sábado, 30 de septiembre de 2006

EN LAS GARRAS DEL PASADO

LA HISTORIA DE GRASS NO HA CONCLUIDO

La que le viene encima al Nobel/Príncipe de Asturias (1999) es peor que la que ya pasó, porque llueve sobre mojado. Parece que allá por 1969, oficiando de consejero áulico de Karl Schiller, que fue ministro de Economía con Georg Kiesinger y, luego, superministro de Economía y Hacienda con Willy Brandt, le insistió en que hiciese pública su militancia nazi en el pasado. Schiller había ingresado en las SA en 1933, con 22 años, y fue luego miembro de la liga de docentes del Partido Nazi. Esta revelación va a provocar otra oleada de críticas por este nueva realización del viejo dicho español de "consejos vendo y para mí no tengo."

Grass, en la foto de la izquierda (de Florian K., depósito libre de Wikipedia) es un típico intelectual de la tradición europea. Esto quiere decir, que le priva estar en contacto con los poderosos. Es la tradición platónica del continente. Los intelectuales suelen estar cerca del príncipe y el príncipe suele rodearse de ellos. Los intelectuales europeos (porque en los Estados Unidos es otra canción) son los ideólogos de los regímenes. A veces están a favor, a veces, en contra. Pero cuando están en contra es porque están a favor de otro. En alguna ocasión, esa cercanía se ha roto estrepitosamente, como sucedió con Platón y Dionisio de Siracusa o, con menos dramatismo, con Destutt de Tracy y Napoleón, cuya aversión por la "ideología", la disciplina filosófica del De Tracy, dio al término esa connotación negativa que perdura al día de hoy. Des choses des ideologues.

Esa afición de los intelectuales a amonestar a los poderosos suele hacerse en nombre de la ética. Sólo Maquiavelo se atrevió a dar consejas al Príncipe, considerando que la ética era un instrumento más del poder. Y se ha ganado una mala fama que llegará al fin de los tiempos. Eso es lo que más irrita al personal de la aventura de Grass: que haya estado dando lecciones de moral. Pues se va a enterar. Porque ahora, todo cuando haya hecho o dicho en el pasado se reconsiderará a la vista de su tardía confesión, que opera como el terminus a quo decisivo de su vida, radicalmente cambiada.


EL ÁCIDO BÓRICO DE ROCAMBOLE

Nuevo giro sorprendente en el culebrón del 11-M. L'arroseur arrosé. La verdad es que esa insensata historia de la conspiración, basada en pruebas y suposiciones rocambolescas parece una especie de pesadilla, como las que imaginaba Heinrich Füssli, también conocido como Henry Fuselli, (Art Renewal Center) un suizo de finales del XVIII que pintaba pesadillas, íncubos, brujas y cosas así, un precedente del simbolismo y del psicoanálisis. Porque la insistencia en fabricar una historia que sustituya a una realidad es signo de neurosis. Y no es posible razonar con quienes actúan de este modo porque no se trata de interpretaciones distintas de una misma realidad, sino de un intento de sustituir la realidad por una fabulación.

Porque, en la medida en que, quienes llevan dos años batiendo el cobre formulan alguna reconstrucción de los hechos (pues habitualmente se limitan a lanzar oscuras insinuaciones), ésta es más o menos así: algunos policías han urdido una trama de falsificaciones y corruptelas para ocultar a los autores verdaderos de un crimen e imputar éste a otros, todo ello con la connivencia (si no la colaboración activa) del PSOE, cuya finalidad es aceptar las propuestas de la ETA. Esta última barbaridad es opcional. Las otras son de obligada creencia. Pero quien crea algo así no está enteramente en su cabales.

Así que, para conservar una mínima porción de creencia en la racionalidad de las personas, hay que acabar encontrando razones, por bastardas que sean, en ese intento de obstaculizar un proceso judicial y sustituirlo por otro periodístico. Razones de difusión de la tirada, de audiencia y share, razones comerciales. Porque más vale que esa agresión permanente al funcionamiento del Estado de derecho se haga en defensa de algo, por ejemplo, la cuenta de resultados, que por inconsciencia, ignorancia o irresponsabilidad. De todas formas, que los loqueros no se vayan muy lejos.

viernes, 29 de septiembre de 2006

MEJOR QUEDARSE EN CASA.

LOS TIEMPOS ESTABAN CAMBIANDO.

Un/a amable lector/a incluye un enlace de You Tube a One Too Many Mornings, un dúo Cash/Dylan, un video grabado en la grabación del disco o por ahí se le anda. Muchas gracias. Merece la pena escucharlo, sobre todo el ostinato del estribillo "For I'm one too many mornings/And a thousand miles behind". La canción estaba en The Times They Are-A-Changing con alguna otra que entonces nos hacía reír y luego ha resultado profética, como With God On Our Side. El lanzamiento del disco coincidió más o menos con el asesinato del Presidente Kennedy y los dos marcaron una época.

No cunda el pánico, que Dios sigue de nuestro lado. Ahora más que nunca, pues estamos prestándole un gran servicio. Leo que la OTAN quiere desplegarse en todo Afganistán, país de infieles, al fin y al cabo, y gran productor de opio. 12.000 soldados más van para allá, parte de los cuales serán españoles. Y todo porque la situación se degrada y porque los militares británicos quieren largarse del Irak más que a paso. Pues si en Afganistán la situación se degrada, en el Irak parece imposible que pueda degradarse más. Ayer otra vez 40 cadáveres con señales de tortura recogidos en las calles de Bagdad. Que un madrileño, un ovetense, un neoyorkino, un berlinés, un ateniense (o unas) piensen en cómo vivirían si sus ciudades amanecieran día tras día con 40, 50, 60 conciudadanos asesinados, despellejados, sin ojos, mutilados. Pero, bueno, Dios sigue de nuestro lado y el señor Bush, a quien habla en persona, según dice él, asegura que en el Irak no hay guerra civil. Así que, tranquilos todos: a Afganistán, a seguir liberando y pacificando, que lo hacemos de cine.

De todas formas buscaré Girl of the North Country Side. Cash estaba mucho mejor, a mi gusto.

"For I'm one too many mornings
And a thousand miles behind".

Y SIGUEN CAMBIANDO.

En otro orden de cosas, que dicen los gestores cuando informan, los españolazos que se dieron cita para lavar la dignidad de la patria mancillada por la garrulería rubianesca, según parece, eran pocos; seguramente selectos, pero pocos. Ganas entran de pedir la intervención de los de El Manifestómetro. Podría ser la primera vez que hicieran realidad su lema de Nunca diremos que sois cinco o seis...salvo si sois cinco o seis. Que levanten acta de la indolencia de un pueblo que no defiende como un solo hombre a la Patria vilipendiada. ¿No fueron los madrileños a ver los toros por la tarde del día en que se supo que se había perdido la guerra de Cuba? Pues así seguimos. Que conste este escarnio: a la gente le importa una higa la dignidad ofendida de la Patria y el señor Rubianes. Y no sé..., me temo...¿cuántos fueron al estreno?

En fin, menos mal que el PP, vigilando por la integridad de España, soezmente mancillada por el señor Rubianes (a quien algunos llaman "Rufianes", en un alarde de ingenio), presentó en su día un recurso de inconstitucionalidad contra el Estatuto de Cataluña. Como también lo ha hecho el Defensor del Pueblo, señor Enrique Múgica, sin duda para demostrar su independencia y autonomía políticas. El alto Tribunal podría acumularlos si es técnicamente viable. Nos ahorraríamos un montón de telediarios.

La aceptación a trámite del recurso del PP ha puesto a los del PP muy contentos y a los del PSOE muy mohínos, pues aquí las decisiones de los tribunales se reciben con pitos y flautas o pitos o flautas, como en las fiestas de los pueblos las decisiones de la autoridad. Claro, el señor Rodríguez Zapatero dice que lo importante es la sentencia. Igual que cuando uno lo lleva crudo en las encuestas dice que "sólo son encuestas" y que lo importante es el día de la votación, como si eso significara algo. Cierto que lo importante es la decisión final, pero mejor sería que las encuestas te fueran favorables o el recurso rechazado.

Porque, si la decisión del Tribunal es contraria a algo del Estatuto, que puede serlo, y según lo que sea, se va a montar un pollo en Cataluña al grito de "¡otra vez la Nueva Planta!" Nueva Planta cuyo bicentenario, vaya hombre, celebramos el año que viene.

Por primera vez he lamentado que en su día se suprimiera la figura del control previo de inconstitucionalidad. Verdad es que, desde la supresión, hemos salido ganando mucho, pues la tendencia del PP a valerse de él a troche y moche era irrefrenable, pero ese control hubiera permitido obviar la situación que puede llegar a producirse ahora si el Tribunal adopta una actitud contraria al Estatuto o a alguna parte de él. Lo importante es la sentencia, dice el señor Rodríguez Zapatero. No lo sabe Vd. bien, Presidente.

"For I'm one too many mornings
And a thousand miles behind".

jueves, 28 de septiembre de 2006

MÚSICAS CELESTIALES.

BOMBAS EN LOS ALTARES.

Creo haber dicho ya cuánto me recuerda el periodismo español al que retrata Mark Twain en un cuento titulado "Cuando fui periodista en Tennessee". Es una historia de competencia entre dos periódicos, supongo que de la capital, Nashville, a mediados del siglo XIX. Por cierto, ¿quién se acuerda de Nashville Skyline, de Bob Dylan? Había allí un tema country, Girl of the North Country Side, que apareció por primera vez en Freewheelin' Bob Dylan en un dúo impresionante con Johnny Cash. Tengo que ir corriendo a buscar mis vinilos de los 60.

El caso es que los dos periódicos de Nashville, Tennessee, acostumbraban a dirimir sus diferencias a mamporros, tiros y bombazos. Más o menos como aquí, aunque aquí parezca que las cosas no van más allá de las palabras, de momento. Francamente, no veo a Luis del Olmo poniendo una bomba en los bajos a nadie. Pero decirlo, lo ha dicho. Se le oye en e-noticies: una bomba. He pillado la noticia en LD.

La bomba son esas declaraciones. Será digno de oír lo que conteste el otro, el bombardeado, que no es un modelo de finesse. Tennessee se queda corto al lado del reñidero español. Tengo a Luis del Olmo por persona tranquila y hasta apacible, con lo que muy quemado tiene que estar para manifestarse de ese modo. Claro que también puede ser un exabrupto escénico, al estilo Rubianes. ¿No dicen por ahí que "todos somos Rubianes"? Aun así, sospecho que hay mar de fondo, quizá puramente personal. Luis comete un lapsus curioso: llama Iñaki a Losantos. A efectos radiofónicos, sólo hay un Iñaki en el país. Típico acto fallido: ¿a quién quiere ver volando por los aires Luis del Olmo?


LA IGLESIA, EL ISLAM, EL PERDÓN.

Las peregrinas afirmaciones del señor Aznar en los EEUU sobre las disculpas que los musulmanes nos deben por "habernos" invadido hace 1300 años han provocado todo tipo de chirigotas. Esas afirmaciones son disparatadas, desde luego, pero son, sobre todo, inoportunas en una Europa que está haciendo esfuerzos por acomodarse con las abundantes comunidades islámicas que viven en nuestros países. Hasta los alemanes, que tienen fama de racistas, han convocado una conferencia islámica (que ha inaugurado el Ministro del Interior Wolfgang Schäuble, CDU/CSU) para entenderse con los musulmanes.

Pero no por eso se da una actitud de "apaciguamiento" de que siempre acusan los neocons a quienes pretenden ligar con el Islam: la señora Merkel se opone a la suspensión de la representación de Idomeneo en Berlín, en donde, al parecer se decapita a tres fundadores de sendas religiones, Buda, Cristo y Mahoma, lo que no sé cómo encajará en la ópera de Mozart. Y, ¡hopla! los participantes en la conferencia han dicho que si la ópera se escenifica, ellos irán a verla. Claro, eso de que no se puedan representar figuras humanas y menos divinas, esa iconofobia, es contraria al espíritu de los seres humanos, a los que nos gusta vernos desde fuera. En realidad les gusta a ellos también. Véase si no la miniatura persa del siglo XV que representa a Mahoma jinete en su yegua Buraq que visita el paraíso en compañía del arcángel Gabriel. El de la puerta es Abraham. Y la yegua tiene mucha gracia.Mohammed Image Archive.


Ese resultado demuestra dos cosas: la primera, que se puede ser intransigente en asuntos de principio y flexible en las formas, cosa que el señor Aznar ignora; la segunda, que no se queda ahí el desbarre del señor Aznar, sino que entra en colisión con la actitud del Santo Padre, del Santo Padre del señor Aznar. Porque Benedicto XVI ha dicho que "siente profundamente que sus palabras hayan podido ofender a los musulmanes" que no es, desde luego, una petición de perdón (ya sabía yo que Ratzinger no iba a pedirlo), pero tampoco es un aznariano "y yo en la tuya por si acaso". (Quien quiera ver la noticia en latín, cosa muy lógica al tratarse del Papa de Roma, ya sabe tiene que pinchar en Nuntii Latini, el periódico -y radio, hay archivo de radio- finlandeses que dan las noticias en latín. Una pasada).

De forma que, cómo no, el señor Aznar es más papista que el Papa.


miércoles, 27 de septiembre de 2006

EL PROCESO DE PAZ Y EL JUEGO DE LA VIDA

Está clarísimo, el llamado "proceso de paz" es un caso típico de teoría de juegos. Quizá no tan trascendental como el que refleja la magnífica escena de la peli de Bergman, El séptimo sello, de 1957. Inciso: esto es un homenaje a Max von Sidow, al que acaban de dar un premio en San Sebastián. Menudo papelazo, el mejor de su vida, que hizo como Antonius Block, el caballero que vuelve de las Cruzadas (¡ay si lo sabe el señor Aznar!) y juega una partida de ajedrez con la Muerte. ("He encontrado a la Muerte. Estamos jugando al ajedrez", dice, muy tranquilo, a su escudero). La Muerte era Beng Ekerot, a su vez ya fallecido (ley de vida, hasta para la muerte), que alcanzó aquí también el punto culminante de su carrera.

Bueno, quizá sí sea tan trascendental, habida cuenta de que lo que nos jugamos en el proceso es lo que se juegan al ajedrez el caballero y la Muerte, esto es, la vida. Por eso nos interesa encararlo con la lógica de teoría de juegos. Hay dos tableros en los que uno de los jugadores se repite: juego a (Gobierno/ETA) y juego b (Gobierno/Batasuna). Ya de entrada, dos tableros "asimétricos": mientras el jugador 1 (Gobierno) está en los dos porque es el mismo, los jugadores 2 y 3 (ETA, Batasuna), quieren lo mismo, pero no son lo mismo. Handicap para ellos porque siempre es más difícil ponerse de acuerdo cuando se es dos que cuando se es uno.

Bien, en el juego b, el Gobierno tiene las de ganar aplicando lo que algunos teóricos de juegos llaman "posición de alternativas restringidas" que consiste en hacer ver a la otra parte que no se dispone de ciertas opciones porque alguien externo lo impide; en este caso, el PP y el griterío que está armando. "¿Qué más quisiera yo que acercar presos o legalizarte sin dilación?", gime el Gobierno a Batasuna, "Pero ya ves que no puedo. El PP no me dejaría." Se equivocan quienes acusan al PP y a sus adláteres de estar torpedeando el proceso de negociación. Al contrario: están haciéndolo posible, bien que en contra su voluntad ("el truco de la razón", que decía Hegel) fortaleciendo la actitud del Gobierno al hacerlo aparecer débil y constreñido ante su adversario.

Cierto que el PP y su entorno desean que el proceso encalle. Pero, precisamente por ello, ese proceso sigue, aunque no avance un solo paso. Nada parece unir más a los españoles (incluidos los que no quieren serlo) que dar en los morros a los suprascritos. ¿O se puede entender de otro modo el hecho pasmoso de que a las 48 horas de que los etarras anduvieran corriendo la pólvora al arábigo modo en el Gudari Eguna y sus chicos alumbrando cajeros automáticos, algún calificado dirigente de Batasuna dijera que el proceso goza de buena salud? Obviamente, goza de buena salud porque quieren que goce de buena salud.

El tiempo apremia y juega también a favor del Gobierno. Las elecciones municipales se acercan; Batasuna tiene mucho interés en ellas porque sus feudos tradicionales son los ayuntamientos. Pero, para participar, tiene que ser legal. O sea, que está pillada. Al verse pillada, puede haber caído en la tentación de jugar su última baza antes de pasar por el amargo paso de las Horcas Caudinas, esto es, el yugo de la ventanilla del Ministerio del Interior. ¿Y cuál es la última baza en un juego antes de confesar la derrota? Amenazar con romper la mesa. Y amenazar no con vanas palabras, que el viento se lleva, sino a tiros, la ETA mediante, por aquello de la credibilidad.

Justo esa es una de las reglas elementales de la teoría de juegos: si tu amenaza no es creíble, se te vuelve en contra y como que la cagas, dicho en román paladino, en el que cada cual habla con su vecino.

Porque el melodrama de los disparos al aire ha sido como de conjura de Guillermo el travieso. Hasta los expertos han entendido que la cosa no podía ir en serio. Según parece, lo han deducido del hecho de que Gara no publique el comunicado en portada. Al menos es lo que dice El Plural. Pues no sé yo. Me atengo a mi interpretación. De estar en algún sitio -como esas historias en que alguien hace desaparecer algo situándolo en el lugar más visible- la explicación está en el hecho de que la ETA (o el ente que hablara en el dichoso monte) se refiera a un "pasado, presente y futuro" de lucha; no de lucha armada. Porque lucha es todo en la vida; la existencia humana misma es producto de la lucha. De la lucha por la existencia, por ejemplo, que siempre ha tenido mucho predicamento como filosofía, sobre todo entre los burgueses. Una ETA que hace comunicados filosóficos ya no tiene capacidad alguna de amenazar. Es decir, el juego a también está perdido. Estaba perdido desde el comienzo. Nadie que vaya ganando una guerra declara una tregua unilateral.

O sea, al Gobierno le está saliendo redonda la operación. ¿O no es un éxito redondo presentarte en el Parlamento como Ministro del Interior a decir que no vas a cumplir un compromiso que contrajiste, el de informar sobre los contactos con la ETA, porque no ha habido contactos, y salir por la puerta grande?




martes, 26 de septiembre de 2006

DIÁLOGO ENTRE UN BLOGUERO Y UN PLUMILLA.

Javier Paniagua, historiador, profesor universitario, director del Centro de la UNED de Alzira-Valencia, ex-diputado del PSOE, editor y gran amigo mío, tiene una columna semanal en El Mundo del País Valenciano. Es, pues, un digno columnista, muy distinto de esos que hacen méritos para ganar el premio al "imbécil con columna", que ha instituido Manuel Rico en su blog de periodismoincendiario y que amenaza con quedar desierto por exceso de aspirantes. La columna de ayer de Javier se llamaba Blogs. No pongo el enlace porque no lo encuentro y supongo será de pago. En ella, Javier se despacha a gusto contra los blogs con bastante gracia e ironía. Tiene el detalle de salvar éste (gracias, Javi) y el de Arcadi Espada. En cambio, pone muy mal a los de Jordi Sevilla y José Blanco. Yo también. Los blogs de los políticos no funcionan. Funcionan mucho mejor los blogs sobre los políticos. Del de Arcadi Espada no sé gran cosa, porque no lo visito. De todas formas, podría recitarle a Javier varias docenas de blogs mejores que el mío. Así que me quedé con esta copla: ¿cómo mostrarle a mi amigo Javier que está equivocado en su aversión a los blogs sin soltarle el topicazo de que jamás hay que estar en contra de las innovaciones, que eso es un signo de decrepitud? Le di vueltas todo el día, mientras trabajaba, paseaba y comía. Después del almuerzo debí de caer en una especie de letargo porque, de pronto, me encontré en un paraje desconocido, una arcadia sonriente, en presencia de dos curiosos personajes de otra época, aunque ataviados a la moda de ésta, lo que agudizaba más el anacronismo, que mantenían lo que luego supe era un

DIÁLOGO ENTRE UN BLOGUERO Y UN PLUMILLA.

Llevaban ya un tiempo hablando y estaban ponderando los respectivos méritos de los blogs y la prensa escrita. Decía Plumilla: los periódicos son tradición y seriedad.

Bloguero: antaño. Ahora, depende de cuáles; pocos. Los blogs tienen, además, la innovación.

Plumilla: la columna en el periódico no es algo aislado, está en un contexto informativo.

Bloguero: ¿y eso es bueno? Todo contexto condiciona, aunque sirva como excusa para decir que a uno lo han sacado de él.

Plumilla: la gente encuentra más cómodo leer en papel, con un cafelito y un...

Bloguero: ¿cigarrillo? Verboten; eso está ya Verboten



Tuve la impresión de que Plumilla, consciente de ir perdiendo terreno, recogía fuerzas y trataba de pasar al ataque. El día avanzaba y teníamos ya el sol del otoño, ese que no entra, en el cenit


Plumilla: los blogs son algo efímero.

Bloguero: mucho menos que la prensa, que se conserva en las hemerotecas, lugares misteriosos a los que los políticos se remiten unos a otros sin cesar y sin saber siquiera en dónde están. Los blogs aparecen siempre, hasta los de años anteriores, dando a una tecla.

Plumilla: pero los blogs no son reales, son virtuales.

Bloguero: todo lo virtual es real y todo lo real es virtual, que diría Hegel.

Plumilla: sí, pero sólo los leen quienes están en la red.

Bloguero: muchxs más que quienes leen los periódicos; y creciendo.

Plumilla: veo que no te convenzo, amigo Bloguero.

Bloguero: ¿puedo intentarlo yo contigo?.

Plumilla: por favor, adelante



Vi que Bloguero se levantaba de la piedra en que había estado sentado y, tras alzar la vista al cielo, como si impetrara su favor, se arrancó del siguiente modo

Bloguero: vayamos primero a las formas, como caballeros que somos. Los blogs tienen una flexibilidad que las columnas (que a veces son de la flagelación) no tienen. ¿A que tu columna tiene que tener siempre la misma extensión?

Plumilla: sí.

Bloguero: en el blog, la extensión la decides tú. Y ya no te hablo de meter imágenes, gráficos, cuadros, tablas, tú, de eso, nada de nada.

Plumilla: no.

Bloguero: ¿y las citas, que tanto adornan los textos y tanto pote nos dan? Cuando nosotros citamos, metemos el enlace y el lector coteja al instante. Para hacer eso contigo, hay que ir a la biblioteca o creerte bajo la palabra, ¿no?

Plumilla: es bueno para mover las piernas.

Bloguero: pero no la cabeza. De otros enlaces, no hablo. No merece la pena. De las redes de blogueros, del intercambio de información...la prensa, nada. Viene luego la interactividad que en los periódicos está mediatizada, filtrada en las cartas de los lectores y llega, cuando pronto, 24 horas más tarde. En el blog es inmediata, libre, instantánea y multidireccional. En la prensa escrita, ni olerlo

Plumilla: pero te insultan al amparo del anonimato.

Bloguero: sólo si tú lo permites. Puedes moderar los comentarios. Por ejemplo, Iñaki Anasagasti no deja que nadie diga nada que a él no le guste en su blog. Oye, es muy dueño; es su blog. Además, más insultan muchos columnistas y locutores



Era primera hora de la tarde. Bloguero se inclinó sobre un pretil desde el que la vista se perdía en un vasto horizonte liso, abierto, profundo. Creeríase uno en Castilla de no saber que era la Arcadia. Suspiró, se volvió luego en redondo, encarándose con Plumilla y, como si quisiera disculparse dijo:


Bloguero: y ahora, a los asuntos de fondo. ¿Qué hay de la libertad de creación?

Plumilla: yo la tengo.

Bloguero: dentro de estrechos límites. Estás forzado por el formato columna; no tienes colores, ni imágenes, ni puedes saltarte el formato. Y ¿que hay de la libertad de expresión?

Plumilla (levantándose como por un resorte): ¡Esa sí que sí! Todavía no ha nacido...

Bloguero: sí, la tienes, mientras no contradigas o disgustes a tu director o a cualquier otro mentecato que, sin ser tu jefe, tenga influencia sobre tu jefe para decirle que te eche. Y, entonces, te vas. Como ya te sucedió a ti, si no recuerdo mal, con un periódico.

Plumilla: no me menciones eso. Ahora estoy en otro.

Bloguero: claro, mientras no te enfrentes con el baranda. Luego, a lo mejor resulta que no cabes en ningún periódico. De eso sé yo un rato. En el blog el baranda eres tú y no tienes más límites que el Código Penal. Y de los lectores no hablo: a ti te leen los lectores del periódico pero, ¿cuántos de esos irían a buscarte si te cambiaras de periódico? En un blog te leen los que vienen a buscarte y los que caen por casualidad y les interesa.



En ese momento, cuando me parecía que Plumilla iba a dar la controversia por perdida, chocó una furgoneta Kangoo con una mochila justo debajo de mi casa, hubo un estruendo, sirenas de la policía, la sintonía de la COPE, me desperté del letargo y comprendí que todo había sido un sueño, uno de esos sueños de los que estamos hechos los seres humanos. Pero, al tiempo, pensé que, si era un sueño, tendría su

SABIA MORALEJA.

Pues de todos es sabido que los sueños tienen siempre mucho tomate, desde antes de los tiempos de José hasta los de Martin Luther King, pasando, cómo no, por los de Freud. ¿Cuál sería el tomate del blog? No tengo la menor duda: la libertad. Dentro de poco, dice mi amigo Javier, todo el mundo tendrá su blog. Claro, gracias a los dioses: todo el mundo puede expresarse. Luego ya decidiremos qué visitamos, miramos o leemos y qué no. Nadie obliga a visitar el blog de José Blanco. Pero nadie puede impedirle hacerlo. Eso es lo grande: nadie, excepto el juez, cuya autoridad acato sin dudarlo, puede impedirme escribir lo que quiera. Y no sé cuántas veces me lo han impedido, me han vetado o censurado, y no jueces, sino jefes, barandas, chupatintas, cagaletras y enchufetas diversos. Pero quédese eso para otro momento. En éste celebramos que la blogosfera es la libertad. La libertad, una de cuyas llaves es el arte, como esas elegantísimas claves musicales dibujadas por Aubrey Beardsley a fines del siglo XIX.

lunes, 25 de septiembre de 2006

QUE NO SE MUEREN, OYE

LA FANTASMETA.

Los tres encapuchados que leyeron el comunicado en nombre de la ETA en el Gudari Eguna del sábado parecen salidos del Fantasma de la Ópera. Nadie se toma muy en serio esa melodramática aparición del trío del monte, dos con las metralletas en las manos, el tercero en la lengua. El Gara, del que saco la imagen, da la noticia como en sordina y los de Batsuna se llaman andana. La oposición del PP y sus muchachadas deducen del famoso parrafito del "pasado, el presente y el futuro" que no hay proceso de paz y que estamos donde siempre, con los chicos de la kale borroca animando el finde de la ciudadanía. Piensa uno que esto de la ETA no muere, como los vampiros. Los tres encapuchados son fantasmas del pasado con un lenguaje del pasado. Si cabe hacer análisis de sentido en los enunciados de la ETA, supongo que lo decisivo es que el comunicado hable de la lucha (pasado, presente y futuro) y no de la lucha armada, aunque eso es un ejercicio de "etalogía" ciencia tan exacta como la "kremlinología" de antaño.

A lo mejor resulta que esa aparición en el sagrado monte del soldado vasco es la fórmula dramática que ha encontrado la ETA para hacer mutis de la historia. Si fuera así, sería como en las películas de espadachines de Errol Flynn.


LOS VIEJOS NAZIS TAMPOCO MUEREN.

Llevaban los neonazis una temporadita sin dar que hablar por haber apaleado a algún indio o haber masacrado a una familia de turcos, y ya están aquí de nuevo, a lo bestia. El otro día hubo una manifa de unos 150 ciudadanos en la ciudad de Wismar, Mecklenburg, Alemania, para pedir que no se vote a los nazis en las elecciones. Pensaban los manifestantes pasar ante una tienda que es punto de reunión de los neonazis del lugar y que luce el escalofriante rótulo del "Hombre Lobo". Allí estaban esperándolos cinco neonazis francamente robustos con bates de baseball. Hay un conato de rifirrafe, tiene que intervenir la policía con las armas desenfundadas. Los neonazis no se arredran, uno de ellos agrede a los manifestantes y se necesitan tres policías para reducirlo. Una historia muy frecuente de las formas de acción de estos matones de la ultraderecha, que, bien pertrechados de instrumentos agresivos, en grupos, valiéndose de la sorpresa, asaltan concentraciones pacíficas de gentes en las que hay de todo, desde ancianos a niños.

Esta vez, sin embargo, un manifestante filmó la manifa y la agresión y colgó el video en You Tube. Merece la pena verlo porque es una pasada. Hay que parar esta peste antes de que, como en los 30s, sea demasiado tarde.


Y TAMPOCO NUESTRO HOMBRE EN AFGANISTÁN.

El mundo es un mentidero de pueblo. Un periódico regional francés da la noticia de la probable muerte de Bin Laden a causa del tifus, señalando como fuente los servicios secretos franceses, a su vez en contacto con sus colegas saudíes, pakistaníes y de algún otro lugar tan digno de confianza como los anteriores. Se pone en marcha el tamtam y nadie es capaz de confirmar o desmentir la noticia. Bin Laden, otro que tampoco muere, es el nómada eterno, como esos espléndidos beduinos que pintó a la acuarela John Singer Sargent a primeros del siglo pasado en un viaje que hizo por España y el norte del África. Hasta empieza uno a maliciarse que el personaje no existe, que es una invención de esos mismos servicios secretos que ahora quieren darlo por muerto. De hecho hace ya algún tiempo que los estadounidenses desmantelaron la oficina, centro o agencia que habían creado para echarle el guante.

No obstante, los rumores, dimes y diretes sobre el estado de salud del hombre más buscado del planeta pueden tener entretenido al personal para que no se ocupe de otras noticias de más enjundia. Por ejemplo, el informe del Estudio de Inteligencia Nacional, elaborado en abril de este año en los EEUU y presentado ahora al Congreso, informe en el que el Servicio dice que la guerra y ocupación del Irak ha servido para incrementar el terrorismo en el país y que los EEUU no están más seguros ahora que antes de la invasión. Pues ya no sé qué pueda quedar a Bush para justificar aquella guerra inicua y la no menos inicua ocupación posterior si ahora su propio servicio de inteligencia le arrebata la única razón que esgrimía ex post facto, esto es, que su decisión había contribuido a hacer más seguros a los EEUU.

Es decir, el Presidente mintió para comenzar la guerra y miente para mantenerla viva. Confío en que, después de esto, la campaña para inhabilitar a Bush tome mayor fuerza y consiga su propósito antes de que este irresponsable cause más destrozos.

domingo, 24 de septiembre de 2006

DISCORDIAS CATALANAS

EL NACIONALISMO DEPORTIVO

No soy espectador de ningún deporte. Practico uno, el frontón, con asiduidad y otros, como la natación o el senderismo, más esporádicamente. Poca base para arrebatarse con los éxitos y/o los fracasos de unas o otras selecciones. Me parece que la pretensión de selecciones nacionales catalana y vasca (como el dominio cat. en la red) tiende a disgregar la nación española. Pero, si ambas comunidades se empeñan en tenerlas, acabarán consiguiéndolas, como también las tienen Escocia y Gales. En todo caso, es algo de lo que se puede hablar civilizadamente.

Sin embargo, el spot televisivo en pro de la selección catalana, que está en You Tube, no me parece aceptable. El Consejo Audiovisual Catalán va a ocuparse del asunto, mientras el PP y el partido Ciutadans sueltan rayos y truenos hablando de un spot de xenofobia y cosas así. A mi modesto entender, el spot no es aceptable porque instrumentaliza niños. Pero es que tampoco me parecería admisible si el enfrentamiento lo protagonizaran adultos, aunque no tuviera problemas de legalidad. No me convence la propaganda política negativa basada en subrayar los enfrentamientos y hacer hincapié en ellos.

Confío en que los nacionalistas catalanes encuentren métodos más constructivos de argumentar sus peticiones, algo con lo que todos salgan ganando. Por ejemplo, ayudar a buscar un nombre para lo que quede de la selección nacional sin catalanes y, eventualmente si algún otro, como los vascos y los gallegos. Un nombre que no puede ser "resto de España" que, aunque divertido, no es viable. Por mi parte, no veo dificultad en tener una selección española compitiendo con una catalana o una vasca. Ya se sabe que en esos combates se encienden muchas pasiones nacionalistas e identitarias, pero es que lo mismo sucede ahora. El Barça y el Madrí son la trasposición al terreno del deporte de la leyenda de los dos Españas. Pues si en el deporte también hay dos o más Españas, que cada una se llame como quiera.


¿SOMOS TODOS ELVIRA LINDO?

Yo no, y explicaré porqué. Si los artistas, los intelectuales, quieren tener relevancia pública, se encontrarán metidos de lleno en la brega política. Si no lo quieren, si valoran más el sosiego y el aislamiento de la actividad creadora, pueden retirarse a la torre de marfil. Barricada o torre de marfil. Flaubert o Sartre. Pero no las dos cosas a la vez, lo que algunos intentan, generalmente con resultados catastróficos: incidir en la vida pública y estar au dessus de la mêlée. Que es, me parece, lo que quería la señora Lindo. El asunto no tiene nada que ver con el del señor Rubianes, así que la consigna "todos somos Elvira Lindo" de Ciutadans desbarra. A aquel le montaron un pollo por unas afirmaciones hechas en otra parte y en otro menester. A la señora Lindo se lo han montado por lo dicho (el cómo de lo dicho) en el lugar de los hechos.

¿Ignora alguien que es tradición aprovechar las fiestas y efemérides de carácter local en España para sacar a pasear la bandera y todos los posibles símbolos indentitarios de la patria chica, la grande, la región, la nacionalidad, el reino o la nación (táchese lo que no proceda)? En el retablo gótico de Marçal de Sax (Museo Victoria y Albert), hacia 1400, ya sale la Señera en la gualdrapa del caballo de Jaume I el Conquistador, flanqueado por San Jorge, quizá en la batalla del Puig de Santa Maria. Los catalanes tienen una larga tradición de identificación con sus símbolos nacionales. Y la lengua es el más poderoso. No es posible ignorar todo eso, y más si se trata de una persona que está en contacto con las élites intelectuales y políticas del país. De forma que, como no es cosa de pensar que la señora Lindo fuera a pronunciar el pregón de La Mercé en español para fastidiar, habrá que concluir que lo hizo de modo precipitado e irreflexivo, o por vanidad.

Las explicaciones algo confundidas de la interesada son muy características: que ella no representa a nadie, sino sólo a sí misma. Según leo en el Avui (dejo el enlace, pero ya no sale la noticia, por si alguien sabe buscarla), fue el alcalde Clos, quien, en un viaje de visita al Instituto Cervantes en Nueva York, cuyo director era entonces el marido de la señora Lindo, la invitó a leer el pregón. Eso no es representarse a sí misma.

Tampoco la explicación del señor Muñoz Molina es muy atinada. Dice que se ha hecho un asunto político de algo con lo que su señora no tiene nada que ver. Pero es que el asunto es político de raíz y su señora es una pieza esencial en él. Si uno interviene en un conflicto que uno dice no ser suyo del lado de una de las partes, lo normal es que la otra se rebote. Ese pregón debió hacerse en catalán, pero supongo que la señora Lindo no se sentía segura de su pronunciación.

sábado, 23 de septiembre de 2006

LA ALIANZA GUERRERA DE LAS CIVILIZACIONES

Casi me da algo

Digo, cuando me vi en la portada del Insurgente, anunciado a bombo y platillo, como si fuera alguien y flanqueado por figuras de mucho peso. Bien, me dije, aquí estoy y a ver cómo va esto. Hay que dialogar. El sombrero, desde luego, es una pasada. Lo había puesto aquí, en el blog, donde no cantaba tanto. El mar de atrás es el Mediterráneo. Y el caso es que lo he perdido, el gorro, quiero decir. Lo dejé sobre el capó del coche, me olvidé de él, arranqué...y me quedé sin sombrero. He cambiado la foto del blog. Ya no hacen los coches para gente con sombrero. Se dice que los famosos taxis londinenses tenían aquella curiosa altura (creo que también se está cambiando esa costumbre) para que los gentlemen pudieran entrar y salir de ellos sin quitarse la chistera. Ahora no entras en los coches ni con boina capada.

Luego me llamó la atención la definición que Iñaki recoge y es mía. Me llamó la atención por lo insuficiente. "Socialdemócrata de izquierdas". ¿Se puede ser sólo una cosa, aun matizada? A mi menú le añadiría un fuerte elemento liberal con cierta simpatía por el libertarismo estilo yankee, de ese que se llama también "anarcocapitalista". El respeto incondicionado a la libertad del individuo; eso que me hace pensar (y decir) que no hay derecho a alimentar a alguien a la fuerza, en contra de su voluntad.

En fin, que ya me estoy estudiando sesudos informes, a ver si soy capaz de dar cuenta del dilema moral que tenemos con la llamada "guerra mundial contra el terrorismo", que es el tema de nuestro tiempo y gira en torno a la tortura.


A ver quién pide aquí perdón.

Eso se ve en España también donde, por encima del barullo del ácido bórico (enésimo avatar de la famosa mochila), vuelve a oírse el poderoso verbo aznarino por una radio inglesa: que los musulmanes pidan perdón por la conquista y ocupación de ocho siglos de España. El País trae el audio donde también se dice que la alianza de las civilizaciones es una estupidez. Sí señor, alto y claro. Tan alto como el auxilio de Santiago Matamoros en el cuadro de Carreño (1660) en el Museo de Bellas Artes de Budapest. Un Matamoros muy infuido por el San Jorge de Rubens. Pedir perdón por ocho siglos de ocupación de España. ¿De España? Pero ¿no quedamos en que a España la hacen los Reyes Católicos? O sea, lo que los musulmanes conquistaron era otra cosa. Se trata de uno de los puntos más interesantes y controvertidos de la historiografía española y resolverlo al modo "Clavijo", como hace el señor Aznar, no ayuda a nada.

Pero esa es la dimensión española. Hay una perspectiva mundial más interesante, tanto por el peso de los argumentos como por sus consecuencias reales. La invasión y ocupación del Irak no sólo es una guerra perdida, sino el pantano en el que están hundiéndose los valores de imperio de la ley y democracia que, en teoría, defiende Occidente. La piedra de toque, como siempre, son los derechos humanos y, muy concretamente, la depravada práctica de la tortura. Esta se da ya por supuesta y admitida. En un artículo de ayer en el NYT, Lawrence Wright, conocido periodista, escritor y guionista, daba unas pautas de lo que hay que hacer con Bin Laden cuando lo cojan a los efectos de evitar que se convierta en un mártir, y uno de los consejos que da es que no se le envíe a Guantánamo ni sea sometido a tortura, dando por descontado que tal cosa es moneda corriente en el Imperio.

Y de hecho lo es. Ese tira y afloja entre la Casa Blanca y el Congreso sobre una ley que regule el tratamiento de los "enemigos combatientes" presos (un circunloquio para no llamarlos "prisioneros de guerra" y no aplicarles las Convenciones de Ginebra) es una vergüenza. Se reducen, escatiman o niegan los derechos de los detenidos, tanto a la integridad física como al proceso justo. Al final, parece que hay un acuerdo entre la Casa Blanca y el Congreso. Malo, malo. Siempre que eso pasa, pierde el Congreso. Por esta vez no se tocará la interpretación oficial de las susodichas Convenciones, pero el Presidente -este Presidente- tendrá mayor autonomía para decidir cuándo hay que aplicar a un detenido un interrogatorio más duro, es decir: estamos legislando a favor de la tortura en los procedimientos penales. Si eso no es una involución, ¿qué lo es?

Traigo a colación el famoso "suplicio del judío", uno de los frescos con los que Piero de la Francesca decoró la iglesia de San Francesco en Arezzo hacia 1455. Éste en concreto, es obra de su discípulo Giovanni da Piamonte, pero los colores y la composición son claramente francesquianos. El judío Judá pende del trepalium y ya se ve lo que los verdugos y el funcionario legal están haciendo con él. Todos los frescos de la capilla mayor cuentan la fábula de la Santa Cruz, sacada de la Leyenda áurea, de Jacopo da Voragine (siglo XIII), que es un libro fascinante. La tortura se justificaba entonces porque Judá sabía en dónde estaba la Santa Cruz. Ahora se justifica por otras razones. Pero sigue justificándose.

Que los musulmanes pidan perdón por haber conquistado y ocupado durante 800 años España es una necedad egregia, de las que suelta el señor Aznar en cuanto le ponen cerca un micrófono. ¿Está dispuesto el señor Aznar a pedir perdón a los descendientes de los indios de América por la conquista y colonización españolas de aquel continente durante tres siglos?

viernes, 22 de septiembre de 2006

DIVERSOS TIPOS DE AMENAZAS

ATRUENA LA CONSPIRACIÓN EN MARCHA

Hay que ver qué mala fama tienen las conspiraciones. Y no solamente la de ahora a la que, para abreviar, llamaremos "de la mochila", igual que otras se llamaron "de la pólvora", "de los boyardos" o "del día de los engañados", sino todas. Tienen mala fama hasta las teorías de la conspiración. Siempre que alguien dice que hay una conspiración sale algún sabiondo recordando que es de bobos creer en "teorías de la conspiración en la historia". Por fortuna en la actual las cosas han cambiado y el Parlamento se ha dado cuenta de que, en efecto, hay una conspiración: la de quienes tienen una "visión conspirativa del 11-M", pero es una conspiración.

El descrédito de las "teorías conspirativas" viene de los tiempos de la hegemonía marxista en la historiografía, con su empeño en la objetividad de las "leyes" de la historia y su desprecio por toda forma de "subjetivismo". No se hable ya del "conspirativismo". De las leyes no queda recuerdo, pero la pobre conspiración sigue sin levantar cabeza aunque sea obvio que es una de las prácticas (que diría Gramsci) a las que con mayor fruición han recurrido siempre las gentes. Quien niegue las conspiraciones en la historia ignora cómo murió Julio César, qué pasó en la noche de San Bartolomé, cómo subió el nazismo al poder, etc, etc. Las conspiraciones son esenciales, lo que no quiere decir que se propongan como explicación monocausal del acontecer humano porque eso, en efecto, es de bobos. El cuadro de la izquierda representa la conjura de Julio Civil, también llamada "juramento de los bátavos", de Rembrandt, que éste pintó por encargo del ayuntamiento de Amsterdam en 1662, para conmemorar la insurrección de los bátavos contra los romanos en el año 69, un momento simbólico crucial de la conciencia nacional holandesa. El cuadro es de gran audacia expresiva y, claro, los munícipes lo rechazaron y rescindieron el contrato con el artista por otros 7 cuadros más. Pasa cuando los artistas se ponen a lanzar mensajes políticos por encargo.

En la conspiración en marcha, que el Parlamento ha decidido parar, por fin, la reacción de los conspiradores ha sido enrocarse y acusar de conspiración a todos los demás. Y ya hay unos ejemplares descendientes de don Pelayo que han denunciado a los policías a los que El Mundo acusa de haber falsificado un informe. Obviamente si cada vez que uno publica un patraña, otro pone en marcha la maquinaria judicial, en poco tiempo aquí no funciona nada. A lo mejor nos lo merecemos a la vista de la oposición que tenemos y los medios a los que nos enganchamos.



LA NÉGRITUDE AL ATAQUE

Leo en el El Confidencial Digital que "Un columnista del gratuito de Lara y Planeta sugiere independizar Canarias o rodearla de tiburones para frenar la inmigración ilegal". Fuerte, ¿eh? Me voy al diario ADN que es del que se trata, pero la noticia es de anteayer y tropiezo con lo que me parece un fallo de la prensa digital: a menos que yo sea un torpe (muy, muy posible), estos diarios no tienen hemeroteca. Mientras la ponen (que no será difícil), doy la noticia por buena. Parece que la idea se le ha ocurrido al columnista Javier Calvo que dice, además, que demos la independencia a las Canarias y repatriemos a los canarios para dejar el archipiélago a los negros, y que él está dispuesto a admitir un canario siempre que sepa planchar. El primer comentarista de esta afirmación la apoya. No he seguido leyendo comentarios. Los imagino.

Los socios comunitarios dicen prestar su solidaridad a España siempre que ésta no haga regularizaciones en masa y las repatriaciones sean más expeditivas. Está claro que Europa no quiere más africanos. Hace de tripas corazón con los norteafricanos, pero se cierra con los negros. Y no parece tener remedio: el continente entero se vuelca sobre sus antiguas metrópolis: ¿no fue Europa en pleno al África en el siglo XIX y la conquistó y se la repartió en nombre de la civilización? Pues ahora regresan los antiguos civilizados y las metrópolis no los quieren. Nunca los quisieron. Incluso cuando eran colonias, a veces, los países africanos estaban colonizados por otros pueblos colonizados. Véase la aguada contigua de Harry Johnston, uno de los llamados "africanistas", esto es, artistas europeos en las colonias del África inglesa y francesa. Representa un centinela shik en Fort Johnson, a orillas del lago Nyasa, en lo que luego sería Malawi. Los ingleses emplearon muchos hindúes como guarniciones y administraciones de sus colonias en África porque jamás confiaron en los nativos. Vendidos como esclavos durante siglos, colonizados, saqueados, ignorados, víctimas de sus correspondientes señores de la guerra, los africanos huyen a cientos, a miles, del continente sin futuro. No se trata de la "marea negra viva" que vaticinan los que piensan como el señor Calvo, pero es un drama al que no sabemos cómo hacer frente.


LA ÚLTIMA AMENAZA

Iñaki Errazkin, del Insurgente me ofrece colaborar con ellos. Es un gran honor; muchas gracias, Iñaki. Eso me ocurre por hablar bien de estos insurgos, cosa que hacía encantado porque el periódico me gusta mucho y ando siempre pillándole fotos, que suelen ser muy buenas. Lo haré lo mejor que pueda, pero me da un poco de repelús viendo esos lectores tan radicales que tiene y, como la publicación es un blog o una bitácora o algo así, supongo que me pondrán a bajar de un burro. Eso me pasa por asqueroso socialdemócrata de izquierdas, a pesar de haber sido prochino en mis años mozos, como el señor Losantos, aunque mucho menos tiempo. Siempre tropiezo con alguien que dice estar más a la izquierda que este menda, cosa que me recuerda a la yenka. De todas formas, me he dicho, es el signo de la época, todo tiende a estar cruzado, mezclado, a ser mixto y mestizo; y siempre me quedará mi blog para lamerme las heridas. Además la izquierda presume de "plural", aunque luego, en la práctica, lo desmienta, a juzgar por las veces en que lo que se discute entre dos es si uno es (más) de izquierdas, si lo es el otro o si lo son los dos, en un arreglo muy de Grucho Marx. Así que, repito, muchas gracias, y ya estoy rascándome el colodrillo a ver qué saco que no me haga desmerecer demasiado de las ilustres firmas de que el periódico hace gala.

jueves, 21 de septiembre de 2006

DE HORA BUENA

LA VERDAD Y LA JUSTICIA.

Aplausos fervorosos a Sus Señorías. Por fin el Parlamento se ha sacudido el miedo a la calle (por llamar algo relativamente inocuo a esa barahúnda de desaprensivos que tienen como negocio emponzoñar la vida pública) y ha adoptado una actitud a la altura de su función. Ese ¡basta ya! que han lanzado todos los grupos parlamentarios menos el de menos es un toque de clarín y, por lo que respecta a la recuperación de la dignidad ciudadana, equivalente al momento que retrata en alegoría Jacques Réattu en 1794, El triunfo de la libertad. El impulsivo pintor de Arles representa el paso augusto de la Libertad, seguida de la Justicia y precedida por Palas Atenea y Hércules, que combaten a las siniestras fuerzas del mal y de la tiranía. Una figura prometeica y angélica aparta las nubes y la luz de la gloria baña a la del gorro frigio.

Es ditirámbico lo que digo, lo sé, pero no encuentro otro modo de traducir el alivio que siente uno cuando ve que, por fin, los representantes de la nación plantan cara a un puñado de filibusteros que, con ayuda de potentes medios de comunicación, agreden, insultan, vociferan, cuestionan la convivencia civilizada entre las gentes, desprestigian a las instituciones y deslegitiman a las magistraturas del Estado en un clima irrespirable de acoso y violencia verbal. Un ¡basta ya! que no necesita ilegalizar ni censurar nada, pero sí muestra, con temple moral, en dónde reside la sensatez del acuerdo sobre las reglas del juego y en dónde están quienes se benefician (o creen beneficiarse) torpedeándolas sistemáticamente.

El Parlamento ha personificado la grandeza de la democracia y el Estado de derecho que deja al descubierto la estambre de quienes no los quieren. Al mismo tiempo, tranquiliza a los ciudadanos, a los que representa, que ven que la vida pública nacional no es un patio de Monipodio en el que todo valga. Que no están a merced de unos sujetos que quieren obligar al país a vivir pendiente de una ristra de insensatas patrañas, montada para aumentar la difusión o audiencia de los medios, para sacarse la espina de un fracaso de dimensiones ciclópeas o por alguna otra razón de tal jaez. Sea por lo que sea, dudo de que haya precedente alguno de este intento de convencer a millones de personas de que lo blanco es negro, la guerra paz y la mentira verdad. Santo Orwell del alma.

Claro que lo entretenido será ahora escuchar las interpretaciones que de este gesto histórico de Sus Señorías hagan los filibusteros. (De "bandoleros" suele hablarse en el blog de Manuel Rico, que es estupendo). ¡El Parlamento todo (menos los últimos de Filipinas) genuflexo ante Polanco! Ya daban una pista las primeras de los periódicos digitales de la Capital ayer al filo de la medianoche. Mientras El País titulaba bien arriba "Los partidos pactan oponerse a cualquier iniciativa del PP que 'desprestigie las instituciones'", El Mundo llevaba la noticia abajo y decía: "Todos los partidos se alían para bloquear al PP en los temas del 11-M". Por su parte, La Razón, haciendo eco al jefe, titulaba también en lugar modesto: "Todos los partidos bloquearán cualquier iniciativa parlamentaria del PP sobre el 11-M" y ABC, fiel a la esencia, pero desmarcándose ligeramente del filibusterismo: "Todos los partidos se unen para criticar al PP y sus dudas sobre la investigación del 11-M". Si alguien quiere poner un ejercicio práctico sobre las relaciones entre información y opinión, éste es un buen ejemplo. Obsérvese el uso subconscientemente unánime del adjetivo todos en los medios de la derecha, ausente en el texto de El País. Ahí les duele.

Lo dicho, Señorías, aplausos.


FATHERHOOD AT WHAT?

Tengo noticia de un periodista británico, muy conocido por ser corresponsal de guerra e ir de peligro en peligro, que está encantado de la vida por haber sido padre a los sesenta años. No puedo dar la referencia porque la he perdido, no sé cómo se llama el hombre, y por Fatherhood at Sixty, que es el título del artículo que le he leído, en ggl no me sale nada. Una pena porque tiene gracia lo que dice. Al menos, yo se la encuentro porque estoy en su misma situación y entiendo bien la euforia que invade al amigo. Aunque, por tener una inclinación más sociológica, pienso que tampoco es para tanta alharaca. Al prolongarse la esperanza de vida, la cantidad de padres sexagenarios empieza a ser una magnitud significativa.

En todo caso, a mí, como al periodista, me fascina el asunto. El otro día hicimos una pequeña excursión con el niño, que tiene un año y días, a Valverde de los Arroyos en la zona de Ayllón, Guadalajara. Valverde es un pueblo muy bonito. Desde él hay un sendero como de dos o tres Kms (mi capacidad de juzgar distancias a ojo es inexistente) que lleva a la diminuta cascada llamada Despeñalagua, si bien la gente, siempre más realista, le llama la chorrera; y eso cuando trae agua porque, ahora, con la sequía, anda la chorrera exangüe. Aun así, también es bonita. Nos hicimos unas fotos. Aquí vemos a Ramoncín con su madre. Como estábamos solos, no encontramos ningún turista que nos fotografiara al completo, así que el que quiera ver a servidor con el niño, a su vez, que pinche aquí. La pared trasera brilla porque es de piedra pizarrosa.

miércoles, 20 de septiembre de 2006

A cada cual, lo suyo.

Ciutadans-Partit de la Ciutadania.

Es original el cartel del nuevo partido catalán para las próximas elecciones autonómicas. Lo que no sé es si será eficaz. Esa publicidad provocadora recuerda a Benetton y acentúa el aspecto friki de la organización. Claro que a lo mejor eso es un punto en el electorado. El desnudo ha sido siempre, desde antes del magnífico Apolo de Belvedere, símbolo de la pureza, la juventud, la divinidad. Así que el mensaje simbólico del cartel va cargado. Y al tratarse de política, se le añade una alusión a la verdad, desnuda siempre. Más heterodoxo es aun que el desnudo sea del Secretario General de la organización, señor Albert Rivera: no hay precedentes. Tampoco de que dicho cargo sea ostentado por un joven de 27 años, edad a la que otros andan zascandileando en las inocentes juventudes. Pero es que este partido es innovación y riesgo. Sólo por ello, merece un aplauso y porque contribuye a hacer más rica y matizada la política catalana. Pero, además, llega con pretensiones casi revolucionarias. Según su 2º manifiesto quiere:
"Una societat postnacionalista. Volem una nova classe de partit en el qual puguin coexistir persones de diverses tendències polítiques."
Audaz idea, un partido interpartidos, aunque inverosímil, lanzada por españolistas que no son los del 39, sino demócratas y constitucionalistas. La derecha del PP y la izquierda lo atacan tildándolo ambos de "extrema derecha". Hay dentro gente que me parece de extrema derecha, desde luego; y gente que no. Ideas de extrema derecha no he leído ninguna y las formas habituales en esa tendencia aquí no se muestran . Al contrario, he leído cosas como el aborto o la laicidad de las instituciones, que no son de extrema derecha, y algunas exageraciones sobre la situación lingüística en Cataluña, nada extraño en el ordinario intercambio político.

Así que lo razonable es darle una oportunidad y ver cómo le va en las elecciones. De su porcentaje de votos depende en buena medida quién esté en la Generalitat este invierno. Me parece un partido de intelectuales, profesores y profesionales liberales, es decir, elitista y, lo dicho, pelín friki. No sé si calará en la sociedad catalana ese españoleo a tambor batiente. Tengo la impresión de que sacaría más votos (proporcionalmente) en el resto de España que en Cataluña. Así que a lo mejor puede pensar en extenderse al conjunto del país si el resultado en las elecciones catalanas le es adverso, y antes de que el señor Rivera haga full monthy.

De momento, no le va bien: el Defensor del Pueblo ha recurrido el Estatuto de Cataluña por inconstitucional aduciendo cuestiones de reparto de competencias, como Ciutadans venía solicitando insistentemente. Y, aunque parezca que esto sea un éxito, tiene un coste altísimo de oportunidad porque va a radicalizar mucho las posiciones en la campaña electoral, lo que no beneficia al partido, al convertir la votación en una reedición del referéndum sobre el estatuto.



Se agrava el problema que teníamos.

El señor De Juana Chaos ha entrado en su 44º día de huelga de hambre y lo han hospitalizado. Debe de ser la tercera o cuarta vez que posteo sobre este asunto. En la primera, creo recordar, decía que lo peor que podía pasarnos era encontrarnos en una situación así, con un hombre en peligro de muerte, al que los independentistas consideran "rehén" de los españoles y sin tener claro qué se pueda hacer. Porque habría que pronunciarse sobre la alimentación forzosa o no. Ya está aquí la situación y ya ha decidido la Audiencia Nacional que, llegado el caso, se alimentará forzosamente al señor De Juana Chaos. La alimentación forzosa de alguien en huelga de hambre voluntaria se me hace una forma de tortura.

Es verdad que la Audiencia Nacional dice que habrá de hacerse

"sin empleo en lo posible de fuerza física alguna y, en todo caso, sin vulneración de su dignidad como ser humano".
¿Cómo se hace algo a alguien a la fuerza, es decir, en contra de su voluntad, sin vulnerar "su dignidad como ser humano"?

martes, 19 de septiembre de 2006

EDIFICANTE QUE ES EL DIÁLOGO.

Islamistas y católicos, a partir un piñón.

La foto de la derecha, que tomo del InSurGente, muestra que los ofendidos islamistas no se dan por contentos con las lamentaciones del Papa. Ya lo barruntaba yo: Ratzinger es un frío y orgulloso intelectual que no dará su brazo a torcer. Me parece, asimismo, que los muslimes pretenden verlo besando el polvo, humillándose. Pues si Benedicto XVI quiere responder con el Evangelio por delante lo tiene crudo porque deberá humillarse, ya que "los que se humillan serán ensalzados" (Luc., 14, 11). Las enseñanzas de Cristo son arduas, por eso son divinas. No parece haber humillación, sino recordatorio de que, además de divina, la Iglesia es una institución del siglo, por lo que debe protegerse contra las posibles acciones terroristas, pues ya se han proferido amenazas. A los efectos, San Pedro en Roma bien vale unas Torres Gemelas. Lo sarcástico es que este conflicto parece encajar como un guante a dos religiones, una de las cuales cree que matar por la causa es santo, y la otra que por la causa lo santo es morir, aunque en el pasado haya actuado de otra forma. Ambas lo tienen fácil para ganar la santidad, basta con que colaboren entre sí.

El distinguido intelectual ha regalado un casus belli a los mahometanos. Cierto, los hijos de Alá suelen encontrarlos hasta en el cuscús, pero podíamos habernos ahorrado éste si el Papa hubiera sido más prudente. Porque ahora ya andan metidos los dioses en esta guerra, perdón, alianza de civilizaciones. La melancolía asoma la oreja: ¿alguna vez no lo estuvieron? En Troya, medio Olimpo luchó contra el otro medio. De entonces a hoy, los dioses no se han perdido ni una guerra. Sobre todo cuando se convirtieron en uno solo, como dicen los billetes de dólar, E Pluribus Unum, del Gran Sello de los EEUU, razón por la que los dólares "confían en Dios", no en los dioses. Y ya se sabe que allá van guerras do quieren dólares.

Dejarse arrastrar al conflicto del siglo ha sido grandiosa falta de tacto, propia del intelectual en su torre de marfil. Quizá debiera el Papa ir pensando en dimitir, como ya se dijo que podría hacer Juan Pablo II en 2000. Por entonces se argumentó en contra de la dimisión que la Iglesia es una institución divina guiada por el Espíritu Santo, y no una compañía multinacional del siglo como la Coca-Cola. Es cómodo esto de ser una institución de este mundo y del otro; y ser lo otro o lo uno, según convenga. Por eso es la Iglesia institución bimilenaria, sabia y diplomática...hasta la llegada de Benedicto XVI. A ver si también van a ir los curas imbedded en las diversas tropas que andan "liberando", "democratizando" y ahora "pacificando" países islámicos.


Los medios en España, a partir el otro.

El cartel de la izquierda, una portada de Puck, que he sacado de Wikipedia, suscribiendo su declaración de fair use, retrata muy bien los peligros, los malos espíritus (se supone que también los habría buenos) de la prensa de la época. Y de todas las épocas. Obsérvese que el primer genio maligno se llama "noticias criminales". ¿Qué será una noticia criminal? Por ejemplo, ¿publicar un (presunto/presunto) falso testimonio en mitad de un proceso judicial con intención de alterar el curso de la justicia? Porque lo de Trashorras parece algo así. Y de "periodismo personal" (segundo diablejo) sabemos aquí un rato.

En fin, eso es lo de menos. Lo de más es el monumental follón político partidista y mediático que hay montado en el país. En la derecha, porque la izquierda sestea tranquila mientras los conservadores -políticos y periodistas- andan a dentelladas cruzadas. La derecha española ha sido siempre bastante cainita, pero esta reyerta generalizada, en la que empieza a sonar aquel dictum del viejo político de la transición de "yo ya no sé si soy de los míos" estaba inédita desde los tiempos de la UCD y, con esta virulencia, desde los de Bertrand DuGesclin.

Y esto, además, en un curioso batiburrillo profesional que casi parece lo que los franquistas llamaban con deleite "contubernio": hay políticos que son periodistas, columnistas que son políticos, las "revelaciones" de los medios se convierten en interpelaciones parlamentarias, los partidos montan TVs o se convirten en productores de videos y audiviosuales y todos andan en extraños cambalaches de licencias, accionariados, titularidades y fusiones. Además, blanden encuestas, como el que blande la cohetería, se intercambian querellas criminales y lo más suave que se llaman es "mastuerzo". Da gusto.

Alguien calcula que crispando y agrediendo se puede conseguir atemorizar a unos y hastiar a otros hasta ganar las elecciones. Pero es un cálculo erróneo. Por muchos que sean los atemorizados y los hastiados, las personas que están dispuestas a actuar de esta forma son una reducida minoría. Vociferan, agreden, insultan y embarullan cuanto pueden, pero son una minoría que jamás ganará elecciones. Antes, ganaban los golpes de Estado. Pero estos están descatalogados. Como debieran estar quienes aspiren a ellos.

lunes, 18 de septiembre de 2006

Los presos también negocian

El llamado "proceso de paz" tiene mucho de modelo de teoría de juegos, de teoría de la negociación y de trapicheo, cambalache y regateo, todas ellas actividades muy humanas. El óptimo del Gobierno es la desaparición de la ETA y la legalización de Batasuna a cambio de nada. El de la ETA y su brazo político es la autodeterminación, la territorialidad (unificación del País Vasco, Navarra y el PV francés) y la amnistía de los presos a cambio de dejar las armas. El óptimo de la oposición del PP (y sus aledaños) es que la negociación encalle. Cada uno de los actores deberá conformarse con una solución menos que óptima si la negociación tiene algún sentido, aunque éste no sea un argumento de peso para la oposición que lo que quiere es que no haya negociación.

En un proceso de esta naturaleza, las condiciones y hasta la estructura del juego cambian de día en día, incluso de hora en hora. Puede suceder, como ha sucedido, que uno de los objetos de la negociación, los presos, se convierta en actor, lo que obliga a los otros a modificar sus cálculos.

Tras las acostumbradas prohibiciones, se celebró la manifa convocada por Etxerat, una organización que El País vincula a la ETA, y acudió un montón de gente en las tres capitales vascas y Pamplona. Miles, dice la prensa de Madrid. 6.300 ha contado Gara, de donde saco ésta y la otra foto. Un montón de gente. Los de la plataforma de Ermua han recordado que los presos etarras "no son héroes". La división es profunda: los que para los españoles son delincuentes, son héroes para los independentistas vascos. La situación de los presos enciende pasiones en el PV y es motivo de permanente movilización política.

Uno se imagina las caras de muchos gaditanos cuando vieran pasar el autobús luciendo ikurriñas en el que un par de docenas de vascos se desplazaron ayer para manifestarse ante la prisión de Algeciras, en donde está recluso Iñaki de Juana Chaos, que lleva 43 días en huelga de hambre para pedir su excarcelación. No es frecuente ver eso con otros reclusos en otros lugares de España, lo que importa para decidir qué tipo de presos son los de la ETA. No son políticos, aunque lleven años pidiendo un estatuto especial, porque en una democracia de derecho no hay presos políticos. Pero tampoco son comunes, me parece.

Una prueba de ello es que un llamado Comité de Presos Políticos Vascos ha publicado un comunicado sobre las famosas negociaciones, es decir, se ha erigido en jugador en un juego en el que, hasta ahora, de ser algo, sus representados habían sido "moneda de cambio". En su comunicado, los presos refuerzan la posición de los abertzales: el conflicto no se resolverá, dicen, con su acercamiento o excarcelación sino con la autodeterminación y la territorialidad. De arrepentimiento, nasti de plasti y formulación rotunda del óptimo del independentismo. Lo que afecta sustancialmente al cálculo del Gobierno. Si éste contaba con el anhelo de libertad de los presos para presionar a la ETA, esa presunción, en principio, no funcionará. La negociación se complica. Es decir, parece que será ese camino que el señor Zapatero ha calificado de "largo, delicado, estrecho y difícil" en el curso de la Conferencia Política del PSOE en el fin de semana en Madrid.

Por cierto, en esa Conferencia Política se ha presentado la TV del PSOE que se reproduce aquí. Buena idea, supongo. Sensibilidad ante los nuevos tiempos. Allí he visto que el señor José Blanco tiene un blog con comentario libre. Pues lo van a poner como hoja de perejil. Ya tiene valor este hombre o es muy inconsciente, porque, con lo del anonimato, las discusiones en la red se hacen a trompazos verbales. En todo caso, está bien que el Gobierno o, al menos, su portavoz, se pasee por la blogosfera. Se aprende mucho.

En sí, la tal Conferencia Política no tenía gran razón de ser, fuera de un ritual de paso de ecuador de legislatura. Sus conclusiones son ditirámbicas, pero tienen un par de puntos interesantes. El primero es que el PSOE no sabe qué hacer con la inmigración ilegal, fuera de decir que es perjudicial. El segundo, que el PSOE está preocupado porque la lucha contra el terrorismo no lleve a restricciones de las libertades. Eso está bien. A ver si se aplica y nos enteramos de qué llevan los vuelos de la CIA o se decide finalmente qué se hace con el señor De Juana, antes de que pase algo. Por cierto, De Juana acaba de publicar otra carta abierta, jugándose otro proceso.

En cuanto a las negociaciones, conforta saber que no hay que ser impacientes. No parecen estar escuchando los jóvenes potros de la kale borroka que vuelven a la querencia. El mundo abertzale tendrá que sofrenarlos porque, con violencia, no puede haber negociación. El Gobierno Vasco contribuye a la tarea advirtiendo de que estos comportamientos son delito. Algo tan sorprendente como si se considerara en la necesidad de avisar a los narcotraficantes de que el tráfico de drogas es un delito. Y no estoy comparando nada.

domingo, 17 de septiembre de 2006

Blogos y amarillos.

LOS BLOGUEROS DE IZQUIERDAS.

Saco la historia de The Guardian de hoy porque es muy significativa. Esta semana se ha celebrado una reunión de blogueros de izquierdas neoyorquinos (o sea, "demócratas liberales" en su terminología) en algún lugar de Harlem. Varios de ellos han colgado fotos en sus blogs. La reunión muestra la gran importancia que está tomando la blogosfera a un par de semanas de que el novato Ned Lamont batiera al superveterano Joe Lieberman en primarias para Senador por Connecticut, gracias en buena medida a la blogosfera, que se movilizó en favor de Lamont por ir contra la guerra del Irak. Ahora, esa importancia es reconocida por el establishment demócrata. Volvamos a la foto: el del centro es Bill Clinton. Toma ya. Su señora es posible candidata a la Casa Blanca y el marido cultiva a los hacedores de opinión de hoy.

La blogosfera es muy criticona y te puedes encontrar con lo que menos esperas. El blog de izquierdas The Republic of T, que se define como "Negro. Gay. Padre. Vegetariano. Budista. Liberal", del que he sacado la foto, publica alguna otra, con una pregunta: "¿Notas algo?" Vale: al parecer, en Harlem no hay blogueros negros ni hispanos. Pues les huele el pelo a pólvora a los Clinton. Porque esa fue también la crítica desde otros blogs, como el dedicado al feminismo de izquierdas, Feministing y otros no menos combativos.

Las redes de blogueros son algo temible porque manejan información ilimitada a la velocidad de la luz, o cercana a ella. Algo con lo que no pueden competir los viejos dinosaurios de papel, la matraca de la radio ni el cegato ojo catódico. Con la información capilarizada hasta la atomización y en tiempo real, no hay patraña, engaño o trola que resista más de un par de horas. Y eso está cambiando la política. Supongo que habla en favor de Clinton que haya ido a besar blogueros, aunque el asunto no le saliera del todo bien. Estoy convencido de que Bush piensa que un blog es un duende terrorista.


LA DERECHA AMARILLA

Esto del uso de la información en España en la batalla política, como siempre, está un poco más anticuado, es más pedestre y todavía se mueve en el territorio de las "grandes exclusivas que quitan el hipo". El Mundo está aplicando al asunto del 11-M un tratamiento idéntico al que aplicó al de los GAL, según una vieja fórmula de éxito probado en el periodismo: el folletón o novelas por entregas. Episodios rocambolescos con intriga que cada semana promete ser más apasionante que la anterior. Esta vez no lleva pinta de salirle bien, como comenté en un post anterior y, además, ha traído la acusación de "amarillismo" al proscenio. De amarillismo lo han acusado el señor Blanco, del PSOE y el director del ABC, señor Zarzalejos.

Amarillismo es la imagen que he sacado de Wikipedia. Es la prensa de Hearst y Pulitzer encendiendo los ánimos para la guerra hispano-norteamericana por Cuba. ((¿Qué tal cómo presenta la prensa amarilla a los españoles, sobando a seis manos a las hijas del Tío Sam?)). El dibujo es de Frederic Remington, un notable pintor y escultor yankee, al que habrá que hacer justicia en otro momento. Por entonces se enviaba a los artistas a informar sobre las guerras. Así lo hizo la Diputación de Barcelona, cuando becó a Fortuny para que pintara la Guerra de África, en concreto, las hazañas de los voluntarios catalanes, faltaría más. Con todo, lo de Hearst y Pulitzer era distinto: no se trataba de informar sobre la guerra, sino de encenderla. El amarillismo es, pues, la práctica de enconar conflictos hasta hacerlos estallar azuzando los más bajos instintos de las masas.

La acusación de amarillismo denota una quiebra de la derecha, con la perspectiva de una escisión de un partido de centroderecha. Los partidos suelen mantenerse unidos cuando están en el poder. En la oposición, sufren sobresaltos y no son extrañas las divisiones. Hay que esperar a las elecciones de 2008 y si el PP las pierde, y con gran diferencia, como parece por ahora, la escisión pasará a ser una alta probabilidad. Esa escisión se prefigura en el momento en que el viejo ABC, una vez más, se erige en guardián de la Corona, ahí es nada; y ya, de paso, la Constitución, la unidad de España y otros valores superiores. La línea que traza el antiguo periódico con aristocrático desprecio es el "amarillismo" de sus rivales, hasta ayer aliados.