principal de ellos, Emil Jenning (Burt Lancaster) dice a solas al presidente de aquel, Dan Haywood (Spencer Tracy), que jamás supuso que la barbarie nazi llegaría a aquellos extremos de los millones de exterminados. Haywood/Tracy le contesta "Señor Jenning, se llegó a eso el día que Vd. condenó a un hombre sabiendo que era inocente." Quizá sea el momento culminante de la peli. Lo mismo con los negros: uno o un millón es igualmente monstruoso

Supongo que esto es lo que podemos llamar "progreso moral de la especie": hoy nos horrorizamos de lo que hicieron nuestros antepasados y este es un asunto nada fácil de ventilar. El ideal occidental por antonomasia, esto es, el valor supremo del individuo, es negado brutalmente por la esclavitud, una institución corriente en Europa desde sus inicios y ampliada a sector productivo con el advenimiento del capitalismo. Algún día habrá que hablar del vidrioso tema de cómo se compensa a los descendientes de aquella brutalidad y no sólo en relación con los esclavos procedentes del África, sino también con las poblaciones aborígenes por doquier.

LA GUERRA DE LOS VIDEOS.

En la estrategia de la guerra, los medios de comunicación son un factor esencial. De siempre han tenido encomendada la tarea (que siguen cumpliendo de maravilla) de sostener la moral de los "nuestros" y socavar la del "enemigo" y hoy se utilizan ya como armas directamente en el combate. Al-Qaeda libra sus batallas mediante videos y, a lo que parece, el terrorismo internacional (igual que el antiterrorismo, supongo) se organiza a través de la red, al tiempo que la iconografía se adueña del espacio político. Un cartel como el de la derecha, nada infrecuente en las manifas del PP o de sus sucursales, presenta al presidente del Gobierno como portavoz de ETA. Es decir, se vale de la imagen como si fuera un proyectil, para deslegitimar a un objetivo político.

Siguiendo el foucaultiano criterio de que la política es la continuación de la guerra por otros medios, se entiende por qué andan los partidos españoles arrojándose videos a la cara. El penúltimo fue una colosal metedura de gamba de los del PP para poner en solfa la cuestión de la seguridad pública con el PSOE valiéndose de imágenes procedentes de Colombia y, ¡oh sorpresa! proponiéndose a sí mismos para mejorar la seguridad, ellos, que eran el partido del Gobierno durante el atentadod del 11-M.

El PSOE ha contestado ahora con un video sobre la negociación del gobierno de Aznar con ETA en 1998, con el fin de atacar al PP por su giro oportunista en tan delicado asunto. Como este video lo ha colgado todo el mundo en todas partes, me ahorro hacerlo yo. En cambio, enlazo a dos respuestas esenciales: una, de la página del PP donde se dice que el video del PSOE es un conjunto de mentiras (vaya por Dios) y la otra la pág güeb de M.A.R., Miguel Ángel Rodríguez, el responsable de comunicación del gabinete de Aznar en los tiempos felices, en los que creían que podrían meter en la cárcel a Cebrián y Polanco. En esa página, nuevatelevision.es, M.A.R. sostiene que los socialistas mienten por atribuirle una frase en el video que está sacada de contexto. Y la verdad es que la frasecita no necesita contexto. Dijo Rodríguez, según Libertad Digital,
"No se plantee en este ámbito ningún nuevo escenario. Ya hemos dicho, por activa y por pasiva, que no se negociará con los terroristas; los Pactos de Ajuria Enea y de Madrid no permiten la negociación con los terroristas en las actuales circunstancias. Por tanto, no habrá negociación con los terroristas. Yo, en la intervención inicial, me he permitido hablar de la colaboración de la lucha antiterrorista con Francia, específicamente; con todo el mundo en general y , además, mostrar la satisfacción del Gobierno por unas nuevas detenciones. Ésta es la tarea que está haciendo el Gobierno. A partir de ahí, no lean las declaraciones más allá de lo que son las declaraciones de buena voluntad. No debe haber vencedores y vencidos, pero no debe haber terroristas que matan".
Los mismos que en 1998 no querían vencedores ni vencidos son los que hoy los quieren. ¿Qué ha cambiado de ayer a hoy? El color del gobierno.


domingo, 26 de noviembre de 2006

¡VUELVE, SADDAM!

Michael Moore acaba de publicar una carta pidiendo que los EEUU salgan del Irak sin más demora; que la guerra está perdida y que, además, ha sido un crimen. El ejemplo de que se vale es contundente: en el mismo tiempo en que los EEUU liberaron Europa, África, Asia meridional y el Pacífico en la segunda guerra mundial, hoy no son capaces de asegurar el trayecto desde Bagdad al aeropuerto. Por cierto, parece increible, pero ese trayecto en taxi cuesta 35.000 dólares. Quien quiera leer la carta completa (en inglés) que pinche en la imagen. La idea de Moore es fácil de entender: Cut and Run, esto es, corta y sal corriendo.

Tiene gracia pero, por una vez, el irreverente y provocador Moore sienta plaza de burgués convencional porque lo que dice es lo que ya dice todo el mundo. Esto parece una estampida. Ayer mismo, Rosa Brooks, columnista del Los Angeles Times,decía que el Irak está ya destruido sin remedio y que lo que tienen que hacer los EEUU es retirarse sin más y pedir perdón por la catástrofe que han montado. Un colega suyo, Jonathan Chait, en el mismo medio, va más lejos y es más constructivo: pide el regreso de Saddam Husein, el restablecimiento del tirano, condenado a muerte. De producirse algo así, Saddam podría reflexionar sobre la mudanza en la humana condición. Chait cree que más vale el totalitarismo que el caos y pregunta si alguien tiene una solución mejor. No lo parece.

Lo curioso es que se trate de los más significados otrora defensores de la invasión del Irak, gente bien, conservadora, influyente en la vida pública. Chait, por ejemplo, es redactor de The New Republic, otro de los pilares del belicismo de la administración que se ha pasado oficialmente al campo contrario. A nuestros efectos, lo interesante aquí es la generalizada convicción de que la invasión ilegal del Irak fue un desastre; un desastre y un crimen, a mi entender. O sea, una cagada.

La cuestión más debatida hoy es si el Irak está ya de lleno en una guerra civil o solo se encamina hacia ella, algo perfectamente académico. Hay un acuerdo generalizado, aunque no unánime, de que se trata de una guerra civil. Por supuesto, la Casa Blanca dice no saber de qué guerra se esté hablando. Para no perder el tiempo, sugiero lo siguiente. Cuando nuestro interlocutor niegue que se trate de una guerra civil, en lugar de arrojarlo por la ventana, pregúntesele que, si no se trata de una guerra civil, ¿de qué se trata? ¿Del caos? ¿Del Estado de naturaleza?

En todo caso, parece ya claro que el trío de las Azores tiene un lugar asegurado en la Historia mundial de la infamia.

MANIFAS (I).

El día de ayer fue lluvioso en buena parte de la Península y muy abigarrado en el debate cívico-político. Inició la función la Asociación de Víctimas del Terrorismo con la enésima manifa (3ª o 5ª, según qué cómputo se utilice) contra el Gobierno por querer negociar con terroristas, si bien sus convocantes no dicen "negociación" sino, directamente, fuera complejos, "proceso de rendición ante ETA". De dónde saquen tal conclusión es uno de sus secretos mejor guardados y debe de ser muy poderoso, pues lxs tiene convencidxs de algo que nadie más ve e, incluso, frente a los reiterados desmentidos del Gobierno. Qué duda cabe, lo saben mejor que el propio Gobierno que, al fin y al cabo, como se ve en la foto que saco de El Plural, está presidido por un "mamarracho", un clown.

Acudió el PP en masa, dirigentes con mando, dirigentes aspirantes y militantes. La sintonía entre el PP y la AVT es total. Hasta es lícito pensar que planifiquen sus acciones conjuntamente. Los de la AVT dicen que no hay que "politizar". Pero lo cierto es que, si no van los del PP, no da ni para sostener la pancarta, ahora que la derecha se ha hecho "pancantera". Lo cual lleva a la sempiterna cuestión de los datos. ¿Cuántos fueron a la manifa? Según la Comunidad de Madrid (cuya TV la dio en directo y en tiempo real, discursos íntegros de Alcaraz y Agapito Maestre, una práctica que recuerda las informaciones de la tele sobre los actos de Franco en la Plaza de la Ópera), 1.300.000. Según la Policía Nacional, 129.715. Según una noticia que pillo en el Manifestómetro, el Ayuntamiento de Madrid decía que la manifa ocuparía 60.000 metros cuadrados, lo que da un máximo de 240.000 personas,de acuerdo a los cálculos de un bloguero. Pero hay que tener en cuenta que el Ayuntamiento está en manos del maligno. Los del Manifestómetro no daban cifras, pero prometen hacerlo en breve. Estaré al tanto y daré cuenta.

Se me hace cuesta arriba que 1.300.000 conciudadanos míos se presten a una manipulación tan bochornosa, consistente en valerse de las víctimas que, como las altas instituciones del Estado, carecen de adscripción partidista, para atacar una política concreta del Ejecutivo en pro de otra de la oposición. Y que lo hagan en medio de un clima de agresividad verbal e insultos al Gobierno. Y que concluyan escuchando las simplezas de sus dirigentes. El señor Alcaraz hilvanó un discurso en pizzicato sembrado de citas de dirigentes socialistas y sólo de ellos (Benegas, Belloch, Jáuregui, Bono, González, Caldera, Zapatero y Rubalcaba; el único no socialista citado: Ardanza) siempre pro domo sua para exigir al Gobierno que corte el proceso de paz (que todavía no ha comenzado, por cierto), pero sin aportar razón alguna. Las razones las había citado momentos antes Agapito Maestre (qué extraño se me hace esto de ver a un académico arengando a las masas como un tribuno de la plebe) con la siguiente afirmación, que contiene el meollo de su discurso:

En realidad, son tres iniquidades las ya perpetradas por el Gobierno de la nación. Primera, quieren montar un nuevo Estado sobre el sufrimiento de los españoles. Segunda, exigen silencio a las víctimas. Tercera, niegan el sentido democrático de las víctimas.
En qué fundamente Agapito Maestre estas tres imputaciones es un misterio tan opaco como el secreto de las pruebas de la rendición del Gobierno ante ETA. Me da la impresión de que, por esta vía de exageración, exasperación y agresividad los conservadores no van a ir muy lejos.
NB: Los del Manifestómetro ya han hecho el cálculo y lo han colgado en su página: calculan la asistencia entre 105.000 y 140.000 personas, que también son muchas, pero no el disparate de 1.300.000 propalado por el vicepresidente de la CA de Madrid y consejero de justicia, Alfredo Prada Presa, ex-militante de Fuerza Nueva calificado por los del InSurGente de fascista y mentiroso, lo que me parece bien, pero redundante.

MANIFAS (II).

Casi simultáneamente a la manifa de la AVT tuvieron lugar en muchas ciudades de España concentraciones para protestar de la violencia contra las mujeres. En algún sitio he leído alguna queja de que la manifa de la AVT quitaría relevancia y efectivos a la de las mujeres, que se hace en un día de convocatoria internacional. Relevancia es posible, efectivos, lo dudo. No me parecen manifestantes intercambiables. Estas manifas contra la violencia de género son muy necesarias para llamar la atención sobre una vergonzosa lacra de nuestra sociedad, pero son mucho menos vistosas que las concentraciones en contra del Gobierno.

Para compensar ilustro el post con el segundo episodio de la serie de Botticelli Historia de Nastagio degli Onesti, (1483) de la que se pueden admirar tres en el Museo del Prado; falta el cuarto. La historia, tomada de Bocaccio, es una típica ilustración de la muy machista "doma de la bravía" a lo bestia: a la mujer desdeñosa se la persigue a caballo con ayuda de perros, se la asesina y su corazón se echa de presa a lo canes, visión fantástica cíclica de la que Nastagio se vale para escarmentar a su amada, que ya no lo desdeñará más. En verdad, puede leerse la historia de la cultura como la historia de la misoginia humana (humana porque es compartida por muchas mujeres). No es la única lectura posible, pero es una posible.

Así que, si hubiera podido manifestarme ayer, habría acudido a la manifa contra la violencia de género, que me parece un problema más acuciante y, por supuesto, real, que esa fantasmagórica "rendición" del Gobierno ante ETA cuyo fundamento es tan sólido como el de la autoría etarra del atentado de Atocha. Cuestión que estuvo presente, cómo no, en la manifa de la AVT, con ese ubicuo "queremos saber", al que da perfecta respuesta el kantiano sapere aude (atrévete a saber).

sábado, 25 de noviembre de 2006

Va de blogueros.

Los de 20 Minutos han convocado el segundo concurso de 20 blogs en diversas categorías (personales, de actualidad, de cine, eróticos, etc). La imagen de la izquierda es el símbolo. Quien quiera ir a la convocatoria, que pinche en él o en el nombre del periódico. Deben de haberse inscrito ya más de 2000 blogs. Éste es uno de ellos. Lo he inscrito en las categorías de blog de actualidad, cultural y personal, con lo que no creo faltar a la verdad y, además, los administradores lo han metido en la de mejor blog 2006 y premio de los bloggers, categorías en las que estamos todos, claro. A ver si tengo suerte y me dan algún premio, que son muy golosos.

Uno de los rasgos de la comunidad bloguera es la rapidez de la acción y su ubicuidad. Aquí, a la derecha, el boceto de la web que ha preparado un bloguero del blog de Manuel Rico Periodismo Incendiario para la campaña de "un € para Espe", una especie de "iniciativa ciudadana" que parece ir bien. En poco tiempo se sabrá en dónde y cómo donar el euríviri para que la presidenta de la CA de Madrid pueda llegar a fin de mes sin demasiadas estrecheces. Esta señora tenía fama de tonta y de atolondrada y con esa memez del sueldo la ha confirmado sin duda alguna. Hay quien dice que es inexplicable encargar una biografía, autorizarla y, una vez publicada, desautorizarla. Depende de quién se trate. La señora Aguirre dice que ella no puede hablar como lo hace en el libro. Que se ponen demasiados tacos en su boca, que no ha dicho lo de no llegar a fin de mes con su sueldo. Sin embargo, el libro autorizado está ahí. ¿Qué ha sucedido? Más sencillo no puede ser: cuando se pone a hablar, la señora Aguirre no sabe lo que dice. Suele pasar con las personas atropelladas y de escasas luces.

El caos iraquí.

Aquellos tres individuos que, reunidos en las Azores en un día aciago, anunciaron al mundo que tenían intención de invadir el Irak en busca de unas armas que ellos sabían muy bien que no estaban allí, tienen para siempre su nombre unido a esta infamia, a este caos sangriento. Porque ya nadie niega los hechos. El Irak es un país destrozado, asolado, un infierno en que que no hay seguridad alguna y en el que la gente vive en mitad de la desolación, como se ve en la foto de Comité Central Mennonita. Bagdad, la ciudad del califa Harun al Rashid, es hoy una capital fantasma, sometida a toque de queda indefinido y en la que cada noche (y eran mil y una) aparecen docenas de cadáveres tirados por las calles, víctimas de ejecuciones extrajudiciales, a veces con signos de horribles torturas. Un lugar en el que se quema a la gente viva a puñados sin más que por ser sunita o chiita.

Los tres de las Azores prometieron una era de democracia, paz y bienaventuranza al pueblo iraquí, una vez liberado de la tiranía de Sadam Husein. Le han traído lo contrario. No debieran irse de rositas después de este crimen, ¿verdad? Al propio tiempo, la imposibilidad de arbitrar alguna medida penal por la comisión de este delito (a excepción de la muy improbable inhabilitación del señor Bush) nos obliga a plantearnos un juicio crítico acerca de cómo hemos planeado nuestras relaciones internacionales.

Hubo un tiempo en que los estudiosos sostenían que el imperialismo de los EEUU era cualitativamente distinto de los anteriores, el británico y el francés debido a que no se fundamentaba en la supremacía militar sino en la económica. Lo cierto es, sin embargo, que los EEUU emplean la maquinaria militar todavía más que los imperios precedentes. Ninguno de estos ha intentado destruir países enteros, como lo han hecho los EEUU en dos ocasiones, en Vietnam y en el Irak y todo para perder la guerra en ambos casos.

¿Cómo es posible que los EEUU estén presididos por un sujeto que dice que Dios le habla? Un sujeto que dice que dejó el alcohol hace años. No sé...


viernes, 24 de noviembre de 2006

Holanda: contra el sistema.

Anteayer hubo unas discretas elecciones parlamentarias a la segunda cámara en los Países Bajos con el resultado que espero se vea en el cuadro a la izquierda, en que se comparan los escaños de los partidos antes y ahora. Los porcentajes de voto no son relevantes porque el sistema es muy proporcional, ya que todo el país es una única circunscripción; la barrera es bajísima (0,67 % del voto), las listas, no bloqueadas y la participación, habitualmente alta, en torno al 80 %. La segunda cámara, al revés de lo habitual, es la políticamente importante. La primera, de elección indirecta, es, en realidad, la segunda. Al ser 150 los diputados, la mayoría absoluta son 76, que no la tenía nadie en 2003 y sigue sin tenerla nadie en 2006.

El país es multipartidista debido al sistema electoral y a su forma de organizarse socialmente a través de la llamada Verzuiling que los franceses traducen por pilarisation y nosotros podríamos llamar pilarización: además de las divisiones sociales horizontales, las hay verticales (como pilares) en función de la confesión religiosa (católicos/protestantes) y de las ideologías (conservadores/socialistas). Es un fenómeno común a Austria y a Bélgica, donde se añade el pilar lingüístico, que tampoco está enteramente ausente aquí, a causa del idioma frisón. Holanda es una sociedad multicultural con fuerte conciencia nacional, ya desde los tiempos de las "Siete provincias del Norte", que eran independientes de hecho de España como se simboliza en el cuadro de Frans Hals, la Guardia Cívica de San Jorge, en 1639, nueve años antes de que España reconociera esa independencia.

Así que será difícil componer gobierno, ya que, como se ve, no hay coalición posible de menos de tres partidos. Ni una gran coalición llegaría a los 76 escaños. Business as usual en Holanda, que no ha tenido una sola mayoría absoluta ni un solo gobierno monocolor en el siglo XX. Todos de coalición. De hecho, el anterior gobierno estaba en minoría parlamentaria, situación que no es anómala en los países nórdicos tampoco.

Las noticias, sin embargo, son alarmistas: cae el centro (son los partidos que pierden más escaños) suben los extremos, antiguos maoístas, que triplican su voto y los populistas de derechas, que aparecen por primera vez con 9 diputados. Tiembla el misterio. El sistema se cuartea. En realidad, las derechas se llevan los votos de Pim Fortuyn y el izquierdismo del partido socialista tampoco es precisamente revolucionario, aunque sí radical en la oposición. Costará meses componer gobierno, como siempre, igual que en Austria y, al final, se hará una negociación, un pacto, una componenda, eso que los radicales normalmente repudian, llamándolo "chapuza". Pues así es como funciona Holanda desde hace siglos y le va bien. Tan bien, cuando menos, como a los personajes del cuadro de Emmanuel de Witte que representa a la antigua bolsa de Amsterdam en 1653. Bolsa en 1653.

Aquí las cosas de principios cuentan poco. El Verzuiling da lugar al llamado modelo pólder, o sea, lo que Lijphart llama el "consociationalism", término que no me atrevo a traducir al español porque, además, si lo llamamos "corporativismo" no vamos muy desencaminados. Este modelo de consenso no parece peligrar por el hecho de que el electorado se haya radicalizado un poco. Algo tendría que alterarse la impavidez holandesa después de los acontecimientos de los dos o tres últimos años, con el "no" a la Constitución europea y el auge del integrismo musulmán. No obstante, cuando se menciona el asesinato de Theo van Gogh a manos de un islamista, conviene no olvidar que a Pim Fortuyn lo mató un defensor de los derechos de los animales.

jueves, 23 de noviembre de 2006

CHUBASCOS GENERALIZADOS.

FE, ESPERANZA Y CARIDAD.


Las tres virtudes teologales. Es mucha la fe que han de tener sus votantes en doña Esperanza a la que han de demostrar ahora su caridad. Manuel Rico ha abierto una cuestación en favor de la señora Aguirre en su blog Periodismo Incendiario. Hoy lo he encontrado rebotado en 20 Minutos, con lo que me imagino que el blog de Manuel se llenará de comentarios.

Por otro lado, los de 20 Minutos, que califican la iniciativa de Rico de "delirante", tampoco dan bien la noticia. Se ve que no han mirado los comentarios. Vicio de periodista de papel. Si hubieran entrado habrían visto que la peña quedaba de acuerdo en que nada de 10 céntimos: un euríviri per capita; es más, la última vez que anduve por allí, "Neti" había registrado el sitio uneuroparaespe punto algo, imagino. O sea, colegas, a espabilar, que la blogosfera tiene sus reglas.


EL ÁCIDO BÓRICO AMPLÍA MERCADOS.

Internet es como una mar de poblada por muy diversos tipos de peces. Algunos muy curiosos. Los del InSurGente traen un video de Acebes vendiendo ácido bórico en la televisión australiana. Quien quiera verlo, que pinche en el título o en el logo.El mimo, por cierto, es fabuloso. Y hay que ver las cosas que algunos encuentran en la red. La subtitulación interpreta con ingenio. En fin, muy divertido. Estos del InSurGente se mueven mucho y me publican, de forma que, de vez en cuando, doy pruebas de imparcialidad hablando bien de ellos. Quien quiera ver a SS Mefisto XVI con un condón en vez de tiara que pinche aquí.


LOS GAL DE NUNCA ACABAR

Vamos a ver: el señor Rodríguez Galindo escribe un libro que, supongo, habrá que clasificar en el género "memorias" y en el que cita textos editoriales de Diario 16 cuando el señor Pedro J. era el director y artículos firmados por él en los que se defiende al Estado en la guerra sucia con ETA, se habla de que los etarras no tienen derechos humanos y se alienta a terminar con ellos como sea. Y esos textos existen. A continuación, el señor Pedro J., como un nuevo tribuno, se agarra un cabreo y dice, según parece, por los micros de la COPE que si está en la calle Rodríguez Galindo, que salga De Juana Chaos. Pues, mira, sí, es una idea: que salga, que ya cumplió con creces su condena y esta otra que le han impuesto después es una barbaridad de tal calibre que ya veremos cómo acaba la cosa

Lo anterior tiene poco que ver con el tema objeto del estudio, pero no sé yo si yo me pondría muy exigente con lo que cada cual decía en los años 80s (84, 86, 88...). Bueno, yo sí, porque publiqué un artículo en 1988 en el fallecido Independiente, de grata memoria, pidiendo que se aclarase judicialmente el asunto de los GAL cayera quien cayera. En cuanto lo encuentre, lo escaneo y lo cuelgo, como si fuera una medalla. Y recuerdo perfectamente que lo escribí porque un amigo me retó diciéndome que en Madrid nadie se atrevía a escribir en contra de los GAL por miedo al gobierno. Ya ven.


Zafarrancho, Ciutadans, que empieza la travesía.

He puesto el cartel del revés para señalar que estos de Ciutadans van ya de cabeza. Los hubiera puesto de culo, pero el señor Rivera no cayó en la conveniencia de fotografiarse a posadera descubierta. Y eso que hubiera facilitado las cosas. A quién se le ocurre apuntarse al PP y ocultarlo. Al chico le falta experiencia y le sobra malicia. Se fotografió desnudo con intención simbólica. No hubiera podido ponerse la toga candida, que era la de los candidatos, en símbolo de pureza y, eso, candidez, que no era el caso.

Tiene gracia que el mozalbete trate de disculpar su actitud diciendo que hay que distinguir entre un militante y un mero cotizante, si acaso. No sé si en la derecha le entenderán bien eso; en la izquierda, desde luego, porque es precisamente la cuestión sobre la que giró la controversia entre bolcheviques y mencheviques en el seno del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso, posteriormente Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS). Lenin sostenía que sólo cabía considerar militante de un partido a quien pagara la cuotas, fuera activo en las tareas del partido y cumpliera sus consignas, mientras que Martov y sus aliados decían que era militante el que estaba al corriente en el pago de las cuotas.

O sea, según Lenin, el señor Rivera no fue militante del PP, pero a juicio de Martov, sí.

En todo caso, a estos se les va a plantear un problema de credibilidad.

miércoles, 22 de noviembre de 2006

LA MUERTE Y LA DONCELLA.

Estaba pensando escribir un post sobre las formas de expresarse de lxs políticxs porque me llama la atención su curiosa retórica. Me disponía a leer unas declaraciones creo que de Rajoy cuando salió por el dial Araceli González Campa, que los dioses le conserven la voz, de Radio Clásica, en el buzón del oyente, anunciando la audición del fabuloso cuarteto de cuerda nº 14 en la menor (también lo hay en re menor) de Schubert, La muerte y la doncella que, junto al ballet Rosamunda es la música del compositor que más me gusta. Así que me puse a escuchar. El nombre del cuarteto viene del segundo movimiento, cargado de furor y patetismo, que reproduce una Lied anterior, La muerte y la doncella sobre un poema de Matthias Claudius, que había muerto hacía poco, y que, más o menos, decía:

La Doncella: "¡Pasa de largo, pasa de largo!/¡Vete, horroroso esqueleto!/Todavía soy joven, ¡vete, querido!/Y no me toques." La muerte: "¡Dame la mano, bella y delicada criatura!/Soy tu amigo y no tu verdugo./¡Alégrate! No soy horroroso,/te dormirás dulcemente en mis brazos."
La muerte habla en género masculino porque en alemán der Tod es masculino. Este diálogo se convierte en un andante con moto en el que también las cuerdas dialogan con desgarro y contundencia.

El tema de "la muerte y la doncella" es de típica escatología medieval. Baldung Grien lo interpretó varias veces. En la de más arriba casi se diría que la muerte está en actitud libidinosa. En el siglo XV atraían mucho estas consideraciones de postrimerías y comparaciones melancólicas: la vida y la muerte, la juventud y la vejez. Tiene también una composición de sorprendente colorido, llamada El caballero, la doncella y la muerte, en la que un elegante doncel vestido de rojo trata de rescatar sobre la grupa de su caballo a una doncella cuya falda tiene ya la muerte apresada entre sus horribles mandíbulas.

El asunto ha reaparecido en nuestro tiempo, en la célebre obra de teatro de Ariel Dorfman, asimismo titulada La muerte y la doncella, aunque la función de la música aquí es como prueba de cargo de una tortura, pues es la cinta que un torturador ponía siempre para "acompañar" a sus sesiones. Algo así, aunque con fines distintos, como el Canto a la alegría de la 9ª de Beethoven en la peli de Kubrick, La naranja mecánica, que ya fastidia por qué los autores escogen estas maravillas para acompañar al mal. El próximo que caiga en la tentación, que ponga el Bolero de Ravel.

En esta ocasión La muerte y la doncella preside una historia en que una mujer, que fue secuestrada, torturada y violada durante la dictadura de Pinochet, se enfrenta 15 años después fortuitamente con quien, según ella, lo hizo, y lo tiene a su merced, pero no puede estar segura porque sufrió las sevicias con los ojos vendados. Es una profunda reflexión sobre los asuntos de la tortura, la crueldad, el perdón y la memoria, que tanto nos preocupan a los españoles en estos días. Por si alguien se pregunta qué pensará hoy el autor sobre su obra, he encontrado un blog chileno del año pasado en el que el propio Ariel Dorfman habla del asunto y del famoso epílogo. De la obra de teatro de Dorfman salió una estupenda peli de Polanski, interpretada por Sigourney Weaver, que estaba muy bien.

La muerte y la doncella, de Schubert, es una composición angustiada, patética pero también de extraordinaria energía y elegancia que se mantiene hasta el final.

martes, 21 de noviembre de 2006

El velo de las damas.

Antes de nada, enhorabuena a El País por haber sacado el pais.com, versión actualizada de el pais.es que, a su vez, era la versión digital del periódico de papel. Este otro reproduce los contenidos del papel, pero tiene entidad propia, es más de la red. Las noticias pueden comentarse y se presta mucha atención a los blogs. El propio periódico alberga varios de ellos, uno, "dedicado al sexo" en mera portada que me da que va a ser un porno "con clase". Será interesante ver qué pasa con las críticas feministas y la negra honrilla del periódico.


En realidad iba a tratar el asunto del velo de las mujeres en el Islam. Parece que los europeos cierran filas en contra. La diputada verde alemana de origen turco Ekin Deligöz pide a las musulmanas en Alemania que no lleven el pañuelo, razón por la cual ha recibido muchos insultos y amenazas de muerte. A su vez, los holandeses están considerando una ley que prohibirá llevar el rostro cubierto en público (supongo que excepto en carnaval), gracias a la intensa actividad de la Ministra de Inmigración e Integración, Rita Verdonk, llamada "la dama de hierro holandesa". El velo femenino suscita pronunciamientos singulares. Así como convierte en mujer férrea a la ministra, hace que los ásperos doctores de la ley se conviertan en poetas. En algún sitio he leído que uno de los sátrapas iraníes, uno de los doctores o clérigos chiíes dice que el rostro de las mujeres es como el sol y que no debe velarse.

Generoso que es el hombre. Y tendrán que agradecérselo aquellas creyentes que deseen ejercitar un derecho fundamental como es el derecho a tener un rostro. Porque la alternativa es aun peor: la burka afgana o burka completa, que oculta no solo el rostro, sino todo el cuerpo de la mujer. El cuadro de Rubens Santoro reproduce el paseo matutino de las mujeres de la casa, de las que apenas se alcanza a vislumbrar los pies. Eso me parece una humillación a las mujeres, como dice la señora Deligöz. Los cuerpos humanos son hermosos, gratos de ver, a uno le gustan más los de mujer que los de hombre, pero entiende perfectamente que a otrx le pase lo contrario. Convertir el cuerpo humano en objeto de vergüenza y exigir su desaparición de la vista pública es inadmisible.

Y no sólo por razones estéticas sino por otras jurídicas o políticas. La prohibición del velo implica devolver a las mujeres su visibilidad, su rostro individual, su cuerpo, devolverles su condición de seres humanos, de personas. En este asunto no me parece quepan reservas multiculturalistas.

El relativismo del señor Acebes.

En El Plural Ventura Haba pone a caldo al PP y al señor Acebes por acusar al pensamiento progre e izquierdista de la violencia en las aulas, a causa de su relativismo moral. ¿De qué sonará esto del "relativismo moral"? De la sempiterna prédica del clero, encantado de explayarse sobre la corrupción del siglo. Debemos estar siempre ojo avizor, como en la ilustración de Castelao, de 1912, llamada Hai que casarse, para restaurar el orden natural de las cosas. El relativismo moral supone que todos los sistemas de creencias y valores son igualmente respetables y que ninguno puede imponerse sobre los demás. En Occidente esto pasa por ser una máxima admitida generalmente desde que se aceptó la separación entre la Iglesia y el Estado, estableciéndose la libertad religiosa, bajo un ordenamiento jurídico común que, por supuesto, ya incorporaba un mínimo de propósito moral, pero amparaba a todas las creencias sin discriminación.

Lo contrario del "relativismo cultural" es la enseñanza de unas creencias morales específicas como verdaderas frente a otras, consideradas como falsas. A lo cual no tiene derecho el señor Acebes, sea cual sea su mayoría de votos porque eso sí que es violar derechos fundamentales, en concreto el de la libertad de conciencia. De ahí que el discurso conservador sea siempre crítico y negativo; no porque carezca de proposiciones positivas y constructivas, sino porque no le parece (y tiene razón) conveniente exponerlas en público. Con el permiso del señor Acebes, miembro de la secta de Legionarios de Cristo el relativismo moral es inevitable en sociedades complejas, multiétnicas, mestizas.

Ya se ha roto uno de los eslabones de la cadena pensamiento de izquierda - relativismo moral - violencia en la escuela, en concreto el relativismo moral; queda por ver la relación entre pensamiento de izquierda y violencia en las aulas. Y puede hacerse con toda comodidad porque, quien presuponga que existe alguna, en verdad, no sabe lo que dice. La violencia escolar es un fenómeno global en los países desarrollados con independencia de qué pensamiento esté en el poder. Culpar al PSOE de la violencia escolar es como culparlo de la sequía: algo absurdo.

La violencia en las aulas tiene una etiología complicada porque en ella intervienen factores como la obligatoridad de la educación, el acceso a las nuevas tecnologías, el mestizaje social y otros. Quede claro que quien no sabe disgnosticar un mal tampoco dará con su remedio.



lunes, 20 de noviembre de 2006

Los arzobispos desobedientes.

No está mal que un arzobispo (el de Granada) preconice la desobediencia civil. Estaría mejor que la practicara. La desobediencia civil es una actividad típica de lo que los anarquistas llamaban "la propaganda por el hecho". Nada de soltar discursos, como el de monseñor en Granada, sino ir a los hechos. Hechos pacíficos, se entiende. Conviene que la Iglesia recuerde que la desobediencia civil es siempre pacífica, incluso de palabra. El desobediente civil no pasa horas agarrado a un micrófono, insultando a troche y moche.

Haciendo las cosas así, se prolongará El triunfo de la Iglesia, de Rubens: una carroza de oro macizo, tirada por briosos corceles de ricas gualdrapas. Sobre uno de ellos, un ángel lleva el toldillo con las llaves de San Pedro, mientras la Iglesia porta una custodia y está a punto de recibir sobre sus rubios cabellos la tiara pontificia. ¿Quién iba a reparar en la futesa de que el carro que aplasta y descoyunta a los infieles y herejes lleva a una papisa?

Su Eminencia, por lo demás, no llama a la desobediencia civil, sino que advierte de que estaría justificada con la nueva asignatura obligatoria de Educación para la ciudadanía que prevé pura doctrina política condenable. Claro que sí, si lo sabrá él, que pertenece a una congregación que lleva siglos monopolizando esa doctrina, la que sabe el valor de conquistar el corazón de los seres humanos, a base de hacerlo cuando son niñxs. La congregación que suscribe el siguiente propósito:

"Es bueno poseer un poder que descansa sobre los fusiles. Pero es mejor y más satisfactorio ganarse el corazón del pueblo y conservarlo."
La cita es de Goebbels, en su discurso en el IV Congreso del partido nazi en Nürnberg, 1933.Eso sí que era adoctrinamiento. En democracia, bien lo saben los obispos, es escasa la doctrina: un poco de relativización de valores, aprendizaje de virtudes cívicas, respeto al diferente, tolerancia, solidaridad, etc. Vamos, el manual del buen Juanito, lo que en mi tiempo se llamaban "Normas de urbanidad". Pero la Iglesia quiere para sí el monopolio de la impartición de doctrina. Como lo querían los nazis, sus discípulos más aventajados. Y, si no lo consigue, sus autoridades declaran que estaría justificada la desobediencia civil...de los demás.

Pero la desobediencia civil se predica con el ejemplo, porque es un recurso individual. No es de recibo inducir a los demás al incumplimiento de la ley, ya que eso sólo puede decidirlo la conciencia de cada cual. Quiero ver a Su Eminencia quebrantando en público una ley y sufriendo el condigno castigo para llamar la atención sobre la iniquidad de una situación.

La madre de todas las injusticias.

Llueva o haga bueno, vengan bien o mal dadas, suba o baje la bolsa, haya más o menos muertos en el Irak, se recupere o no Fidel Castro, cometa o no otro disparate el señor Bush, algo permanece constante: el hostigamiento, las represalias, los bombardeos de Israel sobre ese lugar del infierno que se llama Gaza, el lugar en que Sansón, ciego, acabó con los filisteos. El cartel republicano de la izquierda, llamando a la solidaridad con el Madrid bombardeado por los facciosos, es muy actual. Madre y niño tienen un aspecto como palestino. Sobre todo el niño con ese jersey de punto. El color de la pobreza, que es el mismo en todas partes.

No tengo ninguna confianza en que esta masacre permanente, que dura decenios, ese despiadado propósito de exterminar un pueblo, erradicarlo, acabar con él, se detenga por la intervención exterior de eso que se llama la "Comunidad Internacional". Israel tiene el respaldo de los EEUU (es interesante leer el artículo sobre el sionismo en el gobierno de los EEUU en el InSurGente), lo que le permite llevar a cabo su política de asentamientos y de represalias de los habitantes que apuntan ambas a lo mismo: al exterminio, la erradicación del pueblo palestino. Sansón no terminó la tarea y es necesario culminarla ahora. E igual que Sansón acabó con los filisteos sepultándose con ellos en las ruinas del templo de Dagón, los israelíes de hoy quieren acabar con los palestinos (esto es, los filisteos) aun a costa de provocar una catástrofe de proporciones planetarias.

En esa vasta y wagneriana perspectiva, ¿que valor tiene la viuda humana? Cero, valor cero. Y, sin embargo, un escudo de decenas de palestinos ha impedido el bombardeo de una casa con no otra arma que ese valor cero de la vida humana. Supongo que los estrategas isrealíes concluirán que fue un error avisar de que iban a bombardear la casa. De ahora en adelante, bombardearán sin avisar. Están dispuestos a ser objeto del ludibrio general. O sea, a cubrirse de mierda.


Leo en 20 Minutos (¡qué periódico tan rápido!) que el señor Kissinger dice ahora que los EEUU no pueden ganar la guerra del Irak. Ninguna ocupación militar sale bien. Ellos lo saben de Vietnam, como también lo supieron los franceses en México, Napoleón en España y Rusia, los alemanes un poco por todas partes.

OK, George, get the hell outta Iraq!

domingo, 19 de noviembre de 2006

Cómo bulle la blogosfera.

Hay una conciencia del ritmo acelerado de los tiempos. En la blogosfera es casi una obsesión. A nada que se te dé medianamente bien un blog te pones a predicar el futuro. Y al futuro le pasa lo que al cartel de Rudkovich, de 1972, que se llama “¡Vuela, tiempo!” y el tiempo lo ha dejado muy atrás. Es una glorificación del régimen soviético, con una hoz y un martillo siluetados en una cinta perforada que asciende como un cohete hacia el futuro con la bandera roja. Todo un programa. Treinta y cuatro años más tarde, la imagen es una antigualla. Pregunten por ahí a cualquiera de menos de treinta años qué significa la cinta perforada. El tiempo, en efecto, vuela; tempus fugit. Así que nada nuevo bajo el sol.

Y, sin embargo, hay una acusada conciencia de novedad. Con motivo del eventoblog, los Escolar, que son padre e hijo y sólo les falta el espíritu santo para ser el dios de la blogosfera española, montaron un debate intergeneracional interesantísimo en una mesa redonda, que se puede ver en 20 minutos, el hermano web del 20 minutos gratuito de papel con el que se va a fusionar. Las cosas que pasan. Estos apuestan al pleno por la prensa digital y, más en concreto, por los blogs, que son la revolución.

Por otro lado, Ignacio Villa, que es director de informativos de la COPE, dice en Periodista digital que internet ha convertido a los kioscos en tiendas de todo a cien, o sea, entiendo, tiendas de trapillo y baratijas. Tampoco es para tanto, pero sí es claro que el papel cede terreno a la pantalla. En Francia, igualmente, la blogosfera se ha hecho sentir en las primarias socialistas y se hará sentir también en las presidenciales del año que viene. Todavía no se sabe quién subió a la red el video de Ségolène Royal sobre las 35 horas y con qué intenciones. Pero sí sabemos que, a los 9 días de aparecer, lo habían visto más de 850.000 personas y tenía enlaces en 428 blogs. Como dice Le Monde, cualquiera con un video en un teléfono móvil puede fotografiar a un político y poner las fotos en la red.

En la red te encuentras con quien menos te esperas; por ejemplo, contigo mismo, que ya es curioso. Eso me pasó ayer, cuando me metí en el Insurgente y me encontré con que habían puesto uno de mis posts del día en este blog, el del video del PP sobre la seguridad. Gracias Iñaki. Es que manda narices: mira quién va a hablar de seguridad y se postula como alternativa. De verdadera risa.

A lo que vamos, la blogosfera ha generado un ámbito público nuevo, original, especial, un ámbito genuinamente multimedia, pues admite texto, voz e imagen y en un intercambio permanente, sin límites de espacio ni plazos de tiempo y de contenido libre.

EL ÚLTIMO DEL IRAK.

Respondiendo a la pregunta de un incisivo periodista de Al-Yasira, Tony Blair reconoce que la invasión del Irak es un desastre. Los portavoces del gobierno, que bajo ningún concepto quieren enojar a los primos yankees, aseguran que el señor Blair no dijo lo que se dice que dijo, puesto que la fórmula usada era de mera cortesía: "Sí, es (un desastre), pero la culpa la tienen...". Eso no es una cortesía, sino una admisión de plano. Sin querer quizá, Blair ha dicho lo que tanto él como muchos otros piensan, pensamos, esto es, que aquella invasión fue un desastre, una catástrofe.

Algunos creemos que también fue un crimen y que quienes adoptaron la decisión deben ser responsables penales de ella. Fue un crimen de agresión evidente cuyos perpetradores pensaron que podrían ocultar haciéndolo breve. Pero la guerra se enquistó y enquistada sigue tres años más tarde, sin visos de terminar. 140.000 soldados sobre el terreno tienen los EEUU luchando contra un ejército fantasma, con apoyos diseminados a lo largo de los años en todo el territorio, guerreros con un espíritu similar al que delatan estos tuaregs de Paul Dubois. A ver cómo los sacan de ahí.

O sea, un verdadero desastre. Por eso han perdido los republicanos por goleada en los EEUU porque, como suele decirse, "la victoria tiene mil padres y la derrota ninguno".

De los tres de las Azores ya sólo queda el señor Aznar por reconocer el error. Nunca ha sido importante quedarse a saber lo que decía el ahora ex-presidente y, en el asunto de la guerra del Irak, menos. La guerra hubiera seguido adelante aunque el señor Aznar hubiera estado en contra. Pero no estaría de más que el ex-presidente obsequiara al amable con algunas consideraciones acerca de cómo ve él al día de hoy su decisión entonces, cómo han evolucionado los acontecimientos y en dónde puedan estar las armas de destrucción masiva.

sábado, 18 de noviembre de 2006

¿Qué diría Andrés Niporesas?

Mira que tiene gracia la foto que me ha llegado hoy o ayer por el correo electrónico. Es como un chiste sin palabras que todo el mundo entiende a la primera y que podría llamarse "El pringao". ¡Ah, en el fondo, todos somos Paco! Hasta los de recursos humanos, que son la forma evolucionada y avanzada de la jefatura de personal de la Oficina siniestra. Paco el Currante.

La foto me recordó de inmediato a Larra. A ver, si no. Carta de Andrés Niporesas al Bachiller (Juan Pérez de Munguia), en la que, entre otras cosas, le da cuenta de cómo va a varios miembros de su familia y, al llegar a Frasco, dice:

Frasco, a quien conoces, ha tenido más desgracia. Solicitó una plaza de Vista de no sé dónde: entregó el Memorial tal como a las cuatro y cuarto, porque supo que a las cuatro estaba agonizando el que la tenía, y aunque en rigor todavía no había muerto, debía de morir de allí a poco. Pero le dijeron que llegaba tarde, porque ya estaba dada. ¡Qué prontitud de demonios! En vano alegó sus grandes conocimientos en la materia y la exactitud que tiene acreditada. La plaza de Vista se la dieron a un buen señor, ciego por más señas, o poco menos: dicen que se habían compadecido de él porque se veía arruinado, de resultas de una trabacuenta. ¡Cierto que ha sido una caridad! ¡Pobrecillo!
Suena, ¿verdad? ¿Cuándo es clásico un autor? Cuando lo que escribió sigue "sonando" a los ciento sesenta y nueve años de haberse pegado un tiro.

Que los rapen al cero.

Por mantas. Pero, ¿a quién se le ha ocurrido un video así? (Quien quiera verlo, que pinche en la imagen que lleva a la página web del PP). Que los degraden fulminantemente y los pongan a limpiar letrinas y los rapen al cero. Porque lo gordo no es que haya escenas de los tiempos de Rajoy en el Ministerio del Interior (y ya es grave); al fin y al cabo, la ficción es libre. Tampoco lo es que sea una presentación convulsa, atropellada, agresiva (por favor, ¡qué banda sonora!), angustiosa y exagerada, que parece una peli de polis en Las Vegas. Lo gordo es que propongan tan ufanos como ALTERNATIVA al señor Rajoy, en efecto, ex-ministro del interior y ex-responsable de seguridad y cuyo segundo hoy día también fue ministro del interior y responsable de seguridad en el momento en que se produjo el atentado más grave de la historia del país. Hay gente que no aprende.

Cuando ETA hizo volar por los aires el auto del señor Carrero Blanco, presidente del gobierno, Franco decidió nombrar sucesor al señor Arias navarro, ministro del interior y responsable de la seguridad del señor Carrero Blanco, así como del resto de los españoles, evidentemente. Confiar en el responsable de un desastre para evitar otro es propósito que sólo puede explicarse dentro de la lógica castrense.

Pero ¿a quién se le ha ocurrido ese video? ¿Cómo creen que va a reaccionar la gente a la que piden que confíe en una persona cuyo segundo es el susodicho del mayor atentado quien, por cierto, no cesa de recordárselo al respetable a través de insinuaciones y suposiciones propias de un enajenado? De verdad, no salgo de mi asombro.

El famoso huevo de la famosa serpiente.

Y crece y crece. Para hoy hay convocada una concentración de neonazis en Seelow, en el Land Brandenburg para honrar la memoria de los héroes, en honor de los 100.000 muertos de una batalla que se dio en abril de 1945. A su vez, los miembros de la asociación ¡Basta de glorificaciones de los nazis! NS-Verherrlichung stoppen! han convocado a impedir el acto de los neonazis. Y la policía ha tomado posiciones. Puede que no pase nada, puede que haya violencia. Ese es el clima que, manteniéndose, acaba consiguiendo que a la gente se le ponga el brazo como a la izquierda.

Por otro lado, parece que, cuando el camarada Horst Mahler ingresó en prisión para cumplir la pena que tiene impuesta por incitación al odio racial lo hizo brazo en alto, tan campante. El ser humano es un pozo insondable. Este Mahler pasó una docena de años en la cárcel por haber fundado el Grupo del Ejército Rojo (RAF, siglas en alemán; nada que ver con la RAF británica), con un expresivo emblema: una metralleta sobre una estrella de cinco puntas.Tratábase de una organización de intelectuales inquierdistas cuyas ideas sobre la realidad oscilaban entre el delirio y la insania. Su punto fuerte (conceptualmente hablando) era la estrategia. Sostenían que en Alemania Occidental (había entonces dos alemanias y la Occidental era la rica) el proletariado llegaría al poder para establecer el comunismo mediante una insurrección armada que había iniciado el RAF aplicando las tácticas de los guerrilleros tupamaros. Un discurso perfectamente encadenado y lógico...para otro planeta de otra galaxia.

¿En qué se diferencia el pavo que a los treinta y cinco años preparaba la revolución proletaria a tiro limpio del que a los setenta quiere establecer un Estado socialista de pureza racial? Sencillo: al primero no le hacía caso nadie; el segundo tiene muchos seguidores entre jóvenes, estudiantes, parados, trabajadores poco cualificados...

El reptil crece y crece.

viernes, 17 de noviembre de 2006

Madame la Présidente

Este verano posteé algo sobre la candidatura de la señora Royal a las primarias presidenciales socialistas en Francia, declarándome fervoroso segoleno. Así que estoy de enhorabuena. La carrera de doña Ségolène Royal a las primarias, que empezó incluso compitiendo con el padre de sus hijos y secretario general de su partido, señor Hollande, estuvo plagada de obstáculos. Obstáculos levantados por sus compañeros, que han resultado ser un verdadero hatajo de misóginos. Ayer escribía Isabel Burdiel un magnífico artículo en El País (no pongo enlace, que es de pago) titulado "¿Quién cuidará de los hijos de Ségolène Royal?" que fue la pregunta que lanzó al aire el señor Fabius (en la foto de Le Monde, como se ve a 42,08 cómodos puntos porcentuales de su contrincante) al enterarse de la candidatura de la señora Royal. Y el menda va de izquierdista en el partido.

Tampoco se explica la inquina que le profesa otro sedicente izquierdista con fama de avanzado como Lionel Jospin. Salvo que acabe siendo que, a más izquierdismo, más misoginia. No lo sé. Pero campaña sucia contra la dama ha habido mucha. También fuera de su partido y esto, probablemente, ha acabado dándole la victoria en su campo. Porque los seguros candidatos de la derecha, Sarkozy y Le Pen, no se han molestado en atacar a los otros líderes del PSF, sino que han ido como Miuras por la mujer, llamándole de todo.

Todavía ayer el video más visto en la red en Francia era uno que recogía una intervención de la señora Royal en Angers en enero de este año sobre las 35 horas de trabajo de los profes en los colegios. No estoy seguro de si quien lo colgó en You Tube quería apoyar o hundir las posibilidades de la candidata, pero el resultado ha sido el que ha sido. Y quien quiera ver el discurso de una tía de una pieza, que pinche en el enlace del video. Ahí habla ¿qué? ¿una estadista? No, Sire, une révolution.

Resumen de la misoginia del aparato del PSF francés: más del 60 por ciento de apoyo a doña Ségolène. Ni segundas vueltas para hacer cambalaches ni segundas partes, que nunca fueron buenas, ni nada. Frente a esta mujer, los señores Sarkozy y Le Pen no tienen nada que hacer.


Les presento a Héctor

Como las cosas generales, públicas, son tan interesantes, apenas hay tiempo para echarse algún rollo personal. Y eso que he visto que en un concurso fabuloso de blogs que tiene abierto 20 Minutos y al que a lo mejor me presento, (¡qué diablos!), los blogs llamados "personales" son mogollón; me parece que más que todos los otros juntos. Pues, efectivamente, que no tiene uno ocasión de contar cosas personales. Y no por falta de ganas. Llevo unos días pensando en dedicar un post al drama que se desencadena cuando se le pierde a uno un llavero. Pero sucede también que estas cosas tienen que dejar paso a otras también personales pero de mayor solemnidad. El que luce en la segunda ecografía a las 17 semanas es nuestro segundo hijo, pues ya se sabe que es varón. Se llamará Héctor.

Supongo que será a causa de mi condición paterna, a cuyo juicio no suele otorgarse gran respeto, pero cada vez que veo estas ecografías, me vienen a la memoria los planos del Starchild en 2001, la odisea del espacio que era una peliculaza, llena de aciertos, de insinuaciones, de angustias, misterios y revelaciones. Y con una banda sonora deslumbrante. Escuché por primera vez a Ligeti y redescubrí a Richard Strauss. Pero lo decisivo fueron las imágenes finales del Starchild en su burbuja, el huevo primigenio asomado al universo

Hay que ver, esto de ser padre hace desvariar.

jueves, 16 de noviembre de 2006

Über Alles.

Crece la amenaza. Lo del congreso de neonazis del finde en Berlín trae estela. Aumentan las peticiones de prohibición del partido. El Gobierno asegura que Alemania es uno de los países más seguros del planeta y donde menos delitos violentos se cometen, a excepción de las más pacíficas sociedades europeas, Austria, España y Suiza. Vaya -pensé- una estadística para sentirse orgulloso, que no abundan: España es el país más seguro de Europa después de Suiza, si he entendido bien. Cómo se nota que ETA lleva un tiempo largo sin atentar. Lo que es cierto si, como hace el Gobierno, atendemos sólamente a la cantidad de delitos. Pero si vamos a la calidad o condición, el panorama cambia, mostrando que Alemania es más segura para unxs que para otrxs. Del total de delitos, según el informe oficial sobre delitos del año pasado, 2350 lo fueron de incitación al odio racial, delitos de extrema derecha, de ellos, 1034 con empleo de violencia. Hubo 1100 delitos de propaganda antisemita y 50 de fuerza a personas o cosas.

50 delitos violentos antisemitas hacen que Alemania, obviamente, sea menos segura para los alemanes judíos que para los alemanes gentiles, diga lo que diga el Gobierno. Como lo es para los alemanes de raza negra (que los hay) o para los inmigrantes turcos o los africanos. De aquí las peticiones de prohibición. En Alemania prohibe los partidos el Tribunal Constitucional, según art. 21, 2 de la Constitución. Así se prohibieron el primer partido neonazi (SRP) en 1952 y el Partido Comunista (DKP) en 1956. Esta vez, sin embargo, la petición de prohibición anterior fracasó en 2003 al no obtener la mayoría necesaria de magistrados del Tribunal Constitucional. Por eso, algunxs piensan ahora en variar la estrategia, rebajando la mayoría necesaria en el tribunal, por ejemplo.

Lo que llama la atención en aquella petición de prohibición del NPD es que el abogado defensor de la organización fue Horst Mahler, el fundador del Grupo del Ejército Rojo (RAF), más conocido como "Banda Baader-Meinhof", (a la derecha, Ulrike Meinhof en el momento de su detención, en 1972) del nombre de los dos principales dirigentes izquierdistas que, al parecer, se suicidaron en la cárcel de máxima seguridad de Sttugart junto con otros compañeros. Mahler no siguió sus pasos y, tras largos años de prisión, recuperó la libertad y volvió a la actividad política, pero esta vez como neonazi, afiliado al NPD.

En verdad, me dije estas mutaciones ideológicas me dejan perplejo. De la extrema izquierda a la extrema derecha, una vida pendular. Hay muchos de estos que, obviamente, no gustan de términos medios, que deben de parecerles burgueses. Y lo que me produce perplejidad es ver cómo alguien que reconoce haber estado equivocado cuando predicaba la verdad, vuelva a predicarla diciendo que ahora no comete error. Lo que es absurdo porque ¿qué verdad va a predicar quien es incapaz de aprender de la experiencia propia?

La incorporación de Horst Mahler, viejo sesentayochero, amigo de Rudi Dutschke, legitima y prestigia a la extrema derecha alemana que, sin embargo, es la de siempre, la de Alemania para los alemanes y, así, más peligrosa.

miércoles, 15 de noviembre de 2006

El juego del gallina.

Ayer estaba el predio nacional muy mustio y las campanas de papel tocaban a difunto por el proceso de paz, al que ya todxs consideran en estado agónico. Las izquierdas no podían disimular su frustración ni las derechas su satisfacción. Manuel Rico, en su blog Periodismo Incendiario reproducía, suscribiéndolo, un artículo de Javier Ortiz en El Mundo en el que el autor se quejaba amargamente de que Batasuna y el Gobierno, por la mala cabeza de ambos, estuvieran "jugándose la paz", esto es, yendo de cabeza al fracaso. Ortiz utilizaba el simil de "dos conductores que fueran directos a chocar el uno contra el otro y ambos pensaran: 'Ése no es tan insensato como para seguir recto. Acabará apartándose'".

Muy gráfico, el caso está muy bien visto y es uno de los más conocidos de un juego de suma no cero, lo que vengo diciendo modestamente que es este proceso de negociación, el conocido como el "juego del gallina" (chickie run), que se juega con coches, como en el ejemplo de Ortiz: dos en el mismo sentido, pero en direcciones contrarias. Pierde el primero que se aparta.

En Rebelde sin causa, la famosa peli de Nicholas Ray, de 1955, con James Dean, Natalie Wood y Sal Mineo (en el poster de la izquierda, que tomo de Wikipedia, suscribiendo la declaración de fair use) , hay una chickie run con una variante: dos coches en el mismo sentido y la misma dirección, en una explanada que acaba en un barranco hacia el que se dirigen. Pierde el primer conductor que salte del coche antes de éste se precipite al vacío. Es un modo dramático de hacer visible ese concepto un poco abstracto de "juegos de suma no cero".

No cero porque, además de darse el supuesto de "suma cero" (lo que uno gana es lo que el otro pierde), puede darse el de suma no cero (los dos ganan o los dos pierden). Los dos jugadores pueden perder la vida. El otro ejemplo famoso que suele ponerse del chickie run es la crisis de los misiles soviéticos en Cuba en octubre de 1962, el momento en que el mundo estuvo más cerca de una guerra nuclear, con una flotilla de navíos soviéticos cruzando el atlántico y una flota estadounidense que rodeaba a Cuba encargada de impedir que los rusos llegaran a la isla. Fueron los rusos los primeros que se apartaron, ordenando a los buques dar media vuelta.

En el caso del País Vasco, los dos pueden perder la paz, ciertamente. Y es muy menester que las gentes que comentan la actualidad, quienes hacen opinión, pongan el grito en el cielo por ver si los jugadores evitan a tiempo la catástrofe. Pero sin olvidar que, en estos tipos de juego, es básico tener los nervios templados y, desde luego, sujetos. La tregua no se habrá roto mientras no se haya roto y, como romperla es el supuesto peor para ambos jugadores porque ambos pierden, será la última opción que consideren.

Nadie dijo que este proceso fuera a ser: a) rápido, b) un éxito.

martes, 14 de noviembre de 2006

DOCTORADO TERRORIS CAUSA.

Según El Plural, hoy se debate en la Universidad de Salamanca si retirar el doctorado honoris causa a Franco.

Pues, Señor, corría el año de gracia de 1954. Era Rector Magnífico de la Universidad de Salamanca el eximio don Antonio Tovar, ilustre filólogo, y Ministro de Educación Nacional (que así se llamaba el ministerio por entonces), el no menos eximio don Joaquín Ruiz-Giménez, a su vez ilustre jurista. En aquel momento, a algún pelota de los que habitualmente rodeaban a Franco, debió de ocurrírsele que sería de justicia que el Jefe del Estado y del Gobierno, Generalísimo de los Ejércitos, Jefe Nacional del Movimiento Nacional, Caudillo de los españoles por la gracia de Dios, fuera también doctor honoris causa por la más antigua universidad española, cuna de una escuela en Derecho Internacional y en Filosofía del Derecho, centro espiritual de la Hispanidad, como Sevilla lo fue comercial.

O quizá lo pensó el mismo Franco. Fuera como fuese, pensado y hecho, porque a aquellos que llevarían adelante el designio, el ministro Ruiz-Giménez (en la foto, sentado en segundo plano, por delante del Caudillo) y el rector Tovar (al que no se ve, probablemente porque esté en último plano, muy propio de él), los nombraba el Invicto. Franco designaba a los ministros, a los rectores, a los alcaldes, a los directores de los medios, a media España, así que, cuando lo hacían a él doctor honoris causa, en realidad, se nombraba a sí mismo.

Dos años después, con motivo de los acontecimientos de 1956, el señor Ruiz-Giménez fue destituido de ministro y el señor Tovar dimitió de rector. En realidad, no tengo duda de que a los dos, hombres muy académicos, el acto debió de parecerles estrambótico. No hay sino ver al militar en aparejo de gala, con botas de montar en primer plano a la izquierda para darse cuenta del espectáculo, que venía a ser un doctorado honoris causa manu militari.

Antonio Tovar fue una curiosa personalidad, al estilo de Ridruejo o Laín, un hombre cultísimo, jurista y filólogo clásico, profesor de varias universidades españolas, argentinas, estadounidenses y alemanas. En sus años mozos fue falangista, por exaltación juvenil y, terminada la guerra, ocupó algún cargo del servicio de propaganda, pero se desvinculó pronto y tomó el camino de eso que se llamó el "exilio interior", doblado en su caso con uno exterior.

Ese doctorado fue un disparate celtibérico: el saber humillándose ante el Espadón. Creo que se lo dieron en filosofía, pues no estoy seguro, pero como si se lo hubieran dado en botánica. Un disparate. A medida que pasa el tiempo, los disparates de antaño, y antaño tomados como normales, manifiestan su naturaleza esperpéntica y es entonces cuando hay que restablecer el sentido común. Sobre todo, para evitar males mayores. El otro día, en la carretera, encontré un pueblo de Ciudad Real, en plena Mancha, que se llama, toma ya, Llanos del Caudillo. O eso se arregla de algún modo o el punto de la carretera en que aparece el nombre puede representar peligro de accidente.

Este Llanos del Caudillo, que debe de ser lugar próspero porque tiene hasta inmobiliarias, fue una creación del Régimen, también hacia 1956, obra del Instituto de Colonización y poblado, muy probablemente, con colonos adictos. Lo que sucede es que está enclavado en un lugar que es como hacer a Franco doctor honoris causa en Caballería. No solamente se encuentra pegando al Campo de Calatrava, poderosa orden militar, sino que se halla en lo más profundo del territorio del Quijote, cerca del Campo de Montiel y no mucho alontanado de la Sierra Morena, donde el Caballero por antonomasia hizo mil locuras. Gustaba el Generalísimo de codearse con los héroes patrios, reales o imaginarios. Porque si los Llanos del Caudillo plantean un problema sólo nominal, habrá que ir pensando en qué se hace con la Basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, donde yacen en simbólica cercanía, pero muy reales, el caudillo civil y el militar. Y, ya puestos a plantear problemas, otro también nominal pero grueso: ¿puede seguir habiendo una fundación, acogida al régimen de fundaciones, que se llame "Fundación Nacional Francisco Franco" o debería tener otro nombre?

En fin, que deseo a los universitarios salmantinos una deliberación fructífera.